"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Situación kafkiana en Colombia: una jueza casa civilmente a una pareja gay pero sin constituir un matrimonio

Sensaciones encontradas en Colombia, donde a la espera de un análisis más reposado todo apunta a que se ha dado un paso adelante en el reconocimiento de las parejas del mismo sexo pero se ha perdido una oportunidad histórica de conseguir el pleno reconocimiento del matrimonio igualitario. Una jueza ha institucionalizado un contrato de formalización y solemnización de la relación entre dos personas del mismo sexo con los efectos y procedimientos del matrimonio y otorgándoles el estado civil de casados, pero sin constituir un matrimonio. «No es matrimonio, pero sí estamos casados», resumía la pareja

La diligencia se prolongó hasta cerca de cuatro horas. La titular del juzgado 67 Civil Municipal de Bogotá, Carmen Lucía Rodríguez, otorgaba finalmente a los dos contrayentes, Gonzalo Ruiz y Carlos Hernando Rivera, el estado civil de «casados» pero no determinó la unión como un matrimonio dado que «esa figura de autoridad no está conformada”.

Como hemos venido recordando en las últimas semanas, la sentencia C-577 de 2011 de la Corte Constitucional de Colombia ratificó que las parejas del mismo sexo constituyen familia y dio un plazo de dos años al Congreso para que legislara su reconocimiento jurídico con los mismos derechos que el matrimonio civil. Pasado ese plazo sin que se aprobara una ley, estas parejas podrían legalizar su unión. Un plazo que venció el 20 de junio. Durante estos dos años el Congreso ha retrasado abordar el tema, hasta que hace unos meses optó por discutir la solución más acorde con la exigencia de estricta igualdad: el reconocimiento del derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. La propuesta fue promovida por el senador Armando Benedetti, del Partido de la U. Los sectores más conservadores se movilizaron, encabezados por el procurador general, el homófobo Alejandro Ordoñez, alrededor del cual se articuló un bloque de legisladores vinculados a la iglesia católica y a grupos evangélicos. Finalmente la propuesta era rechazada por el Senado después de que la mayoría de los legisladores del Partido de la U y del Partido Conservador alcanzaran un acuerdo para sustituir el matrimonio por una “unión solemne” que  no se llegó a legislar.

Ante la incertidumbre creada, la Unión Colegiada del Notariado de Colombia elaboró un modelo de contrato denominado “formalización y solemnización del vínculo contractual”, institución jurídica inexistente en las leyes de Colombia. Pero los colectivos LGTB no aceptaron el apaño. Consideran que al margen del matrimonio Colombia ya reconoce a las parejas del mismo sexo el derecho a la unión marital de hecho, pero para las parejas que se quieran casar el contrato que los notarios están obligados a ofrecer no es otro que el mismo que ofrecen a las parejas de distinto sexo, rechazando cualquier otro no regulado por ley alguna y sin mecanismos definidos para exigir los derechos como parejas ante fondos de pensión, comisarías de familia, fiscalía, relaciones exteriores, etc.

Es por eso que, aunque en Colombia existe la posibilidad de contraer matrimonio civil ante notarios y jueces, la clave estaba en estos últimos. Una primera jueza, Carmen Lucía Rodríguez, aceptaba hace días la primera solicitud de matrimonio de una pareja gay, al considerar que ante el vacío legal creado deben aplicarse por analogía las normas previstas en el Código Civil para las parejas de distinto sexo. La jueza citó a la pareja para que el día 24 acudiera a su despacho en compañía de dos testigos… para finalmente casar a la pareja, pero sin que ello pueda se considerado un matrimonio. A primera vista da la impresión de que la jueza ha acabado cediendo a las presiones de la Procuradoría General de la Nación, que había criticado el fallo de la Corte Constitucional que dio origen a todo el proceso y pedido expresamente a los jueces que se abstuvieran de celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo (críticas que le valieron hace pocos días un rapapolvo por parte de la propia Corte Constitucional). Incluso desde la Procuradoría General, a través de la procuradora delegada para la Infancia, la Adolescencia y la Familia, se había radicado una solicitud de nulidad del matrimonio entre Gonzalo Ruiz y Carlos Hernando Rivera antes ni siquiera de que hubiera sido celebrado.

A pocas horas de celebrada la unión, poco más podemos decir. Es previsible que a lo largo de los próximos días los colectivos LGTB colombianos hagan un análisis de los sucedido, valoren sus implicaciones jurídicas y determinen los pasos a seguir. Por lo pronto, Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, se muestra optimista. «Carlos y Gonzalo llegaron al juzgado solteros y salieron casados. Es un avance, es histórico en el país, es una jueza que se atrevió a darle los efectos y los procedimientos del matrimonio a una pareja del mismo sexo», ha declarado. Hay además en juego otras variables: hay más jueces que han recibido solicitudes de matrimonio, que quizá podrían optar por una solución distinta, y el asunto podría acabar llegando a la Corte Constitucional para que sea esta la que resuelva el conflicto.

Veces compartido
Comentarios
  1. Carlos Alberto Caicedo
  2. Quique
  3. Oscar
  4. Yoclaudio
  5. Yoclaudio
  6. Nazareno
  7. Nazareno
  8. Nazareno
  9. Yoclaudio
  10. Nazareno
  11. andres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido