"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Colombia puede celebrar en pocos días el primer matrimonio civil entre personas del mismo sexo de su historia

Importante noticia la que se ha producido en Colombia, donde tras el rechazo a un proyecto de ley de matrimonio igualitario por el Congreso y después de haber vencido el plazo dado por la Corte Constitucional para legislar el reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo con los mismos derechos que el matrimonio, una primera jueza ha aceptado la solicitud de matrimonio de una pareja gay.

La jueza Carmen Lucía Rodríguez Díaz, titular del Juzgado 67 Civil Municipal de Bogotá, ha aceptado la solicitud de matrimonio civil de Diego y Juan, una pareja gay. Rodríguez considera que ante el vacío existente en la legislación deben aplicarse por analogía las normas previstas en el Código Civil para las parejas de distinto sexo. La jueza se atiene, en este sentido, al artículo 5 del Código de Procedimiento Civil, según el cual “cualquier vacío en las disposiciones del presente código se llenará con las normas que regulen casos análogos y a falta de estas con los principios constitucionales y los generales del derecho procesal”.

En el escrito de cinco páginas, la jueza cita a la pareja para que el 24 de julio se presente a su despacho en compañía de dos testigos para solemnizar su unión, de conformidad con el artículo 135 del Código Civil, añadiendo que se realizará “un acta de todo lo ocurrido, que firmarán los contrayentes, los testigos, el juez y su secretario con los cual se declarará perfeccionado el matrimonio”.

Una larga historia detrás

El pasado 20 de junio venció el plazo de dos años fijado por la Corte Constitucional de Colombia para que el Congreso legislara el reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo con los mismos derechos que el matrimonio civil. Pasado ese plazo sin que se aprobara una ley, estas parejas podrían acudir ante notario para legalizar su unión. Durante estos dos años el Congreso ha retrasado abordar el tema, hasta que hace unos meses optaba por discutir la solución más acorde con la exigencia de estricta igualdad de la Corte: la modificación del Código Civil reconociendo el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio.

La propuesta fue promovida por el senador Armando Benedetti, del Partido de la U (el partido del presidente colombiano, Juan Manuel Santos). Ello no evitó la virulenta reacción de los sectores más conservadores, encabezados por el procurador general Alejandro Ordoñez, un personaje fuertemente homófobo alrededor del cual se articuló un bloque de legisladores vinculados a la iglesia católica y a grupos evangélicos. Finalmente la propuesta era rechazada por el Senado después de que la mayoría de los legisladores del Partido de la U y del Partido Conservador alcanzaran un acuerdo para sustituir el matrimonio por una denominada “unión solemne” que no se llegó a legislar.

Ante la incertidumbre jurídica creada, la Unión Colegiada del Notariado de Colombia elaboró un modelo de contrato denominado “formalización y solemnización del vínculo contractual”, institución jurídica no mencionada en las leyes de Colombia y que muchos consideran un “solemne engaño” que no puede garantizar los mismos derechos que el matrimonio. El propio presidente de los notarios, Álvaro Rojas, reprochó a la Corte Constitucional que no fuera más clara. “Matamos el tigre y nos asustamos con la piel. Faltó ponerles los puntos a las íes. Ahí está el quid del fallo. Nos tiraron la pelota a los notarios, que no estamos para ello”, ha declarado.

Los colectivos LGTB no han aceptado este apaño. Consideran que al margen del matrimonio Colombia ya reconoce a las parejas del mismo sexo el derecho a la unión marital de hecho, pero para las parejas que se quieran casar el contrato que los notarios están obligados a ofrecer no es otro que el mismo que ofrecen a las parejas de distinto sexo, rechazando cualquier otro no regulado por ley alguna y sin mecanismos claros para exigir los derechos como parejas ante fondos de pensión, comisarías de familia, fiscalía, relaciones exteriores, etc. Colombia Diversa, por ejemplo, recomienda a aquellas parejas que se quieran casar NO FIRMAR documentos que no sean de matrimonio civil, y si esto les es denegado, interponer acción de tutela (más información sobre este punto en www.matrimonioigualitario.org).

¿Por qué una jueza?

En Colombia existe la posibilidad de contraer matrimonio civil ante un notario y ante un juez, pero con una importante diferencia: la Procuraduría General de la Nación, encabezada por el ya mencionado Alejandro Ordóñez, dispone de poder sancionatorio contra los notarios que se atrevan a celebrar un matrimonio civil en lugar de una «unión solemne», pero los jueces están fuera de su jurisdicción. De ahí que muchas parejas estén optando por acudir a estos últimos. Ahora, por primera vez, una de las parejas recibe una respuesta positiva.

Estaremos muy atentos a los próximos acontecimientos: quedan muchos días hasta el 24 y no parece probable que los homófobos se queden quietos…

Se celebró el Orgullo LGTBI con gran éxito

Sin movernos de Colombia aprovechamos para hacer una breve reseña del Orgullo de Bogotá, celebrado el pasado 30 de junio pero al que no hicimos referencia en su momento. La denominada «Marcha de la ciudadanía LGBTI» tuvo lugar por 17ª vez bajo el lema «Por nuestros derechos». Organizaciones de gays, lesbianas y transexuales; grupos LGBTI de las universidades bogotanas; una iglesia cristiana inclusiva; ateos y agnósticos de Bogotá; la reconocida organización Colombia Diversa y el grupo político Polo de Rosa (rama LGTB del Polo Democrático Alternativo) marcharon a favor del reconocimiento de derechos de la población LGBTI.

Durante la marcha estuvo precisamente muy presente la homofobia del procurador general Alejandro Ordoñez. También hubo críticas al senador homófobo Roberto Gerlein y al presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Rubén Salazar. Como es habitual, una mezcla de reivindicación política, festejo, pluma y mensajes en favor del respeto se mezclaron en una marcha que cada año es más concurrida.

Os dejamos con un vídeo elaborado por Sentiido que refleja el ambiente que allí se vivió:

Veces compartido
Comentarios
  1. Ben Gabirol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido