"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Pensilvania: desobediencia civil contra la prohibición de celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo

La batalla en torno al matrimonio igualitario en el estado de Pensilvania se recrudece. En lo que supone una significativa muestra de desobediencia civil contra las leyes que amparan la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio, la oficina registral del condado de Montgomery y el alcalde de una pequeña localidad a las afueras de Pittsburgh han emitido varias decenas de licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo y celebrado su primera boda entre dos hombres, respectivamente.

A finales de julio Bruce Hanes, encargado de la oficina registral del condado de Montgomery (al noroeste de Filadelfia) hacía pública su voluntad de posicionarse “en el lado correcto de la historia y de la ley” al anunciar que concedería la licencia de matrimonio solicitada por una pareja de lesbianas. Aunque finalmente esta pareja prefirió explorar otras opciones legales, el anuncio corrió como la pólvora y al día siguiente la primera pareja en beneficiarse de la decisión de Hanes era la formada por Alicia Terrizzi, de 45 años, y Loreen Bloodgood, de 40, dos mujeres que tras una relación de 17 años y dos hijos no dejaron escapar la oportunidad de conseguir su licencia matrimonial y celebrar posteriormente una boda religiosa. Desde entonces el goteo de parejas ha sido constante y varias decenas de ellas disponen ya de su licencia.

Pero el condado de Montgomery parece haber prendido una mecha que no sabemos hasta donde llegará, después de que esta misma semana  John Fetterman, el alcalde de Braddock (pequeña localidad situada a las afueras de Pittsburgh) decidiera celebrar la boda de John Kandray y Bill Gray, una pareja gay que lleva 11 años de relación.

Habrá que ver qué sucede finalmente con estos matrimonios. Por el momento el estado de Pensilvania, a través de su departamento de Salud, ha presentado ya una demanda contra el condado de Montgomery para que se paralice la iniciativa de su registro. En cualquier caso, aunque a día de hoy tienen complicado su reconocimiento legal por otras instancias, conviene recordar que en este importante estado ya hay en marcha una demanda ante la justicia federal contra la prohibición del matrimonio igualitario, y la fiscal general de Pensilvania ya dejó claro que ella no piensa personarse como parte en defensa de la ley discriminatoria.

Las iniciativas a favor del matrimonio igualitario en Pensilvania constituyen además todo un desafío a su gobernador, el republicano Tom Corbett. Una patata caliente para un gobernador no especialmente popular, que se enfrenta en 2014 a una complicada reelección en un estado controlado por los republicanos pero en el que los demócratas son fuertes y donde las encuestas arrojan ya mayoría social favorable al matrimonio igualitario.

Efecto dominó ante la justicia federal

Como destacamos en una anterior entrada, Pensilvania es el último gran estado del noreste de Estados Unidos que se plantea la cuestión. Los seis estados de Nueva Inglaterra, Nueva York y Maryland ya han aprobado el matrimonio igualitario. También lo hizo la legislatura de Nueva Jersey, aunque en este caso el veto del gobernador republicano Christopher Christie ha impedido su entrada en vigor. Y aunque la batalla parlamentaria no está definitivamente perdida (hasta enero de 2014 hay tiempo para levantar el veto) la situación creada tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos contra la sección tercera de la DOMA hace posible que la justicia de Nueva Jersey obligue finalmente a reconocer el matrimonio igualitario: la Corte Suprema de ese estado ya sentenció la obligatoriedad de reconocer los mismos derechos a las parejas del mismo sexo, a lo que en su momento Nueva Jersey respondió aprobando una ley de uniones civiles, pero ahora ha quedado claro que dichas leyes no garantizan la igualdad total. Es por eso que tiene gran interés lo que suceda con una demanda presentada en 2011 por siete parejas unidas civilmente, cuyo caso ofrece ahora nuevas perspectivas.

El de Pensilvania no es, sin embargo, el único caso que discutirá la justicia federal. Ya se han presentado demandas similares en Arkansas, en Virginia y en Kentucky y se prepara otra en Carolina del Norte. Un buen termómetro de por dónde van las cosas será lo que ocurra en Illinois y en Michigan, dos estados en los que la justicia federal se pronunciará próximamente.

En Illinois, tras fracasar la vía legislativa debido al bloqueo impuesto por los demócratas conservadores en la Cámara, 25 parejas del mismo sexo a las que se les ha denegado su licencia de matrimonio han recurrido a los tribunales amparándose en la reciente sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos en contra de la sección tercera de la DOMA. Se espera que la jueza encargada del caso emita sentencia el próximo 27 de septiembre. En Michigan, cuya sentencia podría conocerse en octubre, una pareja de lesbianas, madres de tres hijos legalmente adoptados por una de ellas, inició la batalla ante la justicia federal en enero de 2012 para poder ver reconocidos legalmente sus derechos como familia, lo que ahora impide la existencia de una enmienda a la Constitución de Michigan aprobada en 2004.

Ohio, una importante decisión

Un panorama general del que no debe perderse de vista una importante sentencia emitida a finales de julio por el juez federal Timothy Black referida al caso de John Arthur y Jim Obergefell, que presentamos en su momento. Pareja desde hace veinte años y residentes en Cincinnati (Ohio), hace 26 meses a John Arthur le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa que le ha postrado en cama y que en no mucho tiempo le conducirá a la muerte.

La pareja presentó una demanda para ver reconocido su matrimonio, celebrado en Maryland, en el estado de Ohio (que no permite enl matrimonio igualitario), lo que les permitirá por ejemplo ser enterrados juntos. El juez Black ha fallado a favor de la pareja en una sentencia que puede tener importantes consecuencias…

Veces compartido
Comentarios
  1. Gabriele

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido