"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El nuevo fiscal general de Virginia considera inconstitucional prohibir el matrimonio igualitario y abre esperanzas en el frente judicial

Importante giro en Virginia, cuyo nuevo fiscal general, Mark Herring, ha anunciado que a partir de ahora no defenderá en los tribunales la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo (incorporada en 2006 a la Constitución estatal tras ser aprobada en referéndum con el 57% de los votos). La decisión de Herring, para el cual la prohibición atenta contra la Constitución de los Estados Unidos, puede facilitar el proceso para que las demandas presentadas ante la justicia federal de ese estado prosperen. Virginia es visto por los observadores como un estado clave para hacer avanzar el matrimonio igualitario al resto del país, una vez que la mayoría de los estados considerados más sólidamente «liberales» lo han aprobado.

Virginia linda con Maryland y con el Distrito de Columbia (donde se sitúa Washington, la capital federal), dos territorios que ya permiten el matrimonio igualitario (el resto de sus estados colindantes son Carolina del Norte, Tennessee, Kentucky y Virginia Occidental). Desde el punto de vista histórico forma parte del sur, el área geográfica más conservadora de Estados Unidos, pero en las últimas décadas ha moderado su ambiente político. Ello es debido en buena parte al desarrollo urbano del extremo norte de estado, que forma en realidad un gran área metropolitana con el Distrito de Columbia y con Baltimore (Maryland). A diferencia de lo que sucede en otros estados del sur, de hecho, los electores de Virginia bailan hoy día entre los dos grandes partidos con cierta facilidad.

Uno de estos bailes se produjo en noviembre, cuando en las elecciones a gobernador el demócrata Terry McAuliffe conseguía una importante victoria por la mínima frente al ex fiscal general, Ken Cuccinelli, uno de los políticos republicanos más abiertamente homófobos (en su momento se opuso a que las medidas antidiscriminatorias en las universidades públicas incluyeran a las personas LGTB y calificó los actos homosexuales de “intrínsecamente malos” porque se “oponen a la ley natural”). Pero no fue la única victoria demócrata. El demócrata Mark Herring se hacía con el puesto que precisamente dejaba vacante Cuccinelli al derrotar (también por escaso margen) al candidato republicano.

Las victorias de McAuliffe y Herring, que hace solo un par de semanas tomaron posesión de los cargos para los que han sido elegidos, han supuesto un cambio muy significativo en el panorama de los derechos LGTB en Virginia. Es cierto que los republicanos controlan la Cámara de Delegados y que se registra un empate en el Senado (aunque roto en este momento a favor de los republicanos al existir un escaño vacante), pero por lo que a las acciones del Ejecutivo se refiere la situación es muy distinta a la anterior. Por un lado, la primera orden de McAuliffe como gobernador fue precisamente prohibir la discriminación de los trabajadores LGTB del estado de Virginia. Por otro, como recogíamos con mayor detalle la semana pasada, comienzan a plantearse iniciativas legislativas de matrimonio igualitario y contra la discriminación de las personas LGTB.

Herring no defenderá en los tribunales la prohibición

Pero ha sido sin duda el anuncio de Mark Herring de que como fiscal general del estado de Virginia no se personará en los procesos abiertos contra la prohibición del matrimonio igualitario (cuya primera audiencia tendrá ya tiene fecha: el próximo 30 de enero) el que ha supuesto todo un terremoto político. Herring está convencido de que la prohibición del matrimonio igualitario es inconstitucional y de que en algún momento el Tribunal Supremo de Estados Unidos lo dejará claro. Y según sus propias palabras quiere que Virginia «esté en el lado correcto de la historia».

Una posición que le está valiendo fuertes críticas de los republicanos, que acusan a Herring hace dejación de sus funciones. Bran Brown, presidente de la homófoba National Organization for Marriage, ha pedido incluso a los legisladores del estado que le abran un proceso de impeachment. Algo que sin embargo no parece preocupar al fiscal general.

Estaremos atentos a lo que sucede en Virginia, un estado que quizá en no mucho tiempo se sume a Utah y Oklahoma, dos de los estados en los que la prohibición del matrimonio igualitario ha sido llevada a juicio y en los que en estos momentos ya se han producido sentencias favorables (pendientes en ambos casos de los correspondientes recursos).

Veces compartido
Comentarios
  1. Castillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido