"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Cómo (no) curar la homosexualidad: críticas de «Identidad borrada» y «La (des)educación de Cameron Post» (libros y películas)

Recientes declaraciones eclesiásticas que no vale la pena repetir nos recuerdan el peligro de plantearse siquiera la cura de la homosexualidad, la cual por supuesto, además de absurda (cada uno es como es y a mucha honra), es sencillamente imposible. Curiosamente, el revuelo ha coincidido con el estreno en España de Identidad borrada, la cual, junto a La (des)educación de Cameron Post, expuso el año pasado en EE.UU. la tragedia que conlleva la terapia de conversión a la heterosexualidad, una cuestión que hasta el momento sólo había explorado en la pantalla grande, en clave de comedia, But I’m a Cheerleader (1999), la cual, aunque recomendable, se ha quedado anticuada. A Identidad borrada y La (des)educación de Cameron Post, disponibles también en formato literario, me dedico hoy a modo de reivindicación

Identidad borrada (Boy Erased, 2018) es la segunda película de Joel Edgerton, quien debutó a lo grande con El regalo (2015) pero ha dado ahora un paso hacia atrás, ofreciendo un producto frío y hasta torpe donde sí destacan tres elementos secundarios: la inolvidable canción “Revelation” de Troye Sivan & Jónsi, el crudo empleo del montaje sonoro como reflejo de la soledad y sobre todo la entregada interpretación de Nicole Kidman, quien con una sola y agitada frase protagoniza uno de los grandes momentos de la historia del cine LGTB. La pelirroja encarna a la madre de un joven (Lucas Hedges, que ya “salió del armario” en Lady Bird [crítica]), forzado por su conservador —predicador baptista, de hecho— padre (Russell Crowe) a participar en un duro programa de “cura” de la homosexualidad. La base es Identidad borrada (Boy Erased: A Memoir, 2016), el quizá demasiado disperso libro autobiográfico de Garrard Conley recién publicado en España por DosBigotes, pero por desgracia la fuerza reveladora del mismo, harto emotivo y revelador, se ha perdido en la adaptación, precisamente por pasarse de calculada. En ambos casos, el valor testimonial está por encima de la calidad artística.

En los centros de terapia de conversión, niños y adolescentes aprenden, como afirma la cada vez más popular Chloë Grace Moretz en La (des)educación de Cameron Post (The Miseducation of Cameron Post, 2018), a odiarse a sí mismos. Desiree Akhavan, que debutó en 2014 con la excelente Appropriate Behavior [crítica], vuelve a dedicarse con sencillez e ingenio a la crisis existencial de una joven a quien un contexto conservador imposibilita aceptarse tal y como es. En ambos casos, el tratamiento es sensible y esperanzador, con espacio para el humor en medio del drama. Esta segunda película alcanza grados de verdadero impacto emocional que forzarán a más de uno a apartar la mirada (y el corazón) por un instante. La excelente base es la novela juvenil The Miseducation of Cameron Post (2012), de Emily M. Danforth, la cual carece todavía de traducción al castellano pese a la fresca combinación de hilaridad y dramatismo que se ganó a jóvenes y no tan jóvenes lectores de todo el mundo.

Identidad borradaLa (des)educación de Cameron Post hablan de un horror muy real que muchos no pueden ni imaginar. Y es que pocas experiencias atormentan de ese modo a quienes las viven, sobre todo cuando la mayoría de sus asistentes son adolescentes que se sienten abandonados por sus familias y juzgados por algo que no han elegido. A quienes siguen pensando que la homosexualidad tiene cura (o que debería tenerla) los insto a leer estos libros o ver estas películas. Si tras hacerlo siguen pensando lo mismo, quizá sean ellos los que necesitan algún tipo de terapia.

 

Veces compartido
Comentarios
  1. Dr.Turbio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido