"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Contramanifestantes «provida y profamilia» asedian y agreden a activistas que celebraban una marcha LGTBI en Hernandarias (Paraguay)

Los participantes en la marcha Diversxs Altó Paraná, una movilización en favor de los derechos LGTBI que tuvo lugar el pasado 29 de septiembre en la ciudad paraguaya de Hernandarias, sufrieron la violencia de contramanifestantes que, convocados por grupos «profamilia», no dudaron en acosar, insultar y lanzar piedras y petardos contra los activistas.

No es fácil ser un activista LGTBI en Paraguay, un país que viene experimentado en los últimos años una preocupante deriva ultraconservadora de la mano de grupos ideológicamente vinculados tanto a la Iglesia católica como a iglesias evangélicas. Baste recordar lo sucedido ahora hace dos años, cuando el Ministerio de Educación emitió un decreto que prohibía la difusión de materiales escolares sobre «ideología de género [sic]». Una decisión que dejaba a las escuelas de Paraguay sin materiales educativos para formar, entre otros temas, sobre la diversidad sexual y de género.

Pese a todo, el activismo paraguayo no se rinde y continua su labor de visibilización de la realidad LGTBI y su lucha en favor de los derechos. Una labor que pasa por extender los eventos del Orgullo LGTBI fuera de la capital, Asunción, donde ya han alcanzado una presencia consolidada. El pasado 29 de junio, por ejemplo, unas dos mil personas marchaban por el centro de la capital paraguaya mientras el presidente del país, Mario Abdo, presumía en Twitter de defender «a la familia como fundamento de la sociedad y a la protección de la vida desde la concepción». Y este 29 de septiembre el activismo volvía a salir a las calles de Asunción para conmemorar los 60 años de la publicación de «carta a un amoral» en el diario El País de Paraguay, un texto que, 10 años antes de los disturbios de Stonewall, se considera punto de arranque de la lucha en favor de los derechos de las personas LGTBI en el país.

Uno de los lugares elegidos para visibilizarse fuera de Asunción ha sido Hernandarias, al este del país (departamento de Alto Paraná), donde activistas de la iniciativa Diversxs, que cuenta con el respaldo de Amnistía Internacional, convocó otra marcha el 29 de septiembre. Se encontró, sin embargo, con la resistencia de la Municipalidad, cuyo intendente (cargo equivalente al de alcalde), Rubén Rojas, prohibió su celebración argumentando que Hernandarias era una «ciudad provida y profamilia». Una prohibición que fue rechazada por Amnistía Internacional, It Gets Better Paraguay y REPADIS (Red Paraguaya de la Diversidad Sexual), que consideraron que en la resolución del intendente se plasmaba «un discurso de odio y discriminación en flagrante atropello a los derechos humanos y en abierta violación a acuerdos internacionales que exponen al Estado paraguayo a sanciones internacionales». La propia Policía Nacional paraguaya admitió que los convocantes tenían derecho a manifestarse. «Nosotros no tenemos potestad de prohibir alguna manifestación. Estamos para garantizar las libertades, siempre que esto se maneje dentro de los límites», declaró el director de la Policía en Alto Paraná.

La marcha se celebró finalmente, pero los manifestantes (en su mayoría chicos y chicas jóvenes dispuestos a disfrutar de una jornada de reivindicación festiva y pacífica) se toparon con la violencia de un nutrido grupo de contramanifestantes que, animados por grupos «provida y profamilia», se personaron con la intención de bloquear su desarrollo. Levantaron sábanas a su alrededor, con intención de invisibilizarlos (con lemas como «tapamos la vergüenza de esta ciudad» ya habían calentado los ánimos en redes sociales) y les arrojaron piedras y petardos. Varios activistas resultaron heridos, según informa la agencia Presentes. Marcos Rojas, por ejemplo, fue golpeado en la cara, como puede verse en el siguiente vídeo:

El propio Rojas, que fue atendido en el hospital, explicó luego como fue la agresión:

La también activista Nataly Cabañas tuvo que ser atendida por una ambulancia tras recibir un petardazo en la pierna. Hubo también un intento de atropello de los activistas con una camioneta. Otro de los agresores arrebató una bandera arcoíris y le prendió fuego, entre el alborozo de los fundamentalistas, que blandían biblias y crucifijos. Algunos activistas han denunciado ver a agresores mostrando armas blancas. «Lo que empezó como un gran día para muchos, terminó de la peor manera posible, afortunadamente todos los heridos ya fueron atendidos y se podrán recuperan físicamente, pero el ataque psicológico que sufrieron no lo van a poder olvidar jamás, sobre todo los voluntarios que participaban por primera vez en la vida de una marcha», relata en un artículo de openDemocracy dedicado a lo sucedido el activista Ramón González.

El siguiente vídeo de ABC TV Paraguay da una idea de la sensación de angustia y desprotección que vivieron los activistas ante la actitud violenta de los contramanifestantes y la pasividad policial:

En definitiva, una violencia intolerable que fue justificada por el intendente Rubén Rojas, que en declaraciones a Radio ABC Cardinal argumentó que «a una acción siempre hay una reacción». Al ser preguntado sobre el derecho a manifestación, consagrado en la Constitución paraguaya, Rojas respondió que a él «Jesús le dio una misión en la Tierra» y que «en Asunción [la capital del país] están permitiendo todo»«La educación que les dan ustedes [en referencia a los asuncenos] les están volviendo todos maricones», añadió. También justificó lo sucedido el sacerdote Jorge Miguel Martínez, de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús de Hernandarias, que incluso ha grabado un vídeo en redes sociales disculpando la actuación de los contramanifestantes: «La violencia injusta es ciertamente reprobable (…) pero hay una violencia muchísimo más grave que es la violencia contra la verdad, querer elevar a derecho lo que está mal, el pecado, lo que es un atentado a la ley natural». Eso sí en su vídeo el sacerdote se cuida de atribuir los actos más violentos a los residentes del barrio disgustados con la marcha y no a los «provida».

Grupos LGTBI y de defensa de los derechos humanos han condenado con dureza lo sucedido y han procedido a denunciar los hechos. Amnistía Internacional considera directamente responsable al intendente de Hernandarias, Rubén Rojas, aunque también ha criticado con dureza la actuación de la Policía Nacional, que «a sabiendas del contexto provocado por el intendente no ha tomado los resguardos necesarios y no pudo lograr proteger a los manifestantes». El colectivo SomosGay y All Out han lanzado una recogida de firmas con objeto de revocar la resolución LGTBfoba promovida por el intendente de Hernandarias así como supervisar futuras resoluciones «para evitar violaciones a los derechos humanos y ataques violentos a las personas LGBTI+» (puedes sumarte aquí). Incluso el Senado de Paraguay, ante la gravedad de lo sucedido, ha tomado cartas en el asunto. Por iniciativa de los senadores Gilberto Antonio Apuril y Jorge Querey, su Comisión de Derechos Humanos ha rechazado los actos de violencia vividos el pasado domingo y ha pedido una investigación sobre las denuncias de inacción y omisión por parte de la Policía Nacional, además de expresar su preocupación «ante las declaraciones públicas de intolerancia realizadas por el actual Intendente Municipal de la ciudad de Hernandarias Rubén Rojas». 

Estaremos atentos a cómo evolucionan estas denuncias. Mientras tanto, desde dosmanzanas solo podemos contribuir a dar difusión a lo sucedido y solidarizarnos con el valiente activismo paraguayo.

Veces compartido
Comentarios
  1. YoMismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido