"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

Gibraltar: un referéndum decidirá la edad de consentimiento para tener relaciones, que será la misma en homosexuales y heterosexuales

Finalmente será un referéndum el que decida si la edad de consentimiento para mantener relaciones sexuales en Gibraltar queda fijada a los 16 o a los 18 años. Será, eso sí, la misma para relaciones homosexuales y heterosexuales. Se pondrá así punto final a una polémica en cuyo fondo subyace, no olvidemos, una histórica discriminación de los varones homosexuales.

Hace ahora un año la Corte Suprema de Gibraltar fallaba que la ley que prohíbe mantener relaciones anales a las parejas homosexuales masculinas hasta los 18 años es contraria a su Constitución. El fallo puso fin al anacronismo que suponía la prohibición de este tipo de relaciones entre los 16 y los 18 años, tramo de edad en que el resto de relaciones sexuales consentidas están permitidas. Fue el propio Gobierno de la roca el que solicitó al alto tribunal gibraltareño que aclarara las dudas sobre la constitucionalidad de la prohibición, después de que en junio de 2009 el Parlamento gibraltareño votara, por ocho votos contra cuatro, mantener la discriminación (resultado que fue fruto de una extraña carambola política, que entonces detallamos). El asunto amenazaba, incluso, con provocar una crisis institucional con el Reino Unido, que se planteó actuar si finalmente la colonia no resolvía el asunto por sí misma.

El fallo emitido hace un año reconoce al Parlamento gibraltareño la capacidad de establecer la edad mínima legal para mantener relaciones sexuales, pero considera que esta debe ser la misma para todo tipo de relaciones, impliquen a personas del mismo o de diferente sexo. La noticia fue recibida con indignación por sectores religiosos, y ya entonces se valoró la posibilidad de un referéndum. Ahora, tras el cambio político ocurrido en Gibraltar en diciembre, el nuevo Gobierno, presidido por el laborista Fabian Picardo, ha decidido que efectivamente sea un referéndum el que decida si esa edad sea (para todos los ciudadanos) los 16 o los 18 años.

Una situación complicada para gays y lesbianas

Gibraltar, pese a ser una colonia británica, está muy atrasada en lo que se refiere al reconocimiento jurídico de los derechos LGTB. No reconoce, por ejemplo, a las parejas del mismo sexo, pese a que en Reino Unido gays y lesbianas pueden celebrar una unión civil que les otorga beneficios similares a los que gozan las parejas casadas. En diciembre de 2010 tuvo que ser el Privy Council de Londres, la más alta de las instituciones británicas con competencias judiciales sobre Gibraltar, el que reconociera a una pareja de lesbianas de Gibraltar su derecho a alquilar una vivienda en las mismas condiciones que las parejas heterosexuales.

Veces compartido
Comentarios
  1. Marcos López
  2. Nacho
  3. Sebastián Ortíz
  4. Nazareno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido