"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Gobierno elimina de Ciudadanía la mención a la lucha contra la homofobia, una de las cuestiones que considera «controvertidas»

El Gobierno de Mariano Rajoy podrá ser acusado de incumplir su programa electoral en el terreno económico, pero actúa como una apisonadora bien engrasada por lo que sus promesas de involución conservadora se refiere. Oculta entre la maraña económica, el consejo de ministros aprobaba este viernes la reforma de Educación para la Ciudadanía, eliminando de ella cualquier rastro de referencia a la lucha contra la homofobia, entre otros aspectos.

Mientras se implementa la prometida supresión de Ciudadanía, el Gobierno ha aprobado este viernes un Real Decreto que fija sus nuevos contenidos, de forma que ya en el curso 2012-2013 aquellos que no gustan al Gobierno desaparezcan de las aulas. En enero, recordamos, el ministro de Educación, el sociólogo y extertuliano José Ignacio Wert, anunciaba que Educación para la Ciudadanía sería finalmente sustituida por otra asignatura, «Educación Cívica y Constitucional”, de la que desaparecería la tímida referencia a la educación contra los prejuicios homófobos y a la homosexualidad que aquella contenía. La nueva asignatura quedará restringida a 2º y 3º de la ESO, desapareciendo de Primaria, 4º de la ESO y Bachillerato. En cualquier caso, y a la espera de que la supresión se materialice, el Gobierno se ha apresurado a eliminar los contenidos que no le gustaban.

Ya es historia, por tanto, el párrafo del Real Decreto 1631/2006 que hablaba del aprendizaje de “la valoración crítica de la división social y sexual del trabajo y de los prejuicios sociales racistas, xenófobos, antisemitas, sexistas y homófobos”. Estos contenidos, entre otros, desaparecen inmediatamente del programa de Ciudadanía por tratarse de “cuestiones controvertidas y susceptibles de caer en el adoctrinamiento ideológico”, según afirma la nota del Gobierno, que de modo cosmético evita eso sí nombrar los temas que desaparecen. «La asignatura Educación para la Ciudadanía ha sido un tema de conflicto desde su origen, por entender un sector importante de la población española que su contenido atentaba contra ciertos principios constitucionales. Este Gobierno defiende el respeto a la libertad de enseñanza y, consiguientemente, al derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones filosóficas, religiosas o morales», argumenta el Gobierno de Mariano Rajoy para justificar el cambio.

Los nuevos contenidos incluidos en la citada nota sustituyen los anteriores por referencias más genéricas. Curiosamente, se incluyen sin embargo contenidos específicos que bien podrían ser catalogados de adoctrinamiento ideológico desde posiciones ideológicas distintas a la del Gobierno, como “el papel de la iniciativa económica privada en la generación de la riqueza y el fomento del espíritu emprendedor”.

Cabe recordar, en este sentido, que la reforma y/o eliminación de Educación para la Ciudadanía formaba parte del programa electoral del PP, como el propio Wert recordaba en febrero. Programa que en este caso el Gobierno popular sí ha cumplido escrupulosamente. No constituye una sorpresa: la asignatura contó desde sus orígenes con el rechazo sistemático del PP y se convirtió, junto a la ley del aborto y la ley de matrimonio igualitario, en una de las medidas promovidas por el anterior Gobierno más odiadas tanto por la jerarquía católica como por los sectores sociales más conservadores, núcleo duro del electorado popular. Estos no dudaron en promover campañas de “objeción de conciencia”, que pese a chocar con las resoluciones del Tribunal Supremo contaron con el favor de no pocos tribunales de justicia, como el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. También dio lugar a esperpentos como el intento del Gobierno valenciano de devaluar la asignatura obligando a impartirla en inglés.

De poco ha servido que en estos meses se haya producido la reacción (en este caso unánime) de colectivos LGTB y de fuerzas políticas de la oposición como PSOE, IU o UPyD. El PP no ha dado su brazo a torcer. Habrá que ver, mientras tanto, si se cumple al menos los anuncios de comunidades autónomas no gobernadas por el PP, como Andalucía, Cataluña o el País Vasco, de aprovechar el margen que tienen las comunidades para completar los currículos escolares para invalidar el cambio.

Veces compartido
Comentarios
  1. DexterMorgan
  2. Despotorramiento feroz
  3. Urano
  4. Urano
  5. noctua
  6. Llanito
  7. Oscar
  8. Oscar
  9. Urano
  10. luysom
  11. Grano Grueso
  12. Carrington
  13. En fin
  14. andrenio
  15. KontraKorronte
  16. wesst

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido