Logo de dosmanzanas

Horrible asesinato el ocurrido en Fresno (California), donde una mujer transexual de 66 años fue acuchillada en el cuello sin media provocación alguna en lo que parece un homicidio planificado, que activistas LGTB consideran tiene todas las papeletas para ser un crimen de odio. Las cámaras de seguridad de un negocio cercano captaron el momento de la agresión, pese a lo cual los asesinos no han podido ser aún detenidos. Se trata de la 12ª mujer transexual asesinada en Estados Unidos en lo que va de año, lo que muestra una vez más la extrema la vulnerabilidad de este colectivo.

Las escenas de la muerte de K.C. Haggard impresionan por la frialdad que demuestran sus asesinos. La mujer caminaba por las calles de Fresno en la madrugada del pasado jueves. De repente, los ocupantes de un coche se fijan en ella, cambian la dirección de la marcha y la llaman. Ella se acerca y entabla una breve conversación con el ocupante del asiento delantero derecho, que de repente, sin mediar provocación alguna, la acuchilla en la garganta. El coche se da a la fuga. La mujer camina unos metros y hace gestos a otro coche para que se detenga, posiblemente para pedir ayuda, pero este sigue su marcha. Se tambalea y acaba cayendo al suelo. Varias personas pasan incluso a su lado pero no la ayudan. No fue hasta varios minutos después cuando un transeúnte llama a la asistencia sanitaria. La mujer fue trasladada a un hospital, parece que tras perder mucha sangre, donde ya no pudieron hacer nada por salvar su vida.

El siguiente reportaje de la KFSN-TV de Fresno muestra lo sucedido, aunque eliminando el momento concreto en que el asesino asesta la cuchillada mortal a la víctima (por ello hemos decidido insertarlo, pese a nuestras dudas). Incluye además declaraciones de Augie Rubio, el dueño del local de tatuaje al que pertenece la cámara de seguridad, y de la activista trans Karen Adell Scot, que se muestra convencida de que el ataque fue un crimen de odio:

Se da la circunstancia de que solo dos días antes de la muerte de Haggard otra mujer transexual, India Clarke, de 25 años, fue brutalmente golpeada hasta la muerte en Tampa (Florida).

Antes de ellas han sido asesinadas en lo que va de año Lamia Beard, Ty Underwood, Yazmin Payne, Taja Gabrielle de Jesus (a sus asesinatos hicimos referencia en febrero), Penny Proud, Bri Golec, Kristina Gomez Reinwald, London Chanel, Mercedes Williamson y Lamar “Papi” Edwards (en este último caso hay informaciones contradictorias sobre si se identificaba como un hombre gay o una mujer trans). Doce víctimas, en total. En solo siete meses, el mismo número de mujeres trans asesinadas en Estados Unidos que en todo 2014. Un dato verdaderamente preocupante.

Estados Unidos no se libra de la violencia tránsfoba

Con cierta frecuencia -no tanta como la que se merece el tema- nos hacemos eco de la sangría que supone la violencia tránsfoba en América Latina, la región del mundo que contabiliza más asesinatos de personas trans. Pero también en Estados Unidos la comunidad trans es la más vulnerable a la violencia y a la discriminación. Según datos de Transgender Europe, del total de 1612 asesinatos de personas transexuales contabilizados entre 2008 y 2013, 100 de ellos han ocurrido en ese país.

Resulta además llamativo el factor racial, a su vez imposible de deslindar del socioeconómico. De los 18 asesinatos registrados específicamente como crímenes de odio en 2013 en Estados Unidos por la National Coalition of Anti-Violence Programs (NCAVP), 13 de ellos (el 72,2%) lo fueron de mujeres transexuales. Pues bien, 12 de ellas eran afroamericanas o latinas. Una mayoría que se repite en 2014 y en lo que llevamos de 2015. Parece claro cual es el grupo más vulnerable.

Tras años de lucha por la igualdad de las personas homosexuales en el seno de la organización scout más importante de los Estados Unidos, finalmente se pone fin a la prohibición que impedía a los adultos homosexuales participar como integrantes de diferentes rangos o incluso como voluntarios rasos. Dosmanzanas siguió la marcha de la reunión del consejo ejecutivo nacional de los Boys Scouts of America a través del hashtag #BSAvote y de los tuits de Zac Wahls, líder de Scouts for Equality (cuya traducción castellana sería ‘Scouts por la Igualdad’). Y precisamente a través de un tuit de Wahls conocíamos el resultado: 45 votos a favor de eliminar el veto a los adultos gais frente a 12 en contra. Al poco de conocerse la buena noticia, Scouts for Equality ha emitido un comunicado en el que expresaba que “esta votación marca el comienzo de un nuevo capítulo para los Boy Scouts of America”.

En mayo de 2013, dosmanzanas se hacía eco de la derogación de la norma que impedía a los menores abiertamente homosexuales participar en los Boy Scouts of America (BSA). Sin embargo, el consejo ejecutivo nacional mantuvo en aquella ocasión la homófoba restricción para los adultos. La votación celebrada en la tarde del 27 de julio, como aseguran desde Scouts for Equality, “marca el comienzo de un nuevo capítulo”, gracias a la apuesta aperturista de los BSA. Desde luego, son buenas noticias, pero también hay que leer la ‘letra pequeña’: BSA no discriminará como organización, ni lo harán las agrupaciones seculares, pero los grupos vinculados a las iglesias tendrán “libertad” para elegir a sus miembros (razón por la que no será raro que en un futuro pueda hacerse público algún nuevo caso de intolerancia o exclusión por parte de alguno de estos sectores religiosos).

Con todo, es lógico que se celebren las conquistas logradas con el esfuerzo y la reivindicación de los activistas. Por ello, tras la votación, resulta especialmente emocionante otro de los tuits con el que Zac Wahls expresaba ayer su alegría: “llamando a mis mamás”. Cabe recordar que Wahls es hijo de dos mujeres lesbianas y desde hace años es un público defensor de la igualdad. En 2011 pronunció un discurso en la Cámara de Representantes de Iowa en el que realizó una brillante defensa del matrimonio igualitario: “el sentido de la familia deriva del compromiso con el otro de trabajar durante los tiempos difíciles y poder así disfrutar los tiempos buenos. Deriva del amor que sentimos. Eso es lo que hace a una familia”, decía entonces (cuando solo contaba con 19 años). El vídeo de YouTube que recoge su intervención se convirtió en el ‘vídeo político’ más visto de aquel año.

Apenas han pasado cuatro años, pero en este tiempo se han conseguido importantísimos avances en materia LGTB en el seno social y político estadounidense. La aprobación definitiva del matrimonio igualitario y el reconocimiento de la histórica discriminación hacia las personas LGTB, por parte del Tribunal Supremo de EEUU, es uno de los mayores exponentes del cambio de tendencia. Así pues, en este nuevo clima social y político, los Boy Scouts of America dan un paso de gigante, aunque con matices, hacia la normalización de las diferentes orientaciones sexuales y la igualdad, en su estructura y organización.

“Un movimiento scout más inclusivo”

Scouts for Equality es una entidad perteneciente a los Boy Scouts of America, formada por miembros, ex miembros y simpatizantes, que trabaja para acabar con la discriminación. Scouts for Equality se fundó en 2012 y en los últimos tres años, ha conseguido aglutinar a 20.000 miembros, incluyendo 8.000 Eagle Scouts (el rango más elevado dentro de los BSA). Asimismo, ha sumado más de 2,2 millones de firmas para derogar  la prohibición de los BSA de incluir a miembros homosexuales, y dirigido con éxito el esfuerzo para poner fin a la prohibición de los BSA en jóvenes y adultos gais. Con toda esta trayectoria a sus espaldas, Scouts for Equality es una voz lo suficientemente autorizada y representativa como para asegurar que “juntos, podemos construir un movimiento scout más inclusivo y más fuerte”.

Eso sí, si bien la resolución aprobada concluye con décadas de veto a la participación de adultos homosexuales, “todavía tenemos algunas reservas sobre las unidades individuales que discriminan a los adultos gais”, matizan desde Scouts for Equality.

Más de 24 millones de visualizaciones en diferentes plataformas de internet avalan el éxito de Rainbow Family, comedia de situación china de temática gay que sorprende por su desparpajo y que certifica el avance social en materia LGTB –por limitado que sea– en un país en el que hasta hace no demasiado la homosexualidad era tabú.

La comedia, vagamente inspirada en la ya clásica Will & Grace, tiene como protagonistas principales a Xie Kezan, un joven estudiante gay, y a su amiga Song Yi, que trabaja para una revista y con la que comparte piso en Pekín. Ante los ojos de los padres de Kezan, que desconocen la condición de gay de su hijo, su amiga actúa además como si fuera su novia. Y es que Song Yi es la típica “mariliendre” heterosexual cuyos novios acaban siempre saliendo del armario. Con ellos vive otro amigo gay, “Austin” Erbao Huang, que se dedica al mundo de la moda, y aunque oficialmente se ha mudado de casa, en la práctica sigue allí también instalado el exnovio “gorrón” de este, Lin Xiaozun.

Podéis ver a continuación el primer capítulo de la serie, en el cual los peculiares compañeros de Xie Kezan quedaban impactados cuando el mejor amigo de la infancia de este (un inocente chulazo hetero que desconoce la condición de gay de Kezan) se instala unos días en el piso. Insertamos un vídeo de YouTube que cuenta con subtítulos en inglés (aunque estos no parecen de demasiada calidad permiten al menos seguir la trama con mayor facilidad a todos aquellos que no entendemos el chino):

Rainbow Family está producida por Ling Jueding, fundador de la red social gay china Zank, y por el momento solo puede visualizarse a través de internet, ya que la normativa televisiva china impide emitir programas que explícitamente presenten tramas homosexuales para “proteger a los menores”. Ello no ha impedido que incluso la web oficial de noticias del Gobierno chino se haga eco de su éxito… aunque sin mencionar expresamente su temática.

“La mayoría de los chinos no son verdaderamente homófobos, más bien permanecen en la ignorancia sobre la homosexualidad a menos que les afecte personalmente. Espero que esta serie ayude a presentarles de una forma real y positiva las vidas de gais y lesbianas, como Will & Grace hizo en su momento a los americanos”, ha declarado su productor.

La situación de las personas LGTB en China

En la República Popular China la homosexualidad es legal desde 1997 y dejó de estar catalogada como enfermedad mental en 2001. La creencia de que se trata de una enfermedad curable sigue aún extendida, pero también se ha avanzado en este tema: recientemente recogíamos como un tribunal de Pekín ha condenado a una clínica a pagar una compensación económica a una víctima de las “terapias reparadoras”. En cualquier caso, las autoridades se muestran reticentes con la causa LGTB: obstaculizaron la celebración del primer Orgullo de Shanghái, boicotearon el certamen de Mister Gay China y votaron en su momento en contra de conceder estatus consultivo en Naciones Unidas a ILGA (International Lesbian and Gay Association).

En dosmanzanas hemos informado además de redadas en locales gays y sitios de cruising. En diciembre de 2009, sin embargo, se inauguraba el primer local dirigido al público gay con apoyo económico del Estado. En enero de 2011, la celebración de una boda gay simbólica ya despertó un tímido debate sobre la utilidad del matrimonio entre personas del mismo sexo para frenar las nuevas infecciones por VIH. Los activistas chinos reclaman de una forma cada vez más abierta el reconocimiento de las parejas del mismo sexo. En junio de 2012 tuvo lugar la primera conferencia nacional sobre liderazgo LGTB en el país y unas semanas después el Ministerio de Sanidad decidía permitir a las lesbianas donar sangre (antes lo tenían prohibido).

Una realidad social dramática es, por otra parte, la de numerosos gais y lesbianas abocados a casarse con personas del sexo opuesto. Hasta un 70% de los gais acaban contrayendo matrimonio con mujeres heterosexuales, según varios estudios, que indican que podría haber unos 16 millones de mujeres en esta situación. En enero de 2013 recogíamos precisamente la decisión de un juzgado chino que desestimaba la demanda presentada por los padres de una mujer que se suicidó después de descubrir que su marido era gay. A estos matrimonios hay que sumar los celebrados entre gays y lesbianas con el propósito de mantener una fachada de respeto a la tradición. Debido a estas circunstancias, un grupo de padres con hijos homosexuales solicitaba en marzo de 2013 a las autoridades la aprobación del matrimonio igualitario.

Para un análisis en profundidad sobre la historia del hecho LGTB en China, recomendamos la lectura de Los siglos de China (partes 1234 y 5), artículo publicado hace años en dosmanzanas. El periódico China Daily (controlado por el estado chino) también publicó en 2013 un artículo sobre la historia de la homosexualidad en el país que puedes leer (en inglés) aquí, en el que entre otras cosas se destaca como en el pasado China fue una sociedad más tolerante con la homosexualidad que la occidental, mientras que ahora ha quedado rezagada. Esperemos que no por mucho tiempo…

La FELGTB quiere hacer público su apoyo a seis entidades de defensa de los derechos humanos y de profesionales de la sanidad que se han dirigido al Ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, para exigirle que incluya la cuestión de la asistencia sanitaria a las personas migrantes en situación administrativa irregular en el orden del día del próximo Consejo Interterritorial de Salud, que se celebrará este 29 de julio en Madrid.

Amnistía Internacional, Médicos del Mundo, Red Acoge, SEMFyC, SESPAS y Odusalud solicitan a las autoridades centrales y autonómicas representadas en el Consejo que debatan y adopten acuerdos sobre la urgencia de poner en práctica las recomendaciones emitidas por más de una decena de mecanismos de protección de derechos humanos de Naciones Unidas y el Consejo de Europa, que han instado al Gobierno español a asegurar el acceso a la atención sanitaria para todas las personas que viven en España.

Además, a la puerta del Ministerio, activistas de estas asociaciones entregarán botiquines –que contienen el listado de recomendaciones internacionales– al ministro y a los y las representantes de las Consejerías de Sanidad autonómicas participantes en la reunión.

Las últimas recomendaciones internacionales provienen del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas, quien ha destacado que el Real Decreto Ley 16/2012 ha tenido un impacto desproporcionado sobre las mujeres migrantes y que con él se ha perdido una oportunidad para identificar a las víctimas de violencia de género y a las víctimas de trata de personas y apoyar a las víctimas de violencia sexual. El Comité recomienda que se reforme el Real Decreto Ley para garantizar el acceso a la atención sanitaria a todas las personas.

En el mes de mayo, también el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre la cuestión de la discriminación de la mujer en la legislación y en la práctica instó al Gobierno a asegurar la cobertura sanitaria para todas las personas migrantes y calificó el Real Decreto Ley 16/2012 como una medida regresiva incompatible con las obligaciones internacionales de España en materia de derechos humanos. Por su parte, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas también ha recomendado a España que las personas migrantes no sean discriminadas en el acceso a la atención de la salud.

Exigimos medidas definitivas, no parches

En las últimas semanas, dos autonomías –Comunidad Valenciana y Baleares– han anunciado la extensión de la tarjeta sanitaria a todas aquellas personas empadronadas en sus territorios. Se suman así a otras comunidades que han adoptado medidas para garantizar el acceso de personas migrantes a la atención sanitaria, como Asturias, Andalucía, o Euskadi y Navarra, que han llegado a garantizar por ley la universalidad de la atención sanitaria.

Las organizaciones firmantes consideran que el anuncio del ministro del pasado mes de marzo en relación con el acceso a la atención primaria de las personas hasta ahora excluidas es un paso en la dirección correcta, pero también es solo una medida paliativa y, por tanto, insuficiente. Lo importante -consideran las entidades- es reformar la legislación que consagra esta exclusión sanitaria y blindar definitivamente el acceso a la salud como un derecho humano.

Mientras esto llega, es necesario recordar a los gobiernos autonómicos que también ostentan obligaciones internacionales en materia del derecho a la salud y que pueden y deben llegar al límite de sus competencias para asegurar que se restaure la universalidad de este derecho. Además, las autonomías gobernadas por aquellas fuerzas políticas que suscribieron públicamente su compromiso con la restitución de la cobertura sanitaria universal en España tienen ahora una oportunidad de oro para exigir al gobierno central cambios legislativos urgentes que permitan alcanzar este objetivo.

En este sentido, organizaciones como Médicos del Mundo y las integradas en el observatorio Odusalud se preguntan de qué forma las nuevas medidas que se pongan en marcha van a contemplar la restitución del daño causado hasta ahora por la exclusión sanitaria, en concreto con las facturas y compromisos de pago emitidos.

Las entidades firmantes de la carta al ministro, que llevan denunciando el impacto de la reforma sanitaria desde su aprobación y documentando sus efectos con sus propios medios, han exigido reiteradamente al Gobierno que evalúe qué consecuencias ha tenido el Real Decreto Ley 16/2012 sobre el derecho a la salud de las personas afectadas.

Seis meses después de que el papa Francisco recibiera en su residencia vaticana de Santa Marta a Diego Neria, un hombre transexual natural de Plasencia y católico practicante, el obispado de Cádiz niega a Álex Salinas, otro hombre transexual y también católico practicante, ser el padrino del bautizo de su sobrino, tal y como deseaba su hermana, madre del niño. Un nuevo ejemplo de la hipocresía de la jerarquía católica y de su política de desprecio hacia la realidad de las personas LGTB.

Para el obispado de Cádiz, Álex, de 21 años, no cumple el requisito de llevar “una vida congruente con la fe” que marca el Derecho Canónico (Canon 874) y que supuestamente se exige a todos los padrinos y madrinas de bautizos católicos, y ello pese a que el joven es católico practicante. El motivo de la negativa es, simplemente, su condición de persona transexual. De hecho, el párroco de la iglesia en la que el niño iba a ser bautizado, la parroquia de San José Artesano de San Fernando, no puso inicialmente objeciones. Fue tras solicitar la documentación de su bautismo cuando surgió el problema.

Según afirma la agencia EFE y reproducen diversos medios, la iglesia habría ofrecido a Álex la posibilidad de ser “padrino espiritual” de su sobrino, es decir, no figurar oficialmente en los papeles –en los que sí figurará el padrino real– pero ayudar a su ahijado a llevar una vida cristiana. Nosotros no hemos encontrado, sin embargo, referencia a tal figura en el Derecho Canónico.

En definitiva, una situación degradante para un hombre que, además de católico, ya ha procedido a la modificación legal de sus datos registrales (figura como varón en su DNI desde el año pasado) y que ve como el deseo de su familia de que asuma el padrinazgo de su sobrino se convierte finalmente en un acto de humillación. Y solo seis meses después de que el papa recibiera toda clase de parabienes por haber recibido a otro hombre transexual, el placentino Diego Neria, que hizo el esfuerzo de intentar hacerle llegar una carta contándole su historia (incluso con la mediación del obispo de Plasencia). La carta llegó finalmente a su destino y Francisco, tras leerla, llamó por teléfono a Diego y mantuvo una breve conversación con él. Días más tarde le volvió a llamar y le propuso acudir al Vaticano junto a su novia para conocerlo. Finalmente el encuentro se produjo el 24 de enero. Diego le preguntó al papa si todavía “hay algún rincón en la casa de Dios” para él, y Francisco le abrazó y le respondió “¡claro que eres hijo de la Iglesia!”

La reciente obsesión de la Iglesia católica con la transexualidad

Lo cierto es que pese a que la enfermiza fijación de la jerarquía católica con las relaciones homosexuales, en los últimos años se viene observando una intensificación de la condena a las personas trans, tradicionalmente ignoradas por la institución. En España tenemos el ejemplo del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, que no ha dudado en incluirlas en sus diversas diatribas. La última de ellas de la que nos hicimos eco ocurrió en diciembre, cuando incluyó a la “despatologización de la así llamada transexualidad” en la lista de supuestos objetivos de una perversa agenda LGTB.

Otro ejemplo es el del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que en enero de 2013 difundía su mensaje tránsfobo en una carta pastoral en la que criticaba la “ideología de género” que “rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza” y “sitúa al hombre por encima de Dios” “La ideología de género es una filosofía, según la cual el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social del que se decide autónomamente”, añadía.

“Ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer. Esperamos un bebé. ¿Es niño o niña? La ecografía nos dice claramente que es niña. No. Lo que vale es lo que el sujeto decida. Si quiere ser varón, puede serlo, aunque haya nacido mujer. Y si quiere ser mujer puede serlo, aunque haya nacido varón. No se nace, se hace. Al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos, escolares, etc. que tratan de hacer ‘tragar’ esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños, adolescentes y jóvenes”, aseguraba el obispo de Córdoba. De hecho, en noviembre de 2006, Fernández publicaba otra carta titulada “Dios ama también a los homosexuales” (sic) en la que calificaba a la ley de identidad de género como “contraria a la verdad del hombre”“Es una extorsión del plan de Dios, no ayuda a las personas con dificultad en este campo y siembra la confusión en el ambiente social donde vivimos”, escribía entonces, en referencia a la ley que en España permite a las personas transexuales modificar su identidad registral sin necesidad de proceso judicial.

El propio papa Francisco aprovechaba su última encíclica “ecologista” para colar otro ataque a las personas transexuales. En concreto, en el punto 155 de la encíclica, donde Bergoglio considera que el respeto a la ecología incluye “la aceptación del propio cuerpo como don de Dios” y su “valoración en su femineidad o masculinidad” para “reconocerse a sí mismo en el encuentro con el diferente”. “Cancelar la diferencia sexual” no es una “actitud sana”, según el mismo texto.

Palabras coherentes con las que ya el papa había pronunciado unos meses antes“Pensemos en las armas nucleares, en su capacidad de aniquilar en unos pocos instantes un alto número de vidas humanas. Pensemos en la manipulación genética, en la manipulación de la vida, o en la teoría de género, que no reconocen el orden de la creación. Con esta actitud, el hombre comete un nuevo pecado contra Dios el Creador”, expresaba entonces.

El presidente estadounidense Barack Obama ha aprovechado su primera visita oficial a Kenia, el país natal de su padre, para lanzar un llamamiento en favor de los derechos de las personas LGTB, algo que el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha rechazado de plano. “Creo en el principio de tratar a todos por igual ante la ley“, aseguró el presidente afroamericano en un encuentro celebrado en la residencia presidencial en Nairobi.

Barack Obama y Uhuru Kenyatta ofrecieron este sábado una conferencia de prensa conjunta, en la que ambos abordaron, entre otros asuntos espinosos, el trato que el continente africano da al colectivo LGTB. Así, Obama expresó su firme apoyo a los derechos de las personas homosexuales en África. “Como afroamericano en Estados Unidos, soy dolorosamente consciente de lo que sucede cuando las personas son tratadas de manera diferente bajo la ley“, señaló Obama. El presidente estadounidense hizo hincapié en la idea de que ningún país debería “discriminar a los ciudadanos por su orientación sexual” y recalcó que “si alguien respeta la ley, trabaja, respeta las normas de tráfico y hace todo lo que un buen ciudadano debe hacer y no causa daño a nadie, la idea de que va a ser maltratado porque es distintos es simplemente errónea”.

Pero el alegato de Obama no pareció conmover a Kenyatta. El presidente keniata respondió a Obama diciendo que, aunque ambas naciones comparten muchos valores y formas de ver la vida, hay otros asuntos en los que no pueden estar de acuerdo, por sus creencias. En primer lugar, calificó el tema de los derechos gays de “no-tema” para su país y dijo que esta cuestión no estaba en la mente de los kenianos, haciendo hincapié con total naturalidad en que la situación económica y la seguridad estatal eran asuntos de mayor preocupación. Estos comentarios de Kenyatta arrancaron el aplauso de los kenianos asistentes al acto, mientras que Obama se mostraba inexpresivo.

La importancia del gesto de Obama se comprende mejor si se tiene en cuenta que durante las semanas previas a su gira africana las presiones de políticos y líderes religiosos locales para que no hiciera mención alguna al tema fueron especialmente intensas. Un portavoz de la Casa Blanca ya había declarado, sin embargo, que el presidente sí tenía la intención de discutir el asunto.

A continuación, os dejamos el vídeo que resume el debate en torno a los derechos de las personas homosexuales mantenido por los dos presidentes:

Ser gay en Kenia

Kenia, un país mayoritariamente cristiano y profundamente homófobo, castiga la práctica de la homosexualidad con penas de hasta 14 años de cárcel, en base a leyes heredadas de la época colonial británica. Sin ir más lejos, el pasado mayo dábamos cuenta en dosmanzanas de la publicación, en la portada de un periódico keniano, de un listado con el nombre y la fotografía de las que supuestamente eran las doce personas gais y lesbianas más influyentes en el país, poniendo en grave riesgo su vida.

Antes de abandonar el continente africano, Obama hará una parada en Etiopía, convirtiéndose en el primer mandatario estadounidense en visitar el país. Un país donde, al igual que en Kenia, existe una fuerte homofobia de estado institucionalizada y donde, por desgracia, los homosexuales son perseguidos con penas que pueden llegar a alcanzar los 15 años de prisión.

Una veintena de parejas del mismo sexo intercambiaron votos y contrajeron matrimonio simbólico el sábado 18 de julio en la Plaza de la Libertad de Asunción. El acto, que ponía el broche final a la Parada de la Igualdad 2015, buscaba denunciar la situación de Paraguay, uno de los pocos estados de América del Sur que carece de cualquier tipo de reconocimiento jurídico de las parejas del mismo sexo.

“Están casándose simbólicamente para reivindicar la igualdad ante la ley y la igualdad de matrimonio”, declaraba el cofundador y director ejecutivo de SomosGay, Simón Cazal. “Paraguay no permite la unión de personas del mismo sexo, ni tiene una ley contra la discriminación como otros países de la región. El colectivo LGTB está discriminado en el trabajo, la educación, el acceso a vivienda. Y este Gobierno no ha hecho más que aumentar eso”, añadía.

La Parada de la Igualdad 2015 concentró, en un ambiente festivo, a varios centenares de personas que marcharon por las principales calles del centro de Asunción convocadas por SomosGay, Lesvos y la Federación LGBT Paraguaya en conmemoración del Día Internacional del Orgullo, hasta finalizar en la Plaza de la Libertad.

“Quiero explicar por qué estamos aquí, no se trata solo de ir a marchar con banderas y carteles por las calles de Asunción. Todas y todos somos sobrevivientes de una larga lucha, es por esto que lo que cada una y uno acaba de hacer, de salir a marchar por las calles Palma, Colón y Estrella es extremadamente valiente. Entre todos nosotros y nosotras, las personas LGBT, podríamos llenar esta y quince plazas más si en realidad en nuestro país no existiese homofobia como dicen las autoridades. ¿Por qué estamos sólo nosotros hoy aquí? Porque hay un miedo, muy legítimo. Porque a más de uno o una, si viene a marchar aquí, al día siguiente puede perder su trabajo, su familia, sus afectos y sentirse completamente solo o sola. Es por ellos, por todos esos hermanos y hermanas que hoy en día se encuentran en esa situación, que lo que hacemos acá, al salir a marchar en público, en esta plaza y en esta calle tiene muchísimo valor, porque le estamos dando voz, a quienes no tienen voces, a quienes no pueden tener voces y no han podido tenerla durante muchísimo tiempo”, expresó Cazal, activista al que hace unos días aludíamos por haber sido invitado a la recepción a miembros de la sociedad civil durante el viaje que el papa Francisco ha efectuado a Paraguay, como parte de su gira por varios países de América Latina.

Las palabras de Cazal sobre la negativa de las autoridades a reconocer que existe homofobia en Paraguay hacen referencia, entre otras, a las palabras pronunciadas hace ahora un año por el ministro de Asuntos Exteriores. “Yo puedo decir que el Gobierno paraguayo es clarísimo en esto. En el país, nosotros no vemos ninguna homofobia”, declaraba el ministro Eladio Loizaga en plena polémica por la discusión de una declaración contra la discriminación homófoba y tránsfoba presentada por Brasil ante la 44 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos que se reunía precisamente en Paraguay, y durante la cual activistas y periodistas fueron agredidos por la policía. Días antes, varios senadores paraguayos reconocían abiertamente su aversión a las personas LGTB.

Lo cierto es que Paraguay es ya uno de los países más atrasados de América del Sur por lo que al reconocimiento de los derechos LGTB se refiere. Países vecinos como Argentina, Brasil o Uruguay reconocen el matrimonio igualitario, Chile reconoce las uniones civiles, Perú las está discutiendo, y otros estados como Bolivia al menos han introducido en sus leyes disposiciones específicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Las personas LGTB paraguayas, sin embargo, carecen de cualquier tipo de protección jurídica. Confiemos en que el nuevo contexto regional y la creciente pujanza del activismo en ese país logre dar un giro a la situación.

El pasado mes de abril nos hacíamos eco de la denuncia por discriminación homófoba presentada por una pareja de mujeres contra la cafetería Store Café de Barcelona. Una entrada en la que hacíamos también referencia a la versión de los responsables del local, que reconocían que sí se pidió a las denunciantes que modificaran su actitud “inapropiada” pero sin que en ello tuviera que ver con su orientación sexual. Es por eso que consideramos de máximo interés publicar el comunicado de prensa emitido por el Observatorio contra la Homofobia –entidad que respaldaba la denuncia– en el que su presidente, Eugeni Rodríguez, hace una serie de aclaraciones que suponen una rectificación de la versión que inicialmente dieron las denunciantes.

Reproducimos literalmente el comunicado, para no dejar ningún aspecto en el tintero:

Rectificaciones sobre la presunta discriminación lesbòfoba en el STORE CAFÉ de Barcelona, el 25 de abril de 2015:

1.- Que el 27 de marzo de 2015, D. Eugeni Rodríguez Giménez, Presidente de l’Observatori contra l’Homofòbia, recibió a dos mujeres que aportaron una denuncia ya interpuesta ante el Departament de Benestar i Família de la Generalitat de Catalunya contra el STORE CAFÉ, sito en C/ Travessera de Dalt, 25-27 de Barcelona, por una presunta discriminación por ser una pareja de lesbianas, afirmando que habían sido expulsadas del local por haberse intercambiado entre sí muestras de afecto.

2.- Que ante la convicción que los hechos relatados por las denunciantes eran ciertos y en pro del compromiso con la defensa de los derechos LGTBI, en abril 2015 se difundió la noticia a los medios de comunicación y a las redes sociales, señalando el establecimiento en el que se habían –supuestamente– producido los hechos, sin dar a conocer la identidad de las denunciantes.

3.- Que días después, a instancias de la dueña del STORE CAFÉ, D. Eugeni Rodríguez Giménez pudo escuchar su relato de los acontecimientos y visionar el vídeo de los hechos, que recoge el momento posterior a que el camarero se acercara a las dos mujeres, puesto que hasta ese momento las cámaras no enfocaban a la pareja, pero sí se puede ver que desde el momento inmediatamente posterior a que el camarero hablara con ellas hasta el momento en que las dos mujeres abandonan el local pasaron unos 20 minutos. Antes de irse las mujeres se intercambian muestras de afecto y no se observa en ellas ninguna incomodidad.

4.- Que ante todo ello, y sin prejuzgar la veracidad de una versión u otra, sí que es de justicia matizar que también cabe que la denuncia de la pareja de lesbianas se aparte de la verdad y los hechos afirmados no se correspondan con la realidad.

5.- Que a fin de preservar el correcto desarrollo y estricta aplicación de la normativa antidiscriminatoria en pro de los derechos de LGTBI, es razonable rechazar la utilización indebida de la misma, en el caso de que ello se produzca.

Siendo que en el momento de hacer declaraciones ante los medios de comunicación, este quien suscribe, no contaba con las dos versiones de los hechos, procede hacer las precisiones que preceden como forma de rectificación, dado que se difundieron por los medios de comunicación los cortes más perjudiciales para el prestigio del STORE CAFÉ, descontextualizándolas y obviando las matizaciones de respeto a la presunción de inocencia del personal del referido establecimiento.

Eugeni Rodríguez i Giménez
President de l’Observatori Contra l’Homofòbia

La “libertad religiosa” no parece ser aplicable a las iglesias inclusivas con la realidad LGTB. Así al menos parecen creerlo quienes han atacado las puertas de la Iglesia del Redentor de Augusta (en Georgia, Estados Unidos), afiliada a la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. El pasado martes, sus puertas y las escalinatas de entrada aparecieron con pintadas que anunciaban el infierno para sus miembros.

Uno de los argumentos más habituales para oponerse a la igualdad jurídica de las personas LGTB es el referido a la “libertad religiosa”. En especial, este principio se invoca a la hora de buscar excepciones a la aplicación de leyes antidiscriminatorias o para negarse a celebrar matrimonios de parejas del mismo sexo. Curiosamente, algunos no parecen extender la libertad religiosa a quienes precisamente, desde su fe, toman una postura abiertamente favorable hacia la realidad LGTB.

Es lo que ha ocurrido con una iglesia de Augusta: la iglesia del Redentor. Esta comunidad se encuentra afiliada a la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, a la que en numerosas ocasiones nos hemos referido en estos años. Fundada por el pastor Troy Perry a finales de los sesenta, se trata de una confesión protestante que tiene la inclusividad de las personas LGTB como uno de sus rasgos fundacionales esenciales. Ha sufrido además un largo historial de agresiones en sus más de cuatro décadas de existencia, a las que ahora se suma la que relatamos.

El pasado martes 21 de julio, la puerta de entrada del templo apareció con una pintada que decía literalmente: “Arded. Levítico 18:22. Mentiras”. Además, en las escaleras podía leerse: “Levítico 18:20, arderéis”. Según un informe elaborado por la oficina del sheriff de distrito de Richmond, los daños ascienden a 2.500 dólares. Actos vandálicos que parecen claramente relacionados con la naturaleza inclusiva de esta comunidad y con la reciente sentencia del Tribunal Supremo que legaliza el matrimonio igualitario en todo el territorio de Estados Unidos. El pastor de la Iglesia del Redentor, Rick Sosbe, fue de hecho el primero en casarse con su pareja en el condado de Richmond, donde se encuentra situado el templo.

Un elemento que resulta especialmente llamativo es la resistencia a admitir que se ha tratado de un delito de odio. Según afirmó uno de los agentes, Allan Rollins, está claro que el delito se basa en el “desagrado”, pero le resultaba difícil calificarlo como delito de odio al no poder interrogar a quienes lo perpetraron. Aseguró, eso sí, que mantendrán vigilancia en la zona. No se trata de hecho del primer acto vandálico sufrido recientemente, pues pocas semanas antes una bandera arcoíris había sido sustraída de la puerta principal de la iglesia, que se plantea instalar cámaras de seguridad.

El mismo martes por la tarde unas 50 personas se manifestaron en las escalinatas de entrada al templo para mostrar su solidaridad. En el interior de la iglesia, Lonzo Smith, vicepresidente de Augusta Pride, habló de la necesidad de aprobar una legislación específica contra los delitos de odio, actualmente inexistente en el estado de Georgia. Para él, la tolerancia “significa que aceptas algo que encuentras ofensivo, por ello no emplearé más la palabra ‘tolerancia’ en mi vocabulario. No quiero ser tolerado. Quiero ser liberado. Quiero ser aceptado”. Por su parte, Takya Browning, presidenta de la misma asociación, apuntó a la persistencia de la LGTBfobia a pesar de la legalización del matrimonio igualitario: “Solo porque tengamos igualdad en el matrimonio no significa ya que todo sean rosas y arcoíris. Significa que ahora empieza el trabajo de verdad. Si no estuviéramos marcando una diferencia, nadie habría tocado esas puertas”, concluyó.

A diferencia de la pareja homosexual que se grabó paseando de la mano en Moscú (Rusia), tras la sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos (que extendía el matrimonio igualitario a todo el país y reconocía la histórica discriminación de la comunidad LGTB), los jóvenes ucranianos que han llevado a las calles de Kiev su simbólica acción igualitaria no han sido increpados por la gente. Sin embargo, al sentarse juntos (uno apoyado sobre el otro) con un ramo de flores, en una céntrica vía de la capital, reciben las amenazas y los golpes de un grupo de entre 10 y 15 neonazis. “En nuestra sociedad hay unos pocos grupos agresivos y homófobos radicales, preparados para el ataque físico”, concluye uno de los agredidos en el vídeo de Bird in Flight, que podéis ver a continuación.

La homofobia de estado rusa alienta la impunidad a la hora de discriminar o agredir verbal o físicamente a cualquiera que presente una mínima visibilidad LGTB. En Ucrania, afortunadamente, el proyecto de ley contra la “propaganda homosexual” fue finalmente archivado el pasado mes de enero. No obstante, eso no significa que no exista una profunda homofobia en algunos sectores sociales y políticos ucranianos. Como consecuencia del conflicto entre Ucrania y Rusia, en las zonas ucranianas de influencia rusa se aplican ‘de facto’ las directrices homófobas de Moscú. Pero en el resto del país la situación real de las personas LGTB no es mucho más favorable, aunque se enmascare la hostilidad públicamente con argumentos de bajo calado. La presencia de grupos ultras en Ucrania es notoria y no cuenta con una contundente reacción de las administraciones públicas.

Ciertas diferencias en materia LGTB se ponen de manifiesto comparando los vídeos de la pareja que pasea de la mano por Moscú y la que hace lo propio en Kiev. En Moscú cualquier homófobo o intolerante no se corta a la hora de insultar o recriminar cualquier gesto de visibilidad igualitaria, amparado por la propia legislación nacional. Por el contrario, en Kiev unos miran con sorpresa, otros con curiosidad o con desdén pero no se inmiscuyen ni increpan a la pareja del vídeo. Los encargados de “limpiar” las calles de cualquier muestra de igualdad LGTB son “minorías que tratan de forzar al resto a actuar según sus normas”, según explica uno de los jóvenes que aparece en el vídeo.

Persistente LGTBfobia

Dosmanzanas daba cuenta, el pasado mes de junio, de los ataques durante la marcha del Orgullo LGTB de Kiev, que se saldó con al menos 10 heridos y 25 ultras detenidos. Aún con todo, teniendo en cuenta el clima de crispación y la imperante homofobia social, los organizadores y activistas participantes consideraron que la presencia de unos 300 personas era un éxito, teniendo en cuenta que “todos sabían que era peligroso”.

En julio del año pasado nos hacíamos eco de las imágenes que registran el intento de asalto de un grupo neonazi a un local de ambiente gay en Kiev. Este miserable incidente ocurría pocos días después de que las autoridades de la ciudad prohibieran la celebración de la Marcha del Orgullo, justificando su negativa en supuestos problemas para garantizar la “seguridad”, así como por la situación de guerra en el este del país.

En 2013 fueron los tribunales los que prohiberon la que hubiera sido primera Marcha del Orgullo de la capital ucraniana, a petición de un grupo de parlamentarios, que también esgrimieron como motivo para la prohibición los posibles disturbios entre manifestantes y opositores a los derechos LGTB. Pero a pesar de la orden judicial, una cincuentena de activistas se manifestaba a los pocos días por las calles de Kiev, teniendo que ser protegidos por la policía de la ira de los grupos de extremistas.

De hecho, la presencia de esos mismos grupos obligó a suspender en 2012 todos los actos reivindicativos programados. Las espantosas imágenes del ataque al activista LGTB Svyatoslav Sheremet cuando comunicaba dicha suspensión se convirtieron en la imagen de la persistencia del odio LGTBfóbico instalado en la sociedad ucraniana. Una sociedad que trata de acercarse a Europa sin poner freno a la discriminación a la que aboca a una parte de sus propios ciudadanos.

Nuevo asesinato de una mujer trans, que en ese caso nos toca muy de cerca. La mujer, de 41 años y nacionalidad brasileña, fue encontrada aún con vida en el ascensor de un edificio del barrio alicantino de la Albufereta a primera hora del martes. Había recibido una brutal paliza que finalmente le causó la muerte. Dos sospechosos han sido ya detenidos. Se trata de dos ciudadanos franceses, de 32 y 21 años.

Los dos presuntos agresores, que este viernes pasarán a disposición judicial, pasaban unos días en la casa de unos conocidos, en el mismo edificio de Alicante en cuyo ascensor fue encontrada la víctima. La brutal agresión, según los primeros indicios, se produjo durante la madrugada del martes, después de que de alguna forma los detenidos contactaran con la mujer. Se han barajado varias hipótesis, entre ellas que la víctima fuese directamente contratada como trabajadora sexual o que los detenidos la conocieran en un local de las inmediaciones y luego la invitaran a subir a la casa. No se descarta que la agresión se desencadenara al conocer la condición transexual de la mujer, en lo que sería un crimen tránsfobo en toda regla. Habrá que esperar a que se complete la investigación para tener una idea más clara de lo sucedido. Por lo que respecta a la muerte, todo apunta a que se debió a los golpes recibidos, aunque aún no se conocen los resultados definitivos de la autopsia.

El colectivo alicantino Diversitat ha calificado de “terrible” lo sucedido y ha pedido que se trate como un delito de odio. “Esperamos que caiga todo el peso de la justicia y que se contemple que este no ha sido un asesinato más, sino que está inspirado en el odio, e incluso, en la violencia de género”, ha declarado su secretario general, Juan David Santiago. Diversitat se mantiene en contacto tanto con la Policía como con diversos colectivos sociales y ha anunciado para este jueves 23 de julio una concentración de repulsa a las 12:00 horas en la céntrica plaza de la Muntanyeta, convocada por la Plataforma Feminista de Alicante (de la que Diversitat forma parte).

Juan David Santiago, por cierto, también ha lamentado el tratamiento que algunos medios están dando a lo sucedido, que desde Diversitat consideran “ofensivo” para la víctima, familia y amistades. Lo cierto es que, además del tono con el que se enfoca la noticia, a nosotros nos sigue sorprendiendo el uso –generalizado en este caso– de términos y expresiones inadecuadas y la referencia a la víctima en masculino: “un travesti brasileño”, “un transexual brasileño”, etc. Un síntoma de que las personas transexuales, y en particular las mujeres trans, siguen siendo el grupo más vulnerable y estigmatizado dentro del colectivo LGTB.

Esperemos que se haga justicia y que el peso de la ley caiga sobre los responsables de esta atrocidad.

Pocas novedades sobre el matrimonio igualitario en Alemania. En dos ocasiones, la canciller Angela Merkel, de la democristiana CDU, ha reiterado recientemente en público su posición contraria al reconocimiento de este derecho. El presidente federal y ex pastor luterano Joachim Gauck, sin embargo, se ha posicionado a favor de la igualdad LGTB.

A diferencia de lo que ocurre en otros países, la líder alemana no rehúye las entrevistas. El pasado día 11 concedió una al youtuber LeFloid, quien con más de dos millones y medio de seguidores es uno de los más populares del país. Cinco días después mantuvo un encuentro con alumnos en el marco de lo que ha denominado “Diálogos ciudadanos”. La charla tuvo un eco internacional por la reacción de una adolescente palestina cuyos padres, demandantes de asilo, se enfrentan a una posible expulsión. La joven de trece años rompió en lágrimas cuando la canciller afirmó que Alemania no podrá “acoger a todas las personas” y que “algunos se tendrán que marchar”.

Por lo que respecta a los derechos LGTB, la posición de Merkel fue la misma en ambas apariciones públicas: no a la apertura del matrimonio para las parejas del mismo sexo. Durante la conversación en el centro escolar, intervino un joven gay de diecisiete años que preguntó a la jefa del Gobierno por qué tienen diferente consideración las parejas del mismo y de distinto sexo. Merkel tiró del argumentarlo habitual según el cual el matrimonio es, “desde hace siglos”, la unión entre un hombre y una mujer para tener hijos. También se mostró contraria a la adopción homoparental.

El alumno, disconforme con la respuesta, la rebatió citando otras realidades como las familias homoparentales o las parejas heterosexuales sin hijos. La canciller admitió que el debate social existe en Alemania, aunque puso en duda que haya una mayoría favorable al matrimonio igualitario (las encuestas más recientes muestran, sin embargo, que sí la hay). Su interlocutor también rebajó el optimismo de Merkel con respecto a la creciente aceptación social de las personas LGTB, al afirmar que él sigue siendo víctima de insultos homófobos de manera cotidiana.

Más novedosa, si bien cauta, ha sido la toma de posición del presidente alemán, Joachim Gauck. Antes de partir a una visita de Estado a Irlanda, país que precisamente el pasado mes de mayo se convirtió en el primero del mundo en aprobar el matrimonio igualitario en referéndum, el jefe de Estado declaró que a las parejas del mismo sexo se les debe dar “la oportunidad de una vida equivalente en el amor y la pareja” a las de distinto sexo. Aunque en la práctica su cargo conlleva escasa iniciativa política propia, el valor simbólico de esta declaración es indudable. Máxime si se tiene en cuenta que (como recuerda el Süddeutsche Zeitung) Gauck encarna en muchos aspectos, familiares o por su pasado como pastor luterano, valores conservadores.

¿Beso lésbico de Merkel? Un anuncio viral

En un plano menos serio, no podemos dejar de hacer mención al vídeo promocional de la revista lésbica alemana Straight, que se ha vuelto viral. En el mismo, se observa a una doble de la canciller en la habitación de un hotel, mientras por la radio se escucha una noticia sobre el apoyo mayoritario de los alemanes al matrimonio igualitario. Una joven entra entonces en la habitación y la abraza, hasta que la supuesta Merkel se gira para besarla…

“Tú imagínate que hay aquí un grupo, un colectivo de neonazis, y me dicen que ponga la bandera de la esvástica en una fiesta…” argumentó en el pleno del Ayuntamiento de Villaconejos su alcalde, Adolfo Pacheco (PP), al ser interpelado sobre por qué no había colgado la bandera arcoíris con motivo del Día de Orgullo LGTB, como sí hicieron muchos otros alcaldes de España.

“Y es una agravio comparativo, pero yo no tengo que poner la bandera de nadie, de nadie. No, no, no, se lo digo así…”, insistía, entre sonoras protestas de los concejales de la oposición, que no daban crédito a lo que escuchaban. El siguiente vídeo de La Sexta Noticias recoge el audio del momento:

El alcalde tiene “multitud de amigos gays y amigas lesbianas”

Impresionante… Eso sí, tras el revuelo causado, el alcalde de Villaconejos, un pequeño municipio del sur de Madrid famoso por sus melones (nos referimos a la fruta, no a su clase política), pedía disculpas y reconocía haberse equivocado “en el ejemplo”. “Fue un fallo total, un lapsus enorme (…) He estado pensando en cómo pudo suceder y no tengo explicación”, declaraba, también a La Sexta, en concreto al programa Más Vale Tarde. “Con haber dicho que yo no pondría ni la bandera de mi equipo cuando gane la Copa de Europa alguna vez, que es el Atlético de Madrid, creo que hubiese bastado, o con otra contestación, me equivoqué enormemente, fue algo erróneo, pero quiero dejar claro que en ningún momento era mi intención compararlo. Quien me quiere y me aprecia sabe que yo no soy así”, argumentaba.

Y cómo no… resulta que el alcalde popular de Villaconejos tiene “multitud de amigos gais y amigas lesbianas“, según afirma en la misma entrevista, en la que incluso refiere estar abierto a las celebraciones del Orgullo LGTB en su localidad. Sobre si el año que viene colocará la bandera arcoíris en el Ayuntamiento, Pacheco insiste en que “no es una bandera constitucional, pero vamos a esperar un año”. Argumento que se matiza en la nota informativa hecha pública por el Ayuntamiento de Villaconejos. “El motivo de no izar la bandera del ‘Orgullo Gay’ no es otro que un motivo legal, que en la Ley de Banderas de 1981, prohíbe izar banderas que no sean oficiales en los Organismos Públicos, y a juicio de este alcalde se entendía que había que respetar la legalidad, como así hicieron muchos consistorios, como el Ayuntamiento de León, sin que este hecho signifique un menosprecio o una ofensa a este colectivo“, reza literalmente la nota oficial que firma el alcalde.

A continuación, insertamos la entrevista mencionada:

PSOE de Villaconejos pide su dimisión

El PSOE, principal grupo de la oposición en el Ayuntamiento y que en su momento solicitó al alcalde que colgase la bandera arcoíris, ha pedido su dimisión, tanto por estas declaraciones como por estar imputado en un delito de prevaricación y falsedad documental por el que será juzgado en septiembre (pese a lo cual repitió como cabeza de lista de su partido en las pasadas elecciones municipales).

Villaconejos cuenta en la actualidad con 11 concejales, de los cuales 5 son del PP, 4 del PSOE y 2 de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, formación esta última que optó por dejar gobernar al PP en lugar de pactar con los socialistas.

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado, con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, el cambio de nombre de la Plaza Vázquez de Mella, el espacio urbano de mayor amplitud del barrio de Chueca, por el de Plaza de Pedro Zerolo. Un magnífico homenaje a la figura del que ha sido uno de los máximos referentes de activismo LGTB, recientemente fallecido. El Partido Popular, sin embargo, se ha opuesto por razones de “gasto”.

Ya a finales de junio el Ayuntamiento había confirmado que dedicaría una plaza a Pedro Zerolo, después de que el grupo socialista formalizara la petición en la junta de portavoces del Ayuntamiento, pero no era todavía seguro que fuera a ser la plaza de Vázquez de Mella la elegida. Hay que tener en cuenta que Vázquez de Mella, político carlista y diputado a finales del XIX, ya cuenta con una calle en Madrid (en el distrito de Ciudad Lineal), y que la plaza a la que daba nombre cuenta con un simbolismo especial para la causa LGTB, al ser el mayor espacio urbano del barrio de Chueca y encontrarse a pocos metros de la sede de la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales), principal organización LGTB española que el propio Zerolo presidió desde 1997 a 2003. La propuesta para que esta -y no otra- fuese la plaza elegida contaba además con el respaldo de más de 80.000 firmas en la plataforma change.org.

Como presidente de la FELGTB (entonces FELGT: aún no había añadido la “B” a su denominación oficial) Pedro Zerolo resistió los duros embates del aznarismo gobernante y contribuyó a desarrollar el movimiento asociativo LGTB en España tal y como lo conocemos hoy. Cuando consideró necesario incorporarse a la política lo hizo desde las filas del PSOE, partido del que fue secretario de Movimientos Sociales en la época de José Luis Rodríguez Zapatero (posición a la que Pedro Sánchez lo devolvió) y concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Más recientemente fue el número 3 en la lista socialista a la Asamblea de Madrid, donde de no haber fallecido habría recogido su acta de diputado. La historia del movimiento LGTB en España y de sus conquistas (muy singularmente ser uno de los primeros países del mundo en aprobar el matrimonio igualitario) no hubiera sido la misma sin Zerolo, que también contribuyó personalmente a la extensión de estos avances a América Latina.

El PP se opone argumentando razones de “gasto”

El PP madrileño, en la oposición desde las últimas elecciones municipales, no ha tenido problema alguno en empañar el homenaje a Zerolo votando en contra del cambio. Eso sí, el concejal popular Pedro Corral ha empezado su intervención ante el pleno que este miércoles tomaba la decisión destacando la “emoción” de haber sido compañero de Zerolo, del que ha dicho que era un “político con casta y un ejemplo de la defensa de los ciudadanos”. Corral ha asegurado que el PP no se opone a que el activista tenga un espacio público en Madrid, pero sin tocar el callejero ya existente “por los problemas y el gasto que implica a los residentes”.

De seguir la tesis del PP, ello significaría que habría que buscar un espacio urbano sin nombre (y el PP no ha propuesto en este sentido alternativa) o dedicarle a Zerolo una calle en alguno de los futuros desarrollos urbanos de la ciudad. No parece que este partido se muestre, desde luego, especialmente interesado en que Madrid homenajee en sus calles a Zerolo como se merece. Sobre todo teniendo en cuenta que el PP no ha tenido problemas en el pasado en cambiar denominaciones de espacios públicos para homenajear a otros políticos fallecidos. El cambio de nombre del aeropuerto de Barajas para homenajear a Adolfo Suárez, por mencionar un ejemplo bien conocido, habría supuesto entre 500.000 y un millón de euros, una cifra que se nos antoja muy superior a la que puede suponer el cambio que nos ocupa.