Logo de dosmanzanas

La cadena pública autonómica de Madrid, Telemadrid, retransmitirá por primera vez en su historia la marcha del Orgullo LGTB, que con independencia de su carácter reivindicativo es ya también el primer evento festivo de la capital española. La retransmisión, que había sido demandada a los partidos políticos madrileños antes de las elecciones autonómicas, es sin duda una de las primeras manifestaciones del nuevo clima político regional, que al menos de partida es mucho más sensible a las reivindicaciones del colectivo LGTB.

Como recogimos hace ya casi dos meses, con ocasión de un debate entre los partidos políticos madrieños organizado por COGAM, todos los partidos salvo el PP se adhirieron expresamente al compromiso de que Telemadrid retrasmitiese el Orgullo. Ángel Garrido, número 2 de la lista de Cristina Cifuentes (y ahora consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno madrileño) se mostraba entonces reticente, alegando que su partido prefería que los gobiernos no se inmiscuyeran en la televisiones públicas (una afirmación que entonces fue recibida con la lógica sorna por parte de los asistentes) aunque al mismo tiempo reconoció que el Orgullo de Madrid tiene la suficiente entidad como para merecer dicha retransmisión. Parece, por tanto, que el nuevo gobierno madrileño, que a falta de que se produzca el relevo en el consejo de administración de Telemadrid aún controla la entidad, ha decidido dejar de lado las reticencias y sumarse al carro.

La retransmisión televisiva del Orgullo por el canal autonómico madrileño era una demanda tradicional de los colectivos LGTB, teniendo en cuenta que Telemadrid no ha tenido duda alguna en retransmitir otro tipo de eventos convocados contra los derechos LGTB, como la gran manifestación homófoba que tuvo lugar el 18 de junio de 2005 (pocos días antes de la aprobación de la ley matrimonio igualitario) o las mal llamadas “misas de la familia”. Estas últimas no eran otra cosa que grandes concentraciones que el anterior arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, convocaba precisamente en la Plaza de Colon, como muestra de fuerza de los sectores más reaccionarios frente a las reformas sociales del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (muy especialmente la aprobación del matrimonio igualitario) y en las cuales siempre tuvo un papel fundamental el Camino Neocatecumenal (los ”kikos”). Las “misas de la familia” fueron eliminadas por el nuevo arzobispo, Carlos Osoro, después de que en los últimos años la asistencia decayera. Telemadrid también dedicó una grandísima cobertura mediática a las “Jornadas Mundiales de la Juventud”.

La marcha del Orgullo LGTB 2015 partirá el próximo sábado 4 de julio de la Glorieta de Atocha para finalizar en Colón, un recorrido similar al de año pasado, y tendrá por lema ”Leyes por la igualdad real ya”. Por lo que se refiere a la retransmisión televisiva del Orgullo, al parecer se enmarcará en el contexto de una edición especial del programa Aquí en Madrid, que presentan todas las tardes Goyo González y María Gracia.

Brentwood Photography es una empresa de Los Ángeles dedicada a la fotografía. Entre sus trabajos se incluyen los tradicionales reportajes de las celebraciones de boda. Para hacer constar su apoyo a la diversidad, los responsables de la empresa decidieron recientemente que la cabecera de su cuenta de Facebook fuera una fotografía en la que aparecían tres parejas besándose, dos de ellas del mismo sexo, en la que se podía leer “Todo lo que vemos es amor”. Pero esa decisión no pareció complacer a todos sus clientes…

 

Desde esa misma cuenta de Facebook, Brentwood Photography informaba de la pérdida de uno de ellos, una pareja que había contratado el reportaje fotográfico de su boda. La novia les había dirigido la siguiente nota:

Saludos, Brentwood. Quisiéramos informarles de que NO vamos a utilizar sus servicios para nuestra boda. Mi prometido y yo apoyamos el matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer, y no queremos que nuestro dinero vaya a sitios que apoyan lo contrario. En segundo lugar, querría preguntar cómo podríamos recuperar nuestra señal. Gracias.

La respuesta de la empresa, que no se hizo esperar, es memorable:

Vaya, no sé muy bien qué decir. Me gustaría decir que estoy decepcionado, pero en realidad me parece bien, porque nuestra compañía no querría ahora trabajar con alguien como vosotros. Y no es porque tengáis opiniones diferentes, sino porque como no os gusta el matrimonio gay, creéis que a nadie se le debe permitir celebrarlo. ¡Es como si a mí no me gustase el brócoli y pidiera que nadie más en el mundo pudiera comer brócoli tampoco! Si no estás a favor del matrimonio gay, vale, no te cases con una mujer. Personalmente, he aprendido a no juzgar a los demás y a amar a mis semejantes. Por eso voy a tratar de no juzgarte y no decir nada más de lo que pienso de ti.

En Brentwood Photography nos gusta el amor en todas sus formas.

Ahora, por lo que respecta a vuestra señal, espero que hayáis leído la primera cláusula del contrato que firmasteis, en la que consta que la señal no es reembolsable.

Pero no os preocupéis, ¡no me la voy a quedar!

Debido a esta conversación, he decidido donar vuestros 1.500 dólares a GLAAD, un grupo creado para ayudar y apoyar los derechos de los gais.

¡Así que permitidme que sea el primero en daros las más efusivas gracias por vuestra donación y apoyo a esta gran causa!

No lo podría haber hecho sin vuestro dinero.

Atentamente, con amor,

Brentwood Photography

Arcópoli y Metro de Madrid han lanzado este martes la campaña conjunta “El Orgullo viaja en Metro”, coincidente con la celebración del Orgullo LGTB y enmarcada en el plan elaborado por el colectivo universitario para combatir la ola de agresiones en la red de metro madrileña. Una iniciativa que tiene lugar pocas semanas después de que Metro de Madrid desarrollara una primera campaña contra la LGTBfobia.

 

La campaña se desarrollará entre el 1 y el 7 de julio y constará de 300 carteles que muestra un ferrocarril de la red de metro pintado con los colores del arcoíris. En palabras del coordinador de Arcópoli, Yago Blando, “la visibilidad que nos aporta esta campaña dentro de la red de metro nos ayuda a combatir las agresiones que las personas LGTB sufrimos a diario, ya que la visibilidad es clave para combatir la LGTBfobia. Agradecemos a Metro su compromiso con la igualdad real y con el colectivo LGTB”.

Los colectivos madrileños, y muy singularmente Arcópoli, llevaban tiempo reclamando este tipo de campañas, al tener conocimiento de varios incidentes de carácter homófobo ocurridos en la red de metro (entre ellos, una agresión verbal a una pareja de chicos que fue grabada y que alcanzó gran difusión el pasado noviembre). Pero la gota que colmó el vaso fue la polémica desencadenada por un documento interno de la compañía que contenía indicaciones discriminatorias hacia los gais, entre otros colectivos sociales, y que fue denunciado por el sindicato UGT.

No ha sido fácil, sin embargo. La puesta en marcha de la primera campaña (que tuvo lugar en abril) tuvo que superar la oposición del anterior consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, que llegó a asegurar, una vez que Metro ya la había anunciado, que este tipo de campañas no son necesarias. Cavero es ahora concejal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, al haber sido incorporado por Esperanza Aguirre a su lista.

 

El Festival Cultural de Madrid Orgullo, Muestra t, comienza su amplia programación cultural presentando una cuidada selección de propuestas de arte, cine, artes escénicas, música y literatura desde el 25 de junio hasta el 5 de julio de este año.

Los premios Muestra t 2015 se entregarán este 1 de julio en el escenario de la plaza de Chueca a las 20:30 horas durante el pregón inaugural de Madrid Orgullo 2015 (MADO) El premio Muestra t Nacional, se concederá a nuestro compañero e incesante luchador por la Igualdad de Derechos LGBT, Pedro Zerolo (in memoriam) y en reconocimiento a su decisiva contribución a la promulgación de la ley del matrimonio igualitario de la que se cumplen 10 años. El premio Muestra t Internacional se otorgará a EPOA (European Pride Organizers Association), asociación de la que formamos parte desde hace 10 años y que concedió al mismo tiempo la licencia para celebrar el Europride 2007 en la ciudad de Madrid. Este premio será recogido por Hans de Meyer y Ruben de Keyser (presidente y coordinador de derechos humanos respectivamente de la junta directiva de EPOA).

Muestra t se consolida como la alternativa cultural que MADO (Madrid Orgullo) ofrece cada año como parte de su programación. En esta nueva edición presenta numerosas propuestas tanto en artes plásticas como en teatro, cine, danza, música y literatura. Todas ellas pueden verse detalladamente en el dossier adjunto.

El escenario de Plaza del Rey será su sede principal, el festival saca la cultura a la calle, en sus diferentes expresiones: música, danza, teatro, pintura, verso, artes plásticas, lecturas dramatizadas, etc. Una cultura viva, reivindicativa, plural y libre. Una cultura que inunda las calles y plazas del centro de la ciudad para que los residentes, visitantes y turistas puedan disfrutar de la libertad, la modernidad y la diversidad que Madrid les brinda.

Hoy hace diez años el Congreso de los Diputados levantaba el veto impuesto por el Senado al proyecto de ley de matrimonio igualitario en España, que se convertía en ley por 187 votos a favor, 147 en contra y 4 abstenciones.

Han pasado diez años, se han celebrado más de 30.000 bodas entre personas del mismo sexo, y aunque la lucha por la igualdad y la no discriminación sigue viva, el mundo es un poquito mejor para las personas LGTB en nuestro país.

“Hoy estamos construyendo un país más decente, porque una sociedad decente es aquella que no humilla a sus miembros”. Muchos recordamos con emoción aquellas palabras del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, pese a los años que han pasado. Merece la pena volver a recordar aquel momento…

Y lo que pasó justo después, también muy significativo…

Tras la histórica sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos que ha declarado inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo, la reacción adversa de los representantes políticos más conservadores no se ha hecho esperar. Los jueces y fiscales más reaccionarios también han expresado su indignación con la igualdad para los ciudadanos LGTB estadounidenses. Todo augura la presentación de un abanico interminable de leyes, que subrepticiamente traten de impedir el ejercicio de lo que ya se ha dictaminado que es un derecho constitucional inalienable.

El hecho de que la sentencia haya llegado prácticamente en fin de semana, y que además ya haya comenzado el período de inactividad estival en las cámaras estatales, ha jugado a favor para que las celebraciones del Orgullo este 28 de junio hayan podido tener lugar sin demasiado alboroto político o judicial en los Estados Unidos. Sin embargo, todo hace prever que no será así siempre. Por lo pronto, ya son varios los gobernadores que han afirmado que funcionarios y jueces pueden negarse a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo si esto contraviene sus creencias religiosas. Una normativa semejante fue aprobada recientemente en Carolina del Norte, que parece ser el ejemplo a seguir por los gobernadores más recalcitrantes.

Texas

El primero de ellos ha sido el vicegobernador de Texas, el republicano Dan Patrick. Cerrado el periodo de sesiones de Cámara de Representantes y Senado sin que hayan prosperado las iniciativas LGTBfóbas presentadas por problemas de calendario, a Patrick solo le ha quedado la “imaginación legislativa” como recurso.

Este año se aprobó la “Ley de Protección de los Eclesiásticos”, que permite a las responsables de las confesiones religiosas rehusar la celebración de matrimonios entre personas del mismo sexo. Durante su aprobación, los ponentes llegaron a comparar a los gais con asesinos en serie, el matrimonio entre personas del mismo sexo con el holocausto judío y la homosexualidad con la pedofilia y el bestialismo. La ley fue aprobada por 141 votos a favor y 2 en contra.

El vicegobernador Patrick ha ordenado al fiscal general de Texas que amplíe la ley para incluir en ella a jueces, secretarios de condado y funcionarios. De esta forma, podrán rechazar a las parejas del mismo sexo que pretendan casarse si eso contraviene sus sinceras creencias religiosas. No cabe duda de que esta iniciativa es tan solo un parche en espera de que el nuevo período legislativo posvacacional dé comienzo y leyes mucho más severas sean presentadas y aprobadas por amplia mayoría. Obviamente, todas ellas serán denunciadas ante los tribunales por su evidente inconstitucionalidad, pero son una seria cortapisa al ejercidio de los derechos LGTB.

Luisiana

Bobby Jindal es el gobernador republicano de Luisiana, y comunicó recientemente su intención de luchar para ser candidato a las elecciones presidenciales por su partido. Quizás por ello fue uno de los más duros en su reacción inicial. Jindal pretendía ignorar la prevalencia de la sentencia del Tribunal Supremo y demorar su ejecución hasta que la Corte de Apelaciones del  5º Circuito decidiera sobre la sentencia desfavorable al matrimonio igualitario de septiembre de 2014, la única de este cariz en un tribunal federal.

Las parejas implicadas ya habían presentado sus peticiones para una moción de urgencia de la Corte de Apelaciones que obligara al acatamiento de la sentencia del Supremo. Sin embargo, la realidad jurídica se ha impuesto y las primeras bodas de parejas del mismo sexo ya se han celebrado, a pesar de que la asociación de secretarios de condado aventurase que la ejecución sentencia del alto tribunal podría posponerse 25 días, que es el plazo existente para que se puedan presentar alegaciones.

Pero Jindal no se ha rendido, y ha comunicado de inmediato que la orden ejecutiva que firmó el pasado mes de mayo sobre la “libertad religiosa”, ampara a los funcionarios y jueces que rehúsen celebrar enlaces entre personas del mismo sexo si contraviene sus creencias religiosas. La orden ejecutiva fue emitida por el gobernador Jindal después de que un proyecto de ley con ese contenido fuera rechazado por el comité legislativo de la Cámara de Representantes del estado, dada su evidente inconstitucionalidad.

Alabama

Quien no puso objeciones a la ejecución de la sentencia del Tribunal Supremo fue el gobernador de Alabama, Robert Bentley, que comunicó de inmediato que la acataría, como es su deber, a pesar de su fuerte desacuerdo. Pero en Alabama el problema no es el gobernador, sino el presidente de su Corte Suprema, Roy Moore. A pesar de que existía una sentencia favorable al matrimonio igualitario de la juez federal Callie V. S. Granade, y que tanto la Corte de Apelaciones como el propio Tribunal Supremo rehusaron suspenderla durante la apelación, el juez decidió ordenar a todos los funcionarios de Alabama que rechazasen la emisión de licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo.

Los abogados de las parejas demandantes acudieron a la juez Callie V. S. Granade con una inteligente fórmula judicial: hacer que el grupo de demandantes se abriera a todas las parejas del mismo sexo de Alabama a quienes se impidiera contraer matrimonio, e incluir como demandados a todos los jueces de familia y funcionarios del estado. La juez lo admitió, y ordenó que se emitieran licencias de matrimonio a todas las parejas que los solicitasen, aunque suspendió la ejecución de su mandato hasta la sentencia del Tribunal Supremo.

Una vez dado a conocer el fallo, la orden de la juez era de ejecución inmediata, y todo parecía dar a entender que los primeros matrimonios entre personas del mismo sexo se celebrarían con normalidad. Pero entonces llegó la última decisión del juez, un evidente pataleo ante lo inevitable: ordenar a los funcionarios del estado que pospongan la emisión de licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo durante un período de 25 días, que, como comentábamos anteriormente, es el plazo existente para que el Tribunal Supremo pueda rectificar una sentencia si así lo estima ante las alegaciones que se le presenten.

Queda aún por saber qué nueva ocurrencia tendrá el juez Moore una vez pasados esos 25 días.

Mississippi

En Mississippi quedaba por discernir si el fallo del Tribunal Supremo se ejecutaba de inmediato, o había que esperar a que se levantara la suspensión de la sentencia de un tribunal estatal. Aunque el fiscal general, el demócrata Jim Hood, aseveraba que no alegaría nada en contra del levantamiento de la suspensión, sí que comunicaba a los secretarios de los condados que no debían emitir licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo hasta que la Corte de Apelaciones del 5º Circuito no ordenase ese levantamiento.

Las críticas de los abogados de las parejas demandantes y de los expertos constitucionales arreciaron, obligando al fiscal Hood a rectificar. En una carta dirigida a los secretarios de los condados, el fiscal explicaba que Obergefell [la sentencia sobre el matrimonio igualitario del Tribunal Supremo] es la ley del país. Si un empleado ha emitido o decide emitir una licencia de matrimonio a una pareja del mismo sexo, el fiscal general no tomará ninguna actuación en su contra en nombre del estado… Por otro lado, si un empleado público se niega a emitir una licencia de matrimonio a una pareja del mismo sexo podría ser demandado por la pareja a la que se la ha negado y podría enfrentarse a responsabilidad civil”.

Las primeras bodas de parejas del mismo sexo comenzaron de inmediato.

En resumen, aunque la victoria para la igualdad de derechos de la comunidad LGTB ha sido histórica, aun habrá muchas barreras e impedimentos que superar para hacerla efectiva.

Premiados, artistas invitados, directivos y miembros del colectivo madrileño COGAM… todos los protagonistas de la gala organizada para la entrega de los Premios Triángulo (que reconocen la labor positiva, desde distintos campos, en favor de la comunidad LGTB) han tenido alguna palabra de recuerdo, de reconocimiento o de admiración a la figura del activista y político Pedro Zerolo, tristemente fallecido hace solo unas semanas. Entre los premiados: Emilio de Benito, Topacio Fresh, Antonio Arroyo o la plataforma Change.org. Cabe destacar que uno de los galardones anunciados, concedido al empresario Kike Sarasola, ha sido temporalmente suspendido hasta que se esclarezcan los hechos tras una denuncia por transfobia, lanzada por la Plataforma por los Derechos Trans. El Ladrillo Rosa, el antipremio habitual, en esta edición ha ido a parar al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, como responsable de la infame ‘ley mordaza’.

El salón de actos del sindicato UGT, en la avenida de América de Madrid, ha acogido este año el acto de entrega de los Premios Triángulo y Ladrillo 2015 del Colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM). A la gala, que tuvo lugar en la tarde de ayer, asistieron rostros conocidos del activismo y de la política madrileña. Ángel Gabilondo, Carla Antonelli o Antonio Miguel Carmona son solo algunos de los rostros conocidos que se unieron con su presencia a los de los premiados de esta edición. Varios artistas como Alicia Ramos u Ondina han amenizado el acto, superando distintos problemas técnicos. Pero, sin lugar a dudas, si este año ha habido un nexo común en todas las intervenciones realizadas desde el atril del escenario, ese ha sido el recuerdo y el afecto hacia Pedro Zerolo.

El de ayer es un nuevo reconocimiento colectivo a Zerolo, que se suma a otros de los que dosmanzanas se ha hecho eco en los últimos días. Uno de los primeros fue la despedida que el activismo le rindió en la plaza de Chueca, al día siguiente de su deceso. Emotivas palabras también la que le dedicaban dirigentes políticos, personajes de la cultura o la televisión. En el ámbito político, las alabanzas no solo llegaban desde el partido en el que militaba, el PSM-PSOE, sino también de otros como Izquierda Unida o Ahora Madrid. En este último, durante la presentación de su grupo Ahora Madrid LGTBI, la diputada Beatriz Gimeno y el concejal Jorge García Castaño, no dudaron en dedicarle los mejores elogios a Zerolo. Incluso desde ambientes católicos se lamentó públicamente su muerte. El propio arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, le dio el pésame al viudo de Zerolo, Jesús Santos. Aunque esta actitud se convertiría, desgraciadamente, en flor de un día: el mismo jerarca católico reprendería al Padre Ángel por el homenaje a Pedro Zerolo que el religioso promovió en una iglesia de Chueca.

En su discurso, el director de Change.org, Francisco Polo, tras subir a recoger el galardón concedido por COGAM a la plataforma de la que es responsable, ha sido uno de los que más profusamente ha incidido en la importancia de la figura de Zerolo. “Quiero darle las gracias por inspirar a las generaciones futuras. Un mundo mejor es posible. Muchas gracias”, expresaba Polo. Y proseguía: “Debemos sumarnos a una lucha que no ha terminado. Este es uno de los grandes problemas de la humanidad. Quedan muchos cambios por lograr”. No podemos olvidar que la acción lanzada por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) en Change.org para que el Ayuntamiento de Madrid cambie el nombre a la plaza de Vázquez de Mella por ‘plaza de Pedro Zerolo’ ya ha superado las 82.500 firmas.

Por otra parte, COGAM ha decidido bautizar con el nombre de ‘Pedro Zerolo’ al Premio a la Trayectoria, desde esta misma edición. Una distinción, por cierto, que ha recaído en Antonio Arroyo, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid. Arroyo ha expresado que “son todavía muchos los prejuicios y las agresiones que sufrimos, por eso COGAM ocupa un papel fundamental en la sociedad”. Además, el profesor Arroyo ha bromeado diciendo que “COGAM no es postureo”.

La diputada socialista en la Asamblea de Madrid Carla Antonelli, ha acompañado a recoger el Triángulo Audiovisual a Fernando Olmeda, autor del documental El Viaje de Carla. Olmeda ha reconocido que este galardón “supone una reafirmación de mi compromiso”. Antonelli, por su parte, aseveraba que este no es solo su viaje sino el de todos. Además de recordar a Zerolo y declarar que ahora sabemos que “la ciudad del arcoíris se puede alcanzar”, ha ironizado al asegurar que “quería dedicarle el premio a Cristina Cifuentes, pero veo que no ha venido”.

COGAM le ha concedido el premio Triángulo Comunicación a Emilio de Benito, periodista LGTB de El País, que ha dicho que “en los 17 años que llevo ejerciendo como periodista me lo habéis puesto muy fácil”. Asimismo, confesaba que “cuando yo empecé a trabajar, Pedro [Zerolo] ya estaba ahí”. La galerista, artista y televisiva Topacio Fresh ha recibido el premio Triángulo Cultura y ha mostrado su cara más emotiva al referirse a su madre, que padece la enfermedad de Alzheimer, y le ha agradecido que le diera “estas alas tan grandes para volar”.

Javier Martínez Piñón ha sido nombrado ‘socio de honor’ y Manuel David García, Catherine Langlois, M. Elena Barranco y Joaquín Arroyo han sido merecedores de las Banderas a la Militancia. El antipremio Ladrillo Rosa, por sus ‘méritos’, se le concedía al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Muy especialmente como promotor y responsable de la llamada ‘ley mordaza’, que restringe derechos universales, recogidos en la Constitución Española, como el de la libertad de expresión.

Kike Sarasola, el gran ausente

Mención aparte merece el galardón no entregado al empresario Kike Sarasola. Aunque se le había anunciado como merecedor del premio Empresa Amigable LGTB, finalmente se ha anunciado su suspensión hasta que se esclarezca el supuesto caso de discriminación tránsfoba ocurrido en su hotel Room Mate Oscar de la Plaza Vázquez de Mella. A través de una nota de prensa, remitida a dosmanzanas, la Plataforma por los Derechos Trans #NadieSinIdentidad denunciaba a este establecimiento de Sarasola por un “acto de transfobia con agravante sexista y clasista”.

En el marco de la celebración del Orgullo Crítico, alternativo a la manifestación general del Orgullo LGTB que tendrá lugar el próximo sábado en Madrid, a la activista trans Verónica Arauzo, al parecer, se le negó la entrada al hotel. Según ella misma explica, la negativa se habría producido por estar “prohibido el acceso a personas disfrazadas”. Desde la plataforma, “exigimos la actuación de la Fiscalía para que este hecho no quede exento de las responsabilidades legales oportunas”. Algunos medios han recogido que el empresario niega la mayor. No obstante, Sarasola no ha utilizado, por ejemplo, su cuenta de Twitter (de la que suele ser un usuario activo) para hacer ningún tipo de comentario sobre lo sucedido (al menos, hasta el momento).

La decimotercera marcha del Orgullo LGTB de Estambul, la ciudad más poblada de Turquía, fue abortada en la tarde del pasado domingo por las fuerzas de seguridad. Mediante el uso de una violencia desproporcionada, la policía turca impidió que miles de personas se manifestaran por las principales calles de la ciudad. No ha habido heridos de gravedad, pero se produjeron varias detenciones.

La marcha estaba convocada a las cinco de la tarde en la plaza Taksim y la avenida de İstiklal, en pleno centro de la ciudad, adonde empezaron a acudir miles de manifestantes. Al mismo tiempo, la policía comenzó a distribuirse por los accesos de ambas calles y, sin apenas previo aviso, atacó a los congregados para dispersarlos con cañones de agua, balas de goma y gases lacrimógenos. Los participantes huyeron hacia el norte y a las cinco y media, todas las entradas y salidas de Taksim e İstiklal quedaron bloqueadas por las fuerzas de seguridad.

Según los organizadores del Orgullo, la marcha fue “prohibida de repente por la oficina del Gobernador de Estambul a causa del mes de Ramadán sin ningún aviso”. Los activistas recordaron que el año pasado la celebración también tuvo lugar durante el mes sagrado del calendario islámico, sin que ello supusiera ningún obstáculo para su desarrollo. El representante del Gobierno en la ciudad asegura, sin embargo, que el veto a la marcha se comunicó horas antes de su comienzo por carecer del permiso necesario y defiende que la policía hizo un uso “proporcionado de la fuerza para disolver la concentración.

Las organizaciones LGTB han reaccionado con lógica rabia ante el ataque a un Orgullo que llevaba celebrándose trece años y había crecido desde unas treinta personas en 2003 a más de 15.000 en 2013; año en el que, además, los activistas LGTB se unieron a las protestas del parque Gezi contra el Gobierno de Recep Tayyip Erdoğan y también sufrieron las agresiones y detenciones de las fuerzas de seguridad. ILGA Europa condena en un comunicado la vulneración del derecho de asociación que supuso la redada.

A nivel europeo, el Comisario de Derechos Humanos Nils Muižnieks también expresó su rechazo y recordó que el papel de la policía es proteger a los manifestantes, no atacarlos. Pero la primera en expresar su indignación, en Twitter, fue la cantante Lady Gaga, quien pedía que se detuvieran los ataques. “¡Esto es inhumano!”, sentenciaba, al tiempo que pedía al gobernador en Estambul que permitiera la celebración del Ramadán y del Orgulloen PAZ, en lugar de dividir con violencia”.

En la página del diario Hürriyet está disponible un reportaje fotográfico de los acontecimientos ocurridos en el centro de Estambul.

Algo importante parece haber cambiado en la política local tras las elecciones del pasado 24 de mayo, al menos por lo que a la sensibilidad hacia la realidad LGTB respecta. Es cierto que por el momento el cambio es básicamente simbólico: apenas ha habido tiempo material para que se ejecuten nuevas políticas. Pero gestos como la izada de la bandera arcoíris en el Ayuntamiento de Madrid, la presencia de la alcaldesa Ada Colau al frente del Orgullo de Barcelona o la participación de Joan Ribó, alcalde de Valencia, en el vídeo promocional del Orgullo valenciano -hablamos, al fin y al cabo, las tres ciudades más importantes de España-  dicen mucho de los nuevos tiempos. Tiempos en los que, justo es reconocerlo, no participan solo los dirigentes locales de fuerzas emergentes. También del PSOE e IU, dos formaciones tradicionalmente comprometidas con los derechos LGTB, y hasta en algunos casos del PP.

En Madrid, el acto principal del Día del Orgullo, presidido por la alcaldesa Manuela Carmena, tuvo lugar el domingo por la mañana. Consistió, en primer lugar, en una izada simbólica de la bandera arcoíris en el interior del Ayuntamiento, a cargo del viudo de Pedro Zerolo, Jesús Santos. Carmena, que tuvo palabras de recuerdo para Zerolo, rindió homenaje al Orgullo LGTB de Madrid y recordó como en la capital española se gestó la que fue una de las primeras leyes de matrimonio igualitario del mundo. La alcaldesa insistió, eso sí, en la necesidad de seguir luchando contra la desigualdad y la discriminación. Posteriormente se procedió al despliegue de una gran bandera arcoíris de 26 metros (una de las banderas históricas del colectivo COGAM) en la fachada principal del edificio. Dosmanzanas estuvo allí, y pudimos tomar algunas fotografías:

Como bien ha sido difundido en redes sociales, el Ayuntamiento de Madrid ha iluminado también las históricas fuentes de Cibeles y Neptuno con los colores del arcoíris para que luzcan así durante toda la semana del Orgullo (que en Madrid culmina con la gran marcha del próximo sábado día 4). Y como la propia alcaldesa se encargó de confirmar en Twitter al ser preguntada por el coste, no ha sido necesaria una instalación específica, sino que ha bastado con una reprogramación de los sistemas de iluminación de ambas fuentes:

En Barcelona, por su parte, la alcaldesa Ada Colau presidió el viernes el acto oficial de conmemoración del Día del Orgullo, que se continuó con el despliegue de la bandera arcoíris en el balcón del Ayuntamiento. Lo hizo en compañía de la nueva concejala de Ciclo de la Vida, Feminismos y LGTBI, Laura Pérez. Una apuesta, la de esta nueva concejalía, en la que los colectivos LGTB tienen puestas grandes esperanzas:

Al día siguiente, la alcaldesa participó en los actos de celebración del Orgullo, que como viene sucediendo en los últimos años en la capital catalana ha sido “dual”. Colau estuvo en cabeza de la manifestación de la Comissió Unitària 28 de Juny, de carácter más puramente reivindicativo, y que como es ya tradición se desarrolló entre Plaza Universitat y la Plaza de Sant Jaume. Posteriormente acudió a la lectura del manifiesto del Pride Barcelona, la marcha más multitudinaria y festiva, cuyo fin de fiesta se celebró a los pies de Montjuïc, y que reunió a cerca de 25.000 personas.

En Valencia, mientras tanto, el nuevo alcalde Joan Ribó no solo ha participado en los actos institucionales (como la colocación de la bandera arcoíris en el Ayuntamiento) sino que quiso participar, como representante de su partido, Compromís, en un vídeo promocional de la manifestación del Orgullo elaborado por el colectivo Lambda. Lo hizo junto a Mònica Oltra, nueva vicepresidenta de la Generalitat Valenciana:

Un Orgullo, por cierto, que también se celebró este sábado y que congregó a miles de personas (alcalde incluido) en un ambiente más festivo que nunca.

Compromís, visibilidad máxima…

Un partido, Compromís, que desde luego está batiendo récords de visibilidad. A Fran Ferri, diputado en las Cortes Valencianas y ya bien conocido por los lectores de dosmanzanas, se han unido ahora los de Sergi Castillo, Pere Fuset y Carlos Galiana, tres de los nueve concejales de dicha formación en Valencia, y los tres abiertamente gais. Pero es que también son gais los alcaldes de Catarroja, Jesús Monzó, y de La Font de la Figuera, Vicent Muñoz…

Toda España, teñida de arcoíris

Además de en los ayuntamientos de Barcelona,Valencia y Madrid ha habido colocación de banderas en ayuntamientos y/o dependencias municipales de casi todas las capitales de provincia de España (aunque ha habido algunas excepciones destacadas, como Guadalajara o León) y de las principales ciudades y pueblos. Pero también en localidades pequeñas donde hasta ahora nunca había tenido lugar esta muestra de solidaridad con el colectivo LGTB se han colocado banderas. También en algunas diputaciones provinciales y sedes de diversos parlamentos y gobiernos autonómicos: por primera vez, por mencionar dos ejemplos significativos, en las Cortes Valencianas (con la oposición del PP) o en la sede de la Comunidad de Madrid (por iniciativa de Cristina Cifuentes, también del PP… En la galería de fotos de más arriba incluimos algunas imágenes).

Este año se han multiplicado además los montajes especiales: en Cuenca las casas colgadas fueron iluminadas con los colores del arcoíris, al igual que el Kursaal de San Sebastián o el Molí Real de Elche. Y en Las Palmas cuatro pasos de cebra han sido repintados con esos mismos colores… Resulta imposible recoger todos los lugares en una noticia, pero si quieres que mostremos una foto de tu localidad, envíanosla y la reproduciremos en Twitter, tal y como venimos haciendo en los últimos días.

Actos aislados de LGTBfobia contra las banderas

Eso sí, algunas de las colocaciones de las banderas arcoíris se han visto luego empañadas con actos de vandalismo LGTBfobo. Ha sucedido por ejemplo en Torrejón del Rey (donde los vándalos cortaron la bandera que colgaba del balcón consistorial) o de Pioz (donde la bandera fue quemada), ambas localidades de Guadalajara.

Y es que los nuevos aires, como mucho nos temíamos, no gustan a todos.

El ex futbolista Matt Hatzke, jugador de la Major League Soccer (la liga estadounidense de fútbol), ha decidido salir del armario públicamente a través de una carta publicada el pasado miércoles en la web Outsports.com, en la que cuenta cómo el estrés de no revelar su condición homosexual le llevó a abandonar su profesión cuando su carrera apenas comenzaba a despegar.

Hatzke fue fichado por Los Angeles Galaxy en 2008, para pasar después a los Earthquakes de San José, donde jugó como centrocampista. El jugador asegura que, aunque ya sabía que era gay cuando jugó para el Galaxy, no se sentía cómodo diciéndoselo a ninguno de sus compañeros de equipo. Cuando Hatzke fue despedido por los Earthquakes, tuvo la oportunidad de jugar para varios equipos en Vancouver o en Portland, pero prefirió alejarse del deporte profesional y matricularse en la escuela de Odontología.

“Sentí que tenía que dejar el fútbol para poner en orden mi vida personal y entender bien las cosas en mi cabeza. Realmente creía que nunca podría salir del armario como gay mientras jugase al fútbol profesional”, asegura Hatzke, de 28 años.

Después de tomar aquella difícil decisión, Hatzke continuó con su lucha personal pero, afortunadamente y según narra, las cosas empezaron a cambiar cuando conoció la historia de Robbie Rogers, el primer futbolista abiertamente gay en conquistar el título de liga en Estados Unidos junto a su equipo, Los Angeles Galaxy. Rogers se convirtió en un gran ejemplo de visibilidad LGTB en el deporte, tras salir del armario públicamente hace dos años y amagar con retirarse tras ello.

El impacto que la historia de Rogers y la de otros atletas tuvieron en mí fue profundo […] Sé que las historias de otros atletas me ayudaron muchísimo, así que estoy compartiendo la mía aquí para ayudar al próximo chico a encontrar aceptación y felicidad”, dice Hatzke. El jugador añade que decidió salir del armario en este momento en honor al mes del Orgullo LGTB, así como por la inminencia del anuncio de la Corte Suprema sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Hatzke ha tenido un novio durante dos años y actualmente ejerce como dentista. “La vida se volvió mucho mejor para mí después de salir del armario para mí, mis amigos y mi familia. Si me arrepiento de algo es de que no viví mi vida y compartí mi verdadero yo con mis compañeros de equipo cuando tuve la oportunidad”, sentencia.

Primer periodista deportivo en salir del armario

Pero la de Hatzke no ha sido la única noticia positiva en clave de visibilidad gay en el mundo del fútbol. Así, el informador radiofónico Juan Antonio Alcalá se ha convertido esta semana en el primer periodista deportivo en salir del armario en España. Lo ha hecho en una entrevista concedida a La Otra Crónica, suplemento de sociedad del diario El Mundo. “Este es un tema tabú en el deporte y el periodismo deportivo. Parece que no existe y no es así. Si alguno de los chicos, de 18 o 20 años, que van a entrar este verano de becarios en los medios de comunicación o cualquier chaval que esté en la escuela de fútbol del Real Madrid, el Barça o el Atleti están sufriendo porque se sienten raros o diferentes, quiero que puedan tener el ejemplo de alguien que se ha movido en este ámbito siendo gay. No es nada malo que haya que esconder. Yo me considero un buen profesional y buena persona, que es lo importante. Igual que hay homosexuales en el mundo del arte, en los centros de trabajo, del Congreso o en la NASA, también los hay en el deporte. Cuánto más visible se haga, éste será un país más tolerante y decente”, confesaba el periodista.

Durante su entrevista, Alcalá reflexiona sobre el espesor del “muro de silencio” que envuelve el tema de la homosexualidad en el mundo del deporte.Haz cuentas. Hablando de fútbol, hay veinte clubs de segunda división y otros veinte de primera con veinticinco jugadores en plantilla. En total, habrá unos mil futbolistas… ¿y no hay un caso públicamente conocido? Lo mismo pasa con la ACB, de los mil jugadores de baloncesto, ¿no hay ningún gay? O los pilotos de Fórmula 1, hay cuarenta y no hay nada”, reflexiona.

Alcalá, de 46 años, fue corresponsal de guerra en la Cadena SER a principios de los noventa, antes de entrar a formar parte del equipo de El Larguero, junto a José Ramón de la Morena. “La carrera es independiente de tu orientación sexual. Mis aptitudes para la comunicación son las mismas. De hecho, ahora hay gente que lo sabe, otra se enterará por estas páginas, y no creo que me afecte. Si por decir que eres gay un futbolista no quiere darte una entrevista, el problema lo tiene el futbolista”, cuenta en la misma entrevista. Actualmente forma parte del equipo de periodistas deportivos de la COPE.

Falta de referentes positivos en el fútbol profesional

A día de hoy, son contados los casos de futbolistas profesionales que han confesado públicamente su condición homosexual, inexistentes en el caso concreto de nuestro país. Y, de hecho, los pocos casos que se dan suelen venir de futbolistas ya retirados, lo que imposibilita que los jóvenes futbolistas LGTB se atrevan a dar el paso de salir del armario, al no encontrar ningún referente positivo entre los jugadores que aún están en activo, es decir, entre sus iguales.

Un hecho al que, sin duda, no contribuyen las manifestaciones homófobas de personajes relacionados con el ámbito futbolístico como es el caso de Fabio Capello, ex entrenador del Real Madrid, que el pasado mes de febrero aseguraba en una entrevista que “el fútbol no es para mariquitas”. Este tipo de episodios llevó a la FELGTB y a otros colectivos a promover una campaña contra la homofobia en el fútbol, que previamente se había puesto en marcha en Reino Unido.

La página web de la parroquia sevillana del Dulce Nombre de Bellavista publicaba este 28 de junio un artículo titulado Sanar la homosexualidad SÍ es posible, en el que promocionaba las infames “terapias” reparadoras, y que adornaba con una ilustración homófoba. Tras difundirse la noticia, el artículo ha sido retirado y el párroco ha emitido un comunicado de disculpa que responsabiliza a un voluntario de la parroquia de la publicación. Colectivos LGTB han expresado su indignación e incluso amenazan con denunciar al párroco. 

La entrada comenzaba con el siguiente texto: “Este fin de semana se suceden manifestaciones y eventos reivindicativos del llamado ‘orgullo gay’. Es por ello muy conveniente, para hacer frente a la ideología que destruye la familia cristiana, que dispongamos de recursos objetivos (tanto morales como científicos) como este magnífico trabajo adjunto de un autor norteamericano, Richard Cohen (ex-homosexual) sobre la sanación de la homosexualidad y las opciones a conocer terapias para ese fin. Y además se adjunta una conferencia científica sobre las causas de la homosexualidad. Desde la parroquia se ofrece este material de alto interés y se anima a re-enviarlo al mayor número de contactos posible. Se puede, y se debe, hacer mucho bien con el mismo”. Richard Cohen, con bien sabemos, es un “psicoterapeuta” (que por cierto carece de licencia para ejercer en su país y llegó a ser expulsado de la Asociación Americana de Counseling por violaciones éticas) tristemente conocido por sus obras, en las que defiende las “terapias” reparativas. Es fundador y miembro de diversas organizaciones de “ex-gais” y uno de los precursores de la ola de homofobia en África, como ya recogía en 2010 Truth Wins Out.

El texto del artículo (del que la cadena SER ha publicado un pantallazo que permite leerlo con claridad) se acompañaba además de una ilustración en la que aparecen tachadas con la señal de prohibido dos parejas del mismo sexo, muy utilizada en redes sociales por los difusores del odio homófobo. Hablamos en pasado porque ya ha desaparecido de la web parroquial, que permanece por cierto colapsada por el alto número de visitas, y en su lugar aparece un comunicado firmado por el párroco, Santiago González, que pide disculpas “a las personas y/o colectivos que se hayan podido sentir ofendidos por la desafortunada entrada en la web” y responsabiliza a una “persona voluntaria” que según asegura publicó la entrada sin informarle. Se da la circunstancia de que González ha estado de actualidad por diversos escándalos, incluyendo la denuncia sobre su supuesto papel en el suicidio de un feligrés. El sacerdote contrató un detective privado que desmontó la acusación, aunque el tema no llegó a los tribunales porque González aceptó el perdón de los implicados. Por otra parte, la autoridad eclesiástica instó recientemente al sacerdote a dejar de colaborar con artículos de opinión en un portal crítico con el papa Francisco.

Fundación Triángulo Andalucía ha emitido un comunicado en el que considera “intolerable” lo sucedido y pide al obispado que tome medidas “para que en su organización privada también sean respetados los derechos humanos, la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Andalucía que deja bien claro que no se puede discriminar por razón de orientación sexual”. Triángulo ha solicitado, de hecho, una entrevista con el obispo de Sevilla “para poder hacer llegar nuestra crítica personalmente”.

Por su parte, el Observatorio Español contra la LGBTfobia, vinculado a COLEGAS, y Andalucía Diversidad LGBT, miembro de dicha confederación, han anunciado la presentación de una denuncia este martes contra Santiago González por apología de la discriminación y el odio contra homosexuales y transexuales.

La Hermandad se desvincula

La Hermandad del Dulce Nombre de Bellavista, por cierto, ha querido desvincularse de lo sucedido a través de un contundente comunicado oficial:

Mediante la presente esta Hermandad se desvincula totalmente de la opinión vertida en la web oficial de la Parroquia del Dulce Nombre sobre la homosexualidad, cuya orientación sexual no es juzgada desde esta corporación, a quienes se les integra y se les da cabida tal y como pide nuestro Papa Francisco. Mostrándonos por tanto completamente en contra de este artículo.

Así mismo desde este momento se procederá a pedir las responsabilidades pertinentes sobre la publicación y gestión de artículos en la página web parroquial, como grupo integrante de la Comunidad Parroquial del Dulce Nombre de Bellavista.

Este 28 de junio se cumplen 46 años desde que un grupo de “marginales” se resistiera a la enésima redada de la policía de Nueva York contra el Stonewall Inn, entonces un tugurio frecuentado por homosexuales travestidos, transexuales, drags, chaperos o lesbianas de aspecto masculino. Lo que empezó como un acto de desobediencia acabó desencadenado una serie de disturbios que se prologaron varios días y que marcan, simbólicamente, el inicio de la lucha a favor de los derechos civiles y la igualdad de las personas LGTB. Una lucha que sigue viva. Pero hoy es el día de celebrar lo conseguido y tomar fuerzas para lo que queda por delante. Se lo debemos a quienes nos precedieron y a quienes ni siquiera hoy día pueden luchar.

El Stonewall Inn era un club del Greenwich Village al que acudían personas “poco recomendables”. Para acceder, había que ser conocido del portero (que escudriñaba a través de una mirilla a los posibles clientes) o tener una apariencia inconfundiblemente LGTB (si no “se te notaba”, no entrabas…). La redada de aquella noche era una de tantas. Normalmente se hubiera saldado con varias detenciones y el cierre del local durante unas horas, pero los ánimos estaban ese día especialmente exaltados. Algunas de las trans presentes (esa noche unas 200 personas se encontraban en su interior) plantaron cara a la policía y se negaron a ser identificadas y cacheadas. Al parecer una de ellas golpeó a uno de los policías con su bolso. La noticia se extendió por el barrio y pronto cientos de personas se congregaron en el exterior, coreando “poder gay” y gritando“cerdos” a los policías mientras estos arrestaban a muchos de los clientes.

En un momento determinado, una de las lesbianas detenidas, que nunca fue identificada, se revolvió al ser introducida en el coche patrulla. Los policías la reprimieron con violencia. En ese momento la multitud estalló encolerizada y los policías tuvieron que refugiarse en el local y pedir refuerzos. La revuelta había comenzado. Un arrebato de rabia y orgullo que se prolongó durante días, y que cada 28 de junio las personas LGTB de todo el mundo conmemoran. No fue el inicio del movimiento de liberación LGTB, pero constituyó un momento de gran carga simbólica. El historiador David Carter, autor del libro Stonewall: The Riots That Sparked the Gay Revolution afirma que la revuelta “fue al movimiento gay lo que la toma de la Bastilla a la revolución francesa”.

Muchos años después, en 2004, el inspector Seymour Pine, uno de los policías que aquella noche irrumpieron el en Stonewall Inn, reflexionaba sobre lo sucedido durante un debate que tuvo lugar en la Sociedad Histórica de Nueva York. Pine explicó que la patrulla se limitaba a cumplir órdenes. El club era propiedad de la mafia, y supuestamente la redada era una operación más contra el crimen organizado. Pine reconoció, no obstante, que en aquella época los prejuicios  eran la norma. “La policía no tenía ni idea sobre los gays”, afirmó. También reconoció que resultaba rentable detener homosexuales y transexuales: era la forma más sencilla de elevar el número de arrestos y mejorar sus expedientes. “Eran detenciones fáciles. Nunca daban problemas”. Según Carter, el inspector Pine (cuyo fallecimiento recogimos hace cinco años) no era especialmente homófobo.“Tenía las ideas preconcebidas de su tiempo. Pero yo sí creo que se limitó a cumplir las órdenes, y que no tenía un prejuicio personal (…) Una vez me llegó a decir: si lo que pasó sirvió de alguna manera para ayudar a los gays, me alegro”, contó.

Nuestra imagen del día: el Ayuntamiento de Madrid

Han pasado muchos años desde la revuelta de Stonewall, pero la lucha en favor de los derechos civiles y la igualdad de las personas LGTB está muy viva. Las relaciones homosexuales siguen penadas en casi 80 países y las personas LGTB siguen siendo asesinadas, perseguidas, agredidas y discriminadas. Poco a poco las parejas del mismo sexo empiezan a ser reconocidas en los países más avanzados del mundo, y en más de una veintena de ellos se les ha reconocido su derecho a contraer matrimonio. El último de ellos, los Estados Unidos. Pero incluso en muchos de estos países los derechos más elementales de las personas transexuales, el grupo más estigmatizado y vulnerable del colectivo, siguen sin ser respetados.

Dosmanzanas tiene una vocación global, pero nació hace casi ya diez años como respuesta a la ola de odio que desencadenó la aprobación del matrimonio igualitario en España, que tuvo en Madrid su epicentro. Decenas de miles de personas se manifestaron por las calles de la capital española solo para exigir al Parlamento que no legislase en favor de nuestros derechos. Entre ellas estaba Ana Botella, autora de la famosa frase sobre “peras y manzanas” que inspiró nuestro nombre, por aquel entonces concejala de Empleo y Servicios a la Ciudadanía del Ayuntamiento de Madrid, y que luego llegaría a ser alcaldesa de la ciudad…

Es por eso que ahora, cuando una nueva alcaldesa la ha reemplazado, ha dado voz al colectivo LGTB y ha decidido hacer de la diversidad emblema de la capital de España, hemos elegido como imagen del día la del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid, adornado con la bandera arcoíris. Un símbolo que representa por cierto lo que este 28 de junio ha sucedido en muchas otras ciudades de España y del mundo (en próximas entradas intentaremos recoger algunas de ellas), pero que para nosotros tiene una carga especial:

 

Si una imagen simbolizaba este viernes la importancia de la decisión del Tribunal Supremo del los Estados Unidos, que no fue que el matrimonio igualitario sea constitucional (no era eso lo que se dirimía), sino que prohibirlo es inconstitucional (un fallo de mucho más calado) fue la del Twitter oficial de la Casa Blanca, adornado con la bandera arcoíris y promoviendo en hashtag #LoveWins (“El amor gana”), que rápidamente se convertía en Trending Topic mundial…

Horas después era la verdadera Casa Blanca la que aparecía iluminada con los colores del arcoíris…

Allí donde los miserables muestran su pequeñez (esa delegada del Gobierno en Madrid, ofendida por el izado de la bandera arcoíris en los Ayuntamientos españoles…) es donde se aprecian realmente los gestos que serán recordados y harán historia. Ayer viernes pudimos asistir a muchos de ellos, de los que hicimos un seguimiento detallada en Twitter. Hoy repasamos algunos de los más significativos.

Sin dejar la Casa Blanca, cuya página web está hoy adornada con una gigantesca bandera arcoíris, el propio presidente Barack Obama se felicitaba en su Twitter de la decisión del Supremo (al igual que su esposa, Michelle Obama) y hacía una declaración institucional de nueve minutos de duración que finalizaba con un homenaje a todos aquellos héroes anónimos que habían hecho posible un cambio así. “Pueden estar orgullosos. América puede estar muy orgullosa”, terminaba:

También la cuenta de Twitter de la que bien puede ser la sucesora de Obama, Hillary Clinton, se teñía con los colores del arcoíris. Su timeline de las últimas horas está abarrotado de mensajes de felicitación. Nos quedamos con esta imagen, en la que la que las palabras de la propia Hillary aparecen sobreimpresionadas en bandera arcoíris:

Y hablamos de Estados Unidos, el país de la iniciativa privada por excelencia. No podía faltar los mensajes de felicitación de marcas, empresas y corporaciones, muchas de ellas de ámbito global. Así ha sido por ejemplo en los casos de AbsolutAmerican Airlines, AT&TBen & Jerry’s, Coca-ColaGoogle, Hilton, JetBlueJohnson & JohnsonKellogg’sLevi’s, MasterCard, Pepsi, SpotifyStarbucksUberVisa… y muchas otras más quizá menos conocidas a nivel mundial pero de gran importancia en los Estados Unidos. La red social Twitter se ha convertido, por su inmediatez y frescura, en el gran altavoz que ha amplificado como posiblemente nunca antes las reacciones a una decisión del más alto órgano judicial de los Estados Unidos.

También YouTube se felicitó por la decisión. Y como no podía ser menos, colgó un precioso vídeo de celebración elaborado con momentos de muchos otros vídeos que mostraban salidas del armario, testimonios personales, peticiones de mano, bodas:

Por lo que se refiere a personalidades de la vida social, también la cascada de felicitaciones ha alcanzado un gran volumen. Ellen DeGeneres, George TakeiJason Collins, Jesse Tyler FergusonNeil Patrick Harris, Ricky Martin, Satya Nadella (presidente de Microsoft), Tim Cook (presidente de Apple)… Como curiosidad, hasta el Twitter oficial de la serie Juego de Tronos quiso celebrar la noticia con una simpática foto:

Seguiremos recogiendo a lo largo de próximas entradas más reacciones, pero queríamos por lo pronto hacer mención a algunas de las más precoces y significativas… También seguiremos informando de la evolución de los acontecimientos por lo que al matrimonio igualitario se refiere en cada uno de los estados en los que la situación legal se modifica tras la sentencia del Supremo, y donde jueces, fiscales generales y gobernadores conservadores ya están intentando torpedear la ejecución efectiva de la sentencia.

Retrasando, en definitiva, lo inevitable.

Por una mayoría de 5 votos favorables a 4, el plantel de jueces del Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha dictaminado que el matrimonio es un derecho constitucional del que no se puede excluir a las parejas del mismo sexo. El espíritu de la sentencia puede resumirse en su resolución final, en la que los magistrados favorables estiman que las parejas demandantes reclamaban “igual dignidad a los ojos de la ley. La Constitución les otorga ese derecho”. Contra esta argumentación, la minoría disidente alude a argumentos caducos como el relacionar matrimonio y procreación o el socavamiento de la libertad religiosa.

Las previsiones más optimistas se han visto cumplidas y la más alta instancia judicial de los Estados Unidos, su Tribunal Supremo, intérprete máximo de la Constitución, ha dictaminado que las parejas del mismo sexo de todo el país tienen el derecho constitucional a contraer matrimonio, sea cual sea el estado en el que residan. Así, el matrimonio igualitario alcanza a todos aquellos estados donde las leyes que lo prohibían aún estaban vigentes o pendientes de resolución judicial definitiva: Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska, Kansas, Texas, Misuri, Arkansas, Luisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Tennessee, Kentucky, Ohio y Michigan. La sentencia también afectará a otros territorios vinculados a las decisiones del Tribunal Supremo, como Puerto Rico.

Los nueve jueces del Tribunal Supremo debían discernir si las sentencias desfavorables al matrimonio igualitario de la Corte de Apelaciones del 6º Circuito se ajustaban a la Constitución de los Estados Unidos. Las cuatro parejas recurrentes reclamaban el derecho a contraer matrimonio en su estado de residencia, o a ver reconocido el contraído en otro estado donde era legal. Afectaban a sentencias de los estados de Tennessee, Michigan, Kentucky y Ohio.

Todas ellas se aunaron en el caso Obergefell v. Hodges, que finalmente fue aceptado por el Tribunal Supremo para su consideración a principios de año. El caso hacía referencia al recurrente de Ohio, a quien se había denegado el reconocimiento de su matrimonio celebrado en Maryland, un estado que sí permitía casarse a las parejas del mismo sexo. Aunque la pareja consiguió una sentencia favorable de un tribunal federal, la Fiscalía de Ohio recurrió ante la Corte de Apelaciones del 6ª Circuito, que anuló tanto esa sentencia como las que habían tenido lugar en los otros estados de su jurisdicción.  Lamentablemente, el marido de Jim Obergefell, John Arthur, murió de una enfermedad terminal en plena lucha por sus derechos constitucionales.

El ponente de la sentencia ha sido el juez Anthony Kennedy (el mismo del fundamental y precursor caso Windsor), a quien se han unido con su voto favorable los jueces Stephen Breyer, Ruth Bader Ginsburg, Sonia Sotomayor y Elena Kagan. El juez Kennedy establece que el matrimonio es un derecho fundamental, y que “la identificación y protección de los derechos fundamentales es una parte perdurable de la obligación judicial de interpretar la Constitución”. Prohibir ese derecho fundamental a un grupo determinado de ciudadanos vulnera la 14ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que ampara el derecho al debido proceso y la igual protección ante la ley: ”Ningún estado podrá dictar ni dar efecto a una ley que limite los privilegios o exenciones de los ciudadanos de los Estados Unidos; ningún tribunal de cualquiera de los estados podrá privar a una persona de su vida, su libertad o propiedad sin el debido proceso legal; ni podrá denegar a una persona dentro de su jurisdicción la igual protección ante las leyes. Si los estados permiten que las personas se casen con otras personas del sexo opuesto de su elección, deben permitir que las personas hagan la misma elección con cónyuges del mismo sexo”.

Discriminación histórica

No obstante, algunos esperaban que los fundamentos del fallo hicieran referencia a la orientación sexual como merecedora del más alto escrutinio, el mismo que merecen el sexo, la raza o el origen étnico. Eso hubiera significado que ninguna ley, mandato u ordenanza podría discriminar, ni siquiera por omisión, a los ciudadanos de los Estados Unidos en base a su orientación sexual. Sin embargo, la sentencia únicamente se ha ceñido al derecho al matrimonio y a la vulneración de la igual protección ante la ley en ese ámbito.

Aunque el dictamen contiene un detalle que no se ha pasado por alto: el juez Kennedy califica la orientación sexual de gais, lesbianas y bisexuales como “de naturaleza inmutable”, incidiendo más tarde en que “los psiquiatras y otros expertos han reconocido que la orientación sexual es una expresión normal de la sexualidad humana y es inmutable”. Esta calificación da fin a cualquier debate jurídico sobre la elección arbitraria de la orientación sexual y abre la puerta a que en futuros casos se le estipule el más alto escrutinio, pues la cuestión de la “naturaleza inmutable” ha sido fundamental para que le fuera reconocido al sexo o a la raza. A nadie se le escapa tampoco la relevancia que podrá tener en la lucha contra las terribles “terapias reparadoras”.

Pero el factor principal para designar a un grupo como merecedor del más alto escrutinio es el hecho de que haya sido históricamente discriminado. El juez Kennedy lo establece sin duda alguna: ”Durante gran parte del siglo XX la homosexualidad fue tratada como una enfermedad. Mientras tanto, la intimidad entre personas del mismo sexo había sido largamente condenada como inmoral por el propio Estado en la mayoría de las naciones occidentales, una creencia que a menudo se encarnaba en la ley penal. El sexo entre dos hombres o dos mujeres sigue siendo un crimen en muchos Estados, y a los gais y lesbianas se les ha prohibido el acceso a la mayor parte del empleo público, se les ha excluido del servicio militar, de las leyes de inmigración, han sido objetivos de la policía y se les ha impedido el derecho de asociación”. La repercusión que este argumento pueda tener en futuras sentencias, de este u otro tribunal, es indudable.

Finalmente, la sentencia se fundamenta en el derecho a la igual dignidad de todos los ciudadanos, sin excepción, y en la decisión de no excluir a ninguna persona de un derecho fundamental, la institución del matrimonio, que no hace sino engrandecerse al poder acoger a todos los ciudadanos:

Ninguna unión es más profunda que el matrimonio, ya que encarna los más altos ideales de amor, fidelidad, dedicación, sacrificio y familia. En la formación de una unión matrimonial, dos personas se convierten en algo más grande de lo que eran. Como algunos de los demandantes de estos casos han demostrado, el matrimonio representa un amor que puede incluso perdurar más allá de la muerte. Sería malinterpretar a estos hombres y mujeres afirmar que faltan al respeto a la idea del matrimonio. Su demanda se produce porque la respetan, la respetan tan profundamente que tratan de poder llevarla a cabo ellos mismos. Su esperanza es no estar condenados a vivir en soledad, excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización. Piden igual dignidad a los ojos de la ley. La Constitución les otorga ese derecho.

La sentencia de la Corte de Apelaciones del Sexto Circuito queda invalidada.

Votos discrepantes

Los votos contrarios a la sentencia han partido de los jueces John G. Roberts (actual presidente del Supremo), Antonin Scalia, Clarence Thomas y Samuel Alito, como la mayoría de los expertos había previsto. Han presentado sus argumentos en cuatro opiniones de disenso, que ocupan dos tercios de los 103 folios que componen la sentencia.

La más profusa, elaborada por el juez Roberts, ha sido firmada también por Scalia y Thomas, e incide en viejos argumentos como el de relacionar matrimonio con procreación: “el matrimonio es una solución socialmente organizada para el problema de lograr que las personas permanezcan unidas y cuiden a sus hijos, pues el mero deseo de tener hijos y el sexo que hace posible que haya niños, no lo resuelve”. No sabemos si ese criterio es aplicable a las parejas heterosexuales que no puedan o no quieran procrear.

También echa mano el juez Roberts de la definición del matrimonio que ofrece la primera edición del diccionario Webster, como argumento de  peso: “la unión legal de por vida entre un hombre y una mujer”. Al parecer, al Webster aún no había llegado el divorcio. Pero su argumento fundamental es que no se trata de una cuestión de índole constitucional, sino de una decisión que debería poder tomar el pueblo mediante votación, aunque suponga la discriminación de parte de la ciudadanía. Así lo evidencia en su sorprendente conclusión final: “Si se encuentra usted entre los muchos estadounidenses, cualquiera que sea su orientación sexual, que están a favor de la expansión de los matrimonios del mismo sexo, por supuesto que celebrará la decisión de hoy. Celebrará el logro de una meta deseada. Celebrará la oportunidad de una nueva expresión del compromiso con su pareja. Celebrerá la disponibilidad de nuevos beneficios. Pero no celebrará la Constitución. No tenía nada que ver con eso”.

El juez Scalia llega tan lejos como para negar que el propio tribunal al que pertenece pueda dictar resolución alguna: “Un sistema de gobierno que subordina a las personas a un comité de nueve magistrados no electos no merece llamarse una democracia”, una clara referencia a que la mayoría de las legislaciones contra el matrimonio igualitario habían sido convalidadas mediante referéndum. Scalia asevera que no es un intolerante mientras califica a sus colegas firmantes de la sentencia favorable de “narcisistas pretenciosos”.

El juez Clarence Thomas considera que la cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo debería haberse limitado a una cuestión política, no judicial. También teme que la decisión mayoritaria socave la libertad religiosa. Aunque lo más sorprendente es que el siguiente argumento provenga del único miembro afroamericano del alto tribunal: “El corolario de este principio es que la dignidad humana no puede ser socavada por el gobierno. Los esclavos no perdieron su dignidad (más de lo que pierden su humanidad) porque el gobierno permitiera que fueran esclavizados. Los detenidos en campos de internamiento no perdieron su dignidad  porque el gobierno les confinara allí. Y a quienes les niegan beneficios gubernamentales ciertamente no pierden su dignidad porque el gobierno se los niegue. El gobierno no puede conceder la dignidad, y no la puede quitar”.

Finalmente, el juez Samuel Alito se muestra muy preocupado por que los partidarios de los derechos LGTB utilicen los argumentos de la mayoría del tribunal respecto a la discriminación histórica del colectivo para vilipendiar a quienes quieran discriminarles: Serán utilizados para vilipendiar a los estadounidenses que no estén dispuestos a asentir a la nueva ortodoxia. En sus fundamentos, la mayoría del tribunal compara las leyes tradicionales de matrimonio a las leyes que negaban la igualdad de trato para los afroamericanos y las mujeres. Las implicaciones de esta analogía serán explotadas por aquellos que están decididos a acabar con todo vestigio de disidencia”.