Logo de dosmanzanas

La historia, tristemente, se repite: como ya ocurriera en Uganda, la promulgación el pasado mes de octubre de la ley que endurece el trato penal de las personas homosexuales en Gambia ha desatado una persecución que, según ha denunciado Amnistía Internacional (AI), se ha saldado ya con numerosas detenciones y presuntas torturas.

Esta semana ha salido a la luz que el presidente gambiano, Yahya Jammeh (de cuya virulenta homofobia hemos venido informando en dosmanzanas) ratificó con su firma el pasado 9 de octubre la ley homófoba aprobada en el parlamento en septiembre. Recordamos que las relaciones homosexuales, tanto entre hombres como entre mujeres, estaban ya castigadas con hasta 14 años de prisión en el país. Algo que no les parecía suficiente a los legisladores gambianos, que decidieron imponer penas más duras a lo que denominaron “homosexualidad agravada”, en aquellos casos de reincidencia o que impliquen a personas que viven con VIH, que ahora pueden llegar a ser castigados con cadena perpetua.

Jammeh y su entorno habían mantenido la entrada en vigor de la ley en relativo secreto, pero su aplicación no ha tardado en llegar. Según informa AI, entre el 7 y el 13 de este mes, la Agencia Nacional de Inteligencia (NIA) y la Guardia Presidencial del pequeño país africano arrestaron a cinco hombres, entre ellos un menor de 17 años, y a tres mujeres, acusados de forma genérica de homosexualidad. Los detenidos habrían sido sometidos a torturas y malos tratos para obligarlos a confesar sus “delitos” y a revelar los nombres de otras personas LGTB. Los agentes de la NIA, siempre según los testimonios recogidos por AI, habrían golpeado, aplicado privación sensorial y amenazado con violar a los arrestados, diciéndoles que, si no confesaban, “les introducirían un dispositivo por el ano o la vagina para ‘probar’ su orientación sexual”.

El 13 de noviembre se produjo la liberación de las tres mujeres, que sin embargo siguen bajo investigación y con sus documentos de identidad confiscados para no poder abandonar el país. Los varones, incluyendo el menor de edad, seguirían detenidos (a fecha del jueves pasado), incomunicados y sin la asistencia de un abogado. La NIA, mientras tanto, estaría recopilando una lista de nombres de “sospechosos”, algunos de los cuales han sido informados por familiares y han podido huir. Es el caso del testimonio de una joven recogido por AI, que afirma que las fuerzas de seguridad fueron a buscarla a su casa sin encontrarla, y amenazaron con matarla si la localizaban; la víctima ha conseguido huir al vecino país de Senegal. Seis mujeres más no han tenido esa suerte y habrían sido capturadas entre los días 18 y 19 de noviembre.

Ante la gravedad de los hechos denunciados por AI, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein emitió el pasado jueves un comunicado de condena de la situación en Gambia. Zeid denuncia que la nueva ley “viola derechos humanos fundamentales” como la privacidad, la no discriminación y la protección frente a la detención arbitraria, además de aumentar el “estigma” que sufre la población LGTB en el país africano. El Alto Comisionado hace un llamamiento al Gobierno gambiano para que “cumpla con sus obligaciones internacionales”, retire todas las provisiones legales que castigan las relaciones sexuales consentidas entre adultos y ponga fin a las detenciones “inmediatamente”.

Para su presidente, los homosexuales no son más que “alimañas”

El presidente de Gambia Yahya Jammeh ha hecho de la homofobia uno de los rasgos más distintivos de su figura. Ya en febrero contábamos como comparaba a las personas homosexuales con alimañas. “Combatiremos a esas alimañas llamadas homosexuales o gays de la misma forma que combatimos a los mosquitos que causan malaria, cuando no de una manera más agresiva”, expresaba entonces Jammeh en un discurso conmemorativo de la independencia gambiana. “No aceptaremos ninguna amistad, ayuda u otro gesto que lleve como condición aceptar a los homosexuales o a los LGTB”, añadía. Unas siglas que según él “solo pueden significar Lepra, Gonorrea, Tuberculosis y Bacterias, que son todas nocivas para la existencia humana”.

No era sin embargo la primera vez que Jammeh hacía uso de la homofobia para ganar popularidad. En su discurso de Navidad de 2013, dirigido a la minoría cristiana, tachó a los homosexuales de “cáncer social. Pero quizás más grave fue que aprovechara su intervención ante la 68ª Asamblea General de Naciones Unidas, hace ahora un año, para pronunciar un virulento discurso de incitación al odio en el que calificó a la homosexualidad de “una de las mayores amenazas para la existencia humana” y a las relaciones entre personas del mismo sexo como “más mortales que todos los desastres naturales juntos”.

Años antes, en 2008, amenazó con decapitar a todos los homosexuales que no abandonaran el país, y en 2009 hacía un llamamiento al Ejército para detectar conductas homosexuales en su seno, que entonces también calificó de “diabólicas”. En febrero de 2012, Jammeh insistía en que los derechos de las personas homosexuales no pueden considerarse derechos humanos; y en abril del año pasado, amenazó a los homosexuales que visiten su país con “arrepentirse de haber nacido”.

La Junta de Extremadura, gobernada por el PP, aviva de nuevo la vieja polémica sobre si la violencia en el seno de parejas del mismo sexo puede equipararse o no a la violencia de género. En lo que bien podría ser visto como una utilización populista del asesinato del actor Koldo Losada a manos de su marido, el Gobierno extremeño ha anunciado que incluirá como violencia de género el maltrato entre parejas del mismo sexo dentro de la futura ley de igualdad y no discriminación de las personas LGTB. Un anuncio que ha pillado con el pie cambiado al principal colectivo LGTB extremeño, Fundación Triángulo Extremadura, que considera que el tema requiere una reflexión cuidada e insiste en que la violencia en el seno de parejas del mismo sexo y la violencia de género son realidades distintas.

La noticia saltaba este viernes, cuando el gobierno extremeño anunciaba que las personas víctimas de maltrato en el seno de parejas del mismo sexo contarían con el mismo grado de protección en la región que las víctimas de violencia de género, incluyendo una ayuda de 450 euros para garantizar la independencia económica durante nueve meses. Según el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, “los casos en los que una persona abusa con violencia psíquica o física de otro del mismo sexo o del sexo opuesto para destruir perversamente su autonomía o libertad son un ataque a toda la sociedad española, no sólo a la víctima”.

Algo que no tendría por qué ser fuente de polémica, si no fuera por la intención del gobierno extremeño -al menos eso parece desprenderse del anuncio- de considerar la violencia en el seno de parejas del mismo sexo como una forma más de violencia de género y de utilizar para ello la futura ley de igualdad y no discriminación de las personas LGTB, que el gobierno regional lleva más de año y medio negociando con Fundación Triángulo Extremadura. Todo ello sin que este colectivo tuviera noticia alguna de las intenciones de Monago. Es más, el presidente extremeño instaba al gobierno de España a modificar la ley nacional de violencia de género para incluir en ella a las parejas del mismo sexo.

Triángulo, pillado a contrapié, pide no confundir los temas

En un primer comunicado a los medios, difundido inmediatamente después del anuncio del gobierno extremeño, Fundación Triángulo Extremadura hacía saber que este aspecto “no se había reflexionado en las reuniones mantenidas entre Triángulo y el gobierno para abordar los contenidos de la ley”. “Triángulo Extremadura, que valora positivamente la preocupación del gobierno por este asunto y la comparte como no podía ser de otra manera, espera conocer en breve en qué términos el gobierno pretende incluir en la ley contra la homofobia y transfobia en la que se está trabajando la violencia en parejas del mismo sexo”, añadía este primer comunicado.

Triángulo destacaba que “este debate es sensible y requiere una reflexión cuidada” y precisaba que no podía hacerse de espaldas a las entidades que trabajan y lideran la lucha contra la violencia de género en Extremadura.

En un segundo comunicado de prensa dado a conocer este sábado, Fundación Triángulo se extendía más a fondo, explicando que en el diálogo que viene manteniendo con el gobierno extremeño cara a una futura ley contra la discriminación de las personas LGTB “ha manifestado las demandas que considera prioritarias, entra las que no estaba esta cuestión, que hasta el momento no ha sido debatida con profundidad ni por el colectivo ni por quienes hasta hoy han venido trabajando en materia de violencia en la pareja, que fundamentalmente han sido las organizaciones feministas”. Por su interés, reproducimos a continuación las argumentaciones de Triángulo:

En primer lugar queremos manifestar que este debate debe plantearse de una manera mas sosegada y tranquila, y no a golpe de titulares de prensa. Triángulo no tenía conocimiento alguno de que esta medida se pretendía incluir en la ley, y no conoce en que términos se pretende hacer. Espera poder conocerlo en breve, pero también cree que el debate sobre este punto debe consensuarse con las organizaciones de mujeres que hasta hoy se han ocupado y han liderado todos los avances relativos a violencia de género.

En segundo lugar queremos matizar que aun agradeciendo la intención de tratar y abordar este asunto, que creemos debe plantearse porque aun no siendo elevado el número de casos debe tratarse, reconocerse y debe acompañarse a las víctimas, creemos que debe quedar claro que la posible violencia en parejas del mismo sexo no puede considerarse violencia de género, que es la que se da cuando en la pareja un rol de género abusa del otro. Por definición esa no es el origen de las situaciones de violencia que se da en aquellas parejas homoparentales en las que se produce, dado que los dos miembros de la pareja tienen el mismo género.

Es probable que haya quien estime que esto es un matiz sin relevancia, pero en nuestra opinión no es así. Todas las situaciones de violencia en la pareja deben combatirse, pero la lacra de la violencia machista debe seguir siendo combatida de manera singular y prioritaria, porque a día de hoy el número de mujeres asesinadas por sus maridos sigue siendo inaceptable.

En tercer lugar, agradeceríamos al ejecutivo que cualquier otra cuestión que pretenda plantearse como innovación en la futura posible ley sea planteada con anterioridad a quienes llevamos casi veinte años trabajando contra la discriminación LGBT en nuestra comunidad autónoma, a fin de poder evitar discrepancias públicas innecesarias.

Triángulo no avalará ni apoyará cualquier ley LGBT. Defendemos los derechos de este colectivo por encima de cualquier color político o interés de partido, y solo apoyaremos una ley que recoja todas las demandas planteadas al ejecutivo. Y las que se planteen adicionalmente las analizaremos antes de avalarlas.

Nuestra organización ha manifestado en reiteradas ocasiones al gobierno que quiere la mejor ley LGBT extremeña, que debe estar como mínimo a la altura de la aprobada por el Parlamento catalán en fechas recientes, y en materia de transexualidad a la altura de la aprobada por el parlamento andaluz. Por supuesto en el marco de nuestras competencias autonómicas.

De la misma manera hemos manifestado que queremos una ley que dé participación a todas las voces políticas, por lo que hemos demandado en reiteradas ocasiones que el trámite parlamentario de opción a ese debate, para que todos los partidos políticos puedan aportar su visión, para que sea una ley de todos y de todas.

¿Hora de afrontar el problema?

En opinión de dosmanzanas, a la luz de lo sucedido deben diferenciarse dos hechos distintos. Por un lado, parece claro que asistimos a una utilización política, a golpe de titular, de un asunto de extrema gravedad. El gobierno de Extremadura aprovecha de forma populista una tragedia para intentar apuntarse un tanto mediático, aunque ello sea a costa de una importante deslealtad hacia Fundación Triángulo Extremadura, que lleva años tendiendo puentes hacia todas las fuerzas políticas extremeñas, incluido el PP, en aras de conseguir avances en materia LGTB. Si el gobierno extremeño está de verdad preocupado por la violencia en el seno de las parejas del mismo sexo, lo deseable hubiera sido ponerlo en conocimiento de Triángulo e intentar avanzar conjuntamente propuestas en este sentido.

No acabamos de comprender, sin embargo, las reiteradas negativas de muchos colectivos LGTB a abordar desde un punto de vista legal la problemática que supone la violencia en el seno de parejas del mismo sexo. En este sentido, quizá la preocupación por respetar sensibilidades lleva a estos colectivos LGTB a manifestar posturas que pueden ser vistas como incoherentes con el que debe ser uno de sus principales empeños: asegurar un marco legal igualitario para todas las personas LGTB.

La actual legislación contra la violencia de género está concebida para combatir la violencia machista ejercida por el varón contra la mujer, una lacra de primera magnitud. Pero ello no significa que no exista la violencia en el seno de las parejas del mismo sexo, y no puede despreciarse sin más el riesgo de que esta sea silenciada, ocultada o minusvalorada en una espiral de dobles estigmatizaciones. Que el impacto cuantitativo de la violencia intragénero sea mucho menor que el de la violencia de género, o que sus raíces psicosociales sean distintas, no implica que no sea un problema real y grave para las personas LGTB que la sufren, merecedoras de atención por parte del legislador.

¿Es posible dar mayor protección a las víctimas de la violencia intragénero, si es necesario a través de medidas legislativas específicas, sin que esto suponga reforzar la descalificación demagógica que algunos sectores hacen de la legislación española contra la violencia de género? Creemos que sí, y es precisamente función de los colectivos LGTB trabajar ese equilibrio y lograr avances reales. Quizá lo sucedido en Extremadura, pese a su desafortunado arranque, pueda valer para avanzar en esta dirección y constituirse finalmente en un ejemplo a seguir en el resto del Estado, como ha ocurrido con otras cuestiones en Andalucía (ley de transexualidad) o Cataluña (ley contra la discriminación LGTBfoba). Fundación Triángulo Extremadura debería, en este sentido, sentirse respaldada para negociar y reconducir el debate a un terreno sensato. Desde dosmanzanas cuenta desde luego con todo el apoyo.

El equipo masculino de hockey de la Universidad de Nottingham ha querido apostar por la lucha contra la homofobia en el deporte. Para que su mensaje alcance difusión, los miembros del equipo decidieron jugar un partido completamente desnudos, y posar posteriormente con el lema “No a la homofobia en el deporte” pintado en sus cuerpos.

El peculiar encuentro deportivo se enmarca dentro del proyecto estudiantil Voice Your Rights, que se presenta como la voz de un grupo que cree “que todos deberíamos vivir en un sociedad en la que cada persona es respetada y tratada con igualdad” y cuyo objetivo es “vivir en una comunidad donde todos son iguales y no se enfrentan a ningún tipo de discriminación”.

Al ser conscientes de la fuerte LGTBfobia presente en el mundo del deporte, tanto entre competidores como entre aficionados, los miembros del equipo masculino de hockey de la Universidad de Nottingham decidieron encarar el problema de una manera festiva, que además alcanzase la máxima difusión, y para ello disputaron uno de sus partidos completamente desnudos y utilizaron sus propios cuerpos como pancarta reivindicativa.

El vídeo, que podéis ver a continuación (en inglés), se encuentra en todos los canales de difusión habituales y las imágenes han sido compartidas por las redes sociales.

Esperemos que tan loable iniciativa alcance sus objetivos, y que prolifere…

Tiene 47 años y se define como periodista, guionista y funambulista. Dice ser bueno “imaginando” y tiene “un don especial para ilusionarme”, pero confiesa que de la misma forma “también soy un especialista en desilusionarme”. Asegura ser nulo con el bricolaje casero, razón por la que “aprovecho para reclamar un hombre en mi vida capaz de cubrir con cariño ese vacío en mi hogar”.

Siendo un niño le soltó a su madre que de mayor quería ser ‘marido de Karina’. ¿No le llevó al psicólogo?

¡Es que yo nunca se lo dije a mi madre! Eso lo oculté durante muchos años. Luego me enamoré platónicamente de Brooke Shields, Olivia Newton-John y Ana Belén. Aunque si tenía que masturbarme recurría a Christopher Atkins, John Travolta y …, es que Víctor Manuel de jovencito tenía su morbo.

Entonces, ¿conserva el mismo gusto por los hombres con pluma de su ídolo?

No. La verdad es que Karina se quedó aparcada en mi infancia. Ahora tengo otros ídolos más de acorde con los tiempos. La pluma me parece un gesto maravilloso, revolucionario, comprometido, irónico, inteligente, audaz, pero confieso que no es lo que más me excita en el ritual de la seducción y el sexo. Pero no confundir esto con plumofobia, que es algo que detesto. Tampoco me excitan los arneses, ni oler zapas y no por eso siento rechazo hacia las personas que lo practican.

Dice que cometió el error de trabajar con José Luis Moreno porque no tenía un duro. ¿Le pagó?

Me pagó, pero tarde. En la productora me decían que es que el señor Moreno estaba de viaje y hasta que no regresase y firmase los pagos, no podíamos cobrar. Y yo no daba crédito a que ese señor manejase su negocio de una manera tan antigua. ¿Te imaginas que los dependientes de Zara tuviesen sometidos los ingresos de sus nóminas a la agenda del señor Amancio Ortega? Así que dije que lo dejaba. Lo único que hice fue adelantarme a sus intenciones porque luego despidió de muy malas maneras a todo el equipo de guionistas. No me parece buena gente.

“Con esta época de los recortes y la crisis, nos estamos malacostumbrando a que se pueden hacer grandes cosas con poco dinero”. No lo dirá por el caso de las tarjetas opacas de Caja Madrid…

No, esos hacían lo contrario: pequeñas cosas por mucho dinero. A todos esos sinvergüenzas siempre se les ha habilitado la parte ancha del embudo. Ellos pueden hacer lo que quieran que siempre tienen presupuesto, aunque ese presupuesto salga de nuestros bolsillos y cinturones apretados. El problema es que ahora, reduciendo al mínimo tus posibles beneficios, sacas adelante un trabajo estupendo y el empresario de turno se frota las manos. Y eso me parece muy injusto para el creador y absolutamente desmotivador.

¿Es normal que en un país donde se condena a un año de prisión al mendigo que roba media barra de pan, se indulte a los corruptos que saquean las arcas públicas?

No, pero es un problema de valores. Y este país es un puto catálogo de oportunidades perdidas. Nos hemos creído que somos la hostia y no lo somos; seguimos teniendo una mentalidad de posguerra, de revanchismo, de sometimiento, de estraperlo. Tenemos claro que matar, violar, secuestrar, es un delito, pero todo lo que tiene que ver con lucrarse ilegalmente, chanchullear, traficar y meter la mano en el cajón del dinero nos parece razonable, hasta el punto de que si no lo haces eres gilipollas. Y la decencia y la honestidad son valores que hay que empezar a inculcar desde pequeñitos, en la escuela y en la familia.

¿Por qué cree que Mallorca es uno de los destinos paradisíacos preferidos por los corruptos?

Es que Mallorca es muy fuerte. Pero sospecho que también tiene que ver con los valores que decía antes. La isla es un lugar de mentalidades –y esto es una generalización, ojo- muy fenicias. La idea de hacer dinero es algo que he sentido allí de una manera muy latente. Allí los chavales abandonaban los estudios porque ganaban más dinero como camareros o en la construcción. Y los que estudiaban los miraban con envidia. Allí cualquier payes con tres metros cuadrados de tierra ya piensa en hacer negocio. De esa mentalidad surgen los políticos corruptos. Y en la isla tenemos para dar y recibir. Y encima, una parte importante de la sociedad mallorquina no los rechaza. Piense que tras la época de más corrupción política en Mallorca, con Matas en el Govern y Munar en el Consell, el PP volvió a ganar por mayoría. Eso espero que algún día un antropólogo me lo explique.

¿Usted es más devoto de la ensaimada o de Jaume Matas?

Por favor, hacerme elegir entre Matas y la ensaimada es una provocación. La ensaimada es una delicia y Matas es un delincuente. Como usted comprenderá, la ensaimada siempre.

¿Y a quién le cantaría antes aquello de ‘Si tú me dices ven’: a Rafa Nadal o a José Ramón Bauzá?

A Nadal, desde luego. Aunque su reacción cuando Gala León fue elegida capitana de la Copa Davis me fracturó el mito. A José Ramón Bauzá le cantaría ‘Vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta’.

“A veces pienso que la única salida es una revolución”. ¿Para qué otras cosas le sale también la vena guerrillera?

No soy nada guerrillero. Soy muy pacífico, muy prudente y nada temerario. De hecho, no puedo trabajar en un lugar en el que haya mal rollo. Necesito crear un entorno laboral amable, distendido y respetuoso. Pero hay algo que me saca de mis casillas: la injusticia y la prepotencia del que se siente impune. Ahí sí me sale la vena guerrillera.

“Los hombres que se depilan las cejas deberían ser recibidos con collejas por sus esposas”. ¿Teme que la masculinidad esté en crisis?

No tanto la masculinidad como la imagen que tenemos de ella. De hecho el ambiente lleva varios años viviendo una sobreexposición de barbas, vello en pecho y rudeza que es todo postureo pero al menos alegra la vista. Antes estaré a favor de esa impostura que de la depilación y la metrosexualidad.

“Le aseguro que Wisteria Lane es infinitamente más divertido, más sociable, más abierto y más solidario que La Moraleja”. ¿Qué tiene Eva Longoria que no tenga Isabel Pantoja?

Yo estudié mi bachillerato en un colegio de La Moraleja, o sea que sé de lo que hablo. Un día, un compañero de clase pretendió insultarme con la frase ‘con esa cazadora de obrero que llevas’. Para que se haga una idea. No sé si habrá mejorado mucho esa zona residencial en lo que respecta a valores, educación y respeto hacia el resto de seres humanos pero, en aquella época, le aseguro que los hijos e hijas de las economías bien situadas eran muy clasistas. Y te aseguro que lo mío no era prejuicio proletario. De cómo el hijo de un obrero acabó estudiando en La Moraleja mejor ya te lo cuento en otra entrevista.

Hablando de la Pantoja, ¿a usted no le llegó la petición para la colecta del millón de euros que necesitaba la cantante para intentar haber evitado la cárcel?

No me llegó pero si me hubiese llegado lo mismo se la devuelvo con cajas destempladas. No puede ser que nos indignemos cuando se solicita el indulto a Fabra y luego nos parezca anecdótico el de Isabel Pantoja. Esas personas han cometido un delito y deben pagar por ello.

¿En qué se parece el barrio donde usted vive al de Wisteria Lane? 

Supongo que en los secretos que se esconden detrás de cada puerta.

“Soy un vecino reservado pero, como soy pura contradicción, me encanta el voyeurismo”. ¿Qué otras perversiones padece, aparte de su gusto por el voyeurismo? 

¿Le parece poca perversión el voyeurismo?

Si pudiera escoger, ¿sería ‘chico Almodóvar’ o ‘chico John Waters’?

¡Qué difícil me lo pone! Creo que me gustaría ser ‘chico Waters’ y ‘chica Almodóvar’.

Fotografía de: Jesús Ugalde

Importante revés para todos aquellos que esperan que el nuevo papa católico pase de las palabras a los hechos en el muchas veces anunciado proceso de aperturismo en cuestiones morales, incluida la homosexualidad. Jorge Bergoglio inauguró el pasado lunes una conferencia interreligiosa en el Vaticano sobre la familia tradicional, en la que rechazó de manera implícita el matrimonio igualitario y la adopción homoparental.

Humanum, “un coloquio internacional interreligioso sobre la complementariedad del hombre y la mujer” según lo define su página web, tenía como objetivo aunar posiciones entre las distintas religiones para luchar contra el matrimonio igualitario y en él han participado, durante tres días, unos trescientos representantes de catorce confesiones como el jainismo, el judaísmo, el anglicanismo o el mormonismo, además del catolicismo. En el discurso de apertura, el papa afirmó que la unión entre un hombre y una mujer está “en la raíz del matrimonio” y que “los niños tienen derecho a crecer en una familia con un padre y una madre capaces de crear un entorno adecuado para el desarrollo y la madurez emocional del niño”.

Según el papa Francisco, “el matrimonio y la familia están en crisis”, porque “vivimos en una cultura de lo temporal, en la que cada vez más gente está renunciando al matrimonio como un compromiso público”. A pesar de que no hizo ninguna mención explícita a gays y lesbianas, el discurso del pontífice podría incluso ser suscrito por alguno de los mandatarios africanos, por ejemplo cuando declaró que “la revolución en las costumbres y la moral ha enarbolado con frecuencia la bandera de la libertad, pero en realidad ha traído la devastación material y espiritual a innumerables seres humanos, especialmente a los más pobres y los más vulnerables”.

Varios de los líderes religiosos participantes en la conferencia han mostrado su acuerdo con las declaraciones del papa. Russell Moore, de la Convención Baptista Sureña, celebró que la concepción excluyente del matrimonio “no pueda ser revisada por las ideologías actuales”. Henry B. Eyring, de la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días (comúnmente conocida como iglesia mormona), también expresó su satisfacción porque las diferentes confesiones se hayan mostrado unidas sobre la “santidad del matrimonio entre un hombre y una mujer”.

Decepción entre los activistas LGTB

Los activistas LGTB, como es lógico, se han sentido decepcionados, pero algunos de ellos han visto en las declaraciones de Bergoglio una confirmación de su escepticismo previo con respecto a los repetidos mensajes de apertura moral. Jeremy Hooper, asesor de GLAAD, publicó en Twitter una foto de su hija con el texto: “Mientras #Humanum ataca a mi familia, yo celebro la alegría de ser padre. De la vida. Del amor”. “Durante los últimos dos años, he escuchado cada vez a más personas decirme que el papa Francisco es algo así como un activista secreto LGTB”, añadía Hooper. “Tenía, como mínimo, reservas. Ahora debo decir por desgracia que su discurso de apertura en esta convención solo ha reforzado mi escepticismo”.

En definitiva, vuelve a quedar de manifiesto la debilidad del tan proclamado proceso de flexibilización del rigorismo moral católico encabezado por el papa. Frente a declaraciones inclusivas como mencionar la homoparentalidad al referirse a la necesidad de abrirse a nuevas realidades o mostrarse abierto a aceptar las uniones civiles, a la hora de la verdad parece que la ortodoxia sobre la homosexualidad se impone. Así quedó también de manifiesto en el documento final del reciente Sínodo de la Familia, que había generado unas expectativas que se tornaron en decepción.

Nuevo caso de violencia en el seno de una pareja del mismo sexo. El actor vasco Koldo Losada, de 54 años, fue hallado muerto este miércoles 19 de noviembre en su domicilio en Bilbao con un fuerte golpe en la cabeza. La Ertzaintza (policía autónoma vasca) ha detenido como principal sospechoso a su marido, Jon Ezkurdia, muy conocido en el ambiente artístico de Bilbao por regentar el bar “La Gallina Ciega”.

El cadáver de Losada fue encontrado pasadas las once de la noche del miércoles por unas amigas de la pareja que acudieron a su domicilio preocupadas por el extraño comportamiento de Jon Ezkurdia horas antes, cuando al parecer les había comunicado que padecía un cáncer terminal. Al acercarse a la casa encontraron a Ezkurdia siendo atendido por una ambulancia en estado de embriaguez. Fue poco después, cuando llegaron al piso, cuando encontraron el cuerpo sin vida de Losada.

Se da la circunstancia de que Ezkurdia había dejado en el perfil de Facebook de su bar lo que parece ser un mensaje premonitorio de la tragedia. El presunto asesino se había fotografiado maquillado como un payaso de rostro muy serio con los ojos pintados de negro. La imagen, fechada a las 17:34 horas del miércoles (horas antes de la muerte de Losada) iba acompañada del texto “La gallina ciega comenzó sin ruido y así se va. Gracias por todo lo que nos habéis regalado”. Fuentes de la investigación relacionan estas palabras con el crimen. Agentes de la Ertzaintza encontraron además en unos contenedores próximos a la vivienda el cadáver del perro de la pareja y diversos objetos que podrían estar relacionados con los hechos.

Según informan los medios, Losada y Ezkurdia se estaban separando tras dos años de matrimonio y veinte de relación sentimental. Koldo Losada era un actor relativamente conocido por el gran público por su participación como secundario en series de televisión muy populares, como Águila Roja, Amar en tiempos revueltos, Cuéntame, Gran Reserva, Policías o Los hombres de Paco, entre muchas otras.

Una realidad invisibilizada

La violencia intragénero es una realidad que sufren muchos gays y lesbianas, como han puesto de manifiesto, por ejemplo, los estudios llevados a cabo por la asociación vasca ALDARTE (puedes descargar aquí un documento con los resultados de una encuesta online a 110 víctimas en 2009). Aún así es un tema sobre el que con frecuencia se pasa de puntillas, pese a que cada cierto tiempo trascienden episodios como el ocurrido ahora. Es además una cuestión sobre la que en el pasado ha existido polémica incluso entre los propios colectivos LGTB españoles, centrada en si las parejas del mismo sexo deben o no ser incluidas en la legislación contra la violencia de género, concebida para combatir la violencia machista ejercida por el varón contra la mujer, o deben ser objeto de una legislación específica.

La violencia intragénero es de hecho contemplada por los tribunales. En marzo de 2012 el Tribunal Supremo aplicaba la agravante de parentesco a un hombre que degolló a otro con el que mantenía una relación estable, lo que determinó que se le aumentara la pena de prisión de 10 a 13 años. El Supremo consideró “fuera de toda duda” que la relación estable a que se refiere en dicho supuesto el Código Penal “incluye tanto la pareja heterosexual como la homosexual”. La justicia puede hacer uso además de la legislación general contra la violencia doméstica, como ya dejó claro en marzo de 2010 la Audiencia Provincial de Cantabria, que aunque no apreció delito de violencia de género en la agresión por parte de una mujer hacia su esposa sí la condenó por un delito de violencia doméstica. Parecido criterio fue aplicado meses después en el caso de un matrimonio gay cuyos cónyuges se agredieron mutuamente y que fueron condenados por sendos delitos de violencia doméstica.

La diferencia fundamental de tratamiento entre la violencia de género y la violencia intragénero por la legislación española, como señaló ALDARTE, no es tanto de tipo penal como en el acceso a las medidas de protección de la víctima reguladas por la ley de violencia de género para las víctimas de violencia machista: la posibilidad de acudir a un centro de acogida, cambiar de trabajo y de domicilio, excedencias laborales en el caso de la función pública, ayudas económicas, etc.

COLEGAS pide una ley urgente

La confederación COLEGAS, organización LGTB muy activa en la reclamación de reformas legales que den cobertura a las víctimas de este tipo de violencia, ha vuelto a reclamar, tras la muerte de Koldo Losada, que se legisle en este sentido. “La violencia doméstica o intrafamiliar en parejas homosexuales es una realidad invisible que sufren muchos gays y lesbianas en nuestro país, y que generalmente no se denuncia o no se contabiliza, siendo las tasas de violencia en hogares gay-lésbicos comparables o incluso superiores a los hogares heterosexuales”, argumenta su comunicado, que alude a estudios estadounidenses que cifran entre un 25 y un 75 % el porcentaje de parejas homosexuales en el seno de las cuales se produce violencia doméstica.

“COLEGAS lleva años reiterando desde 2004 cuando se aprobó la actual ley de violencia de género, a veces hasta en solitario, una modificación de la ley para la inclusión de las parejas LGBT, ya que hasta el momento nuestras parejas se encuentran indefensas e injustamente tratadas (…) Desde COLEGAS exigimos una urgente ley de protección y prevención en parejas LGBT frente a la violencia doméstica o intrafamiliar. Creemos que tras años de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario, aún quedan como reto fundamental garantizar una igualdad plena en prevención y protección para todos los modelos de pareja”, ha declarado su presidente, Paco Ramírez. “La violencia intragénero entre parejas de gays y lesbianas no puede seguir considerándose una violencia doméstica de segunda categoría, la violencia y el odio no pueden tener respuestas diferentes dependiendo de la orientación sexual de la pareja”, ha añadido.

COLEGAS también pide al Ministerio de Interior que contabilice los incidentes de violencia doméstica que afectan a la población LGTB y que todas las fuerzas de seguridad tengan la formación suficiente para tratar estos casos.

Un antiguo líder del movimiento “ex-gay”, John Smid, se ha casado con su actual pareja, otro hombre. Fue el domingo 16 de noviembre cuando Smid contrajo matrimonio con Larry McQueen en Hugo, localidad de Oklahoma situada cerca de Paris (la ciudad donde residen pero en la cual no pueden contraer matrimonio por pertenecer al estado de Texas). Pero mientras Smid, que en 2010 pedía perdón por el daño causado, engrosa las filas de quienes han ido desmintiendo la verdad de este peligroso movimiento formado por supuestos “ex-gays curados” formalmente reconvertidos a la heterosexualidad gracias a la religión, otros se reorganizan para seguir fomentándolo. Es el caso de la NARTH, ahora reconvertida en “Alliance”.

Smid aceptó por primera vez su homosexualidad hace más treinta años. En 1980, de hecho, dejó a los que entonces eran su esposa e hijos. Cuatro años después, sin embargo, su fe religiosa le llevó a abrazar de nuevo una vida formalmente heterosexual, y acabó por formar parte y liderar Love in Action, una de las organizaciones de historial más terrible a la hora de intentar “convertir” a homosexuales en heterosexuales. La organización conseguía en muchos casos inhibir la conducta sexual de las víctimas, que a través del autoconvencimiento y la oración debían apartar de sus pensamientos cualquier fantasía homosexual, y que en ocasiones acababan por llevar vidas formalmente heterosexuales (el propio Smid llegó a casarse de nuevo con otra mujer). Love in Action causó especial polémica en 2005, cuando Zach Stark, un adolescente obligado a seguir un “tratamiento” para “curar” su homosexualidad, hizo pública su experiencia en un blog de Myspace.

Smid abandonó Love in Action en 2008, renegó de sus métodos, y dos años más tarde pidió perdón por todo el daño causado, muy especialmente a los adolescentes que se acogieron a los programas de la organización. En 2011 Smid, que hoy defiende la prohibición de las “terapias reparativas”, admitía de hecho que nunca había dejado de ser homosexual y que él jamás ha conocido a nadie que verdaderamente lo hubiera dejado de ser. Smid, que también llegó a pertenecer a la directiva de Exodus International (organización que se clausuró después de que su presidente, Alan Chambers, pidiera también perdón en junio de 2013 por el daño causado) dirige en la actualidad Grace Rivers, una asociación destinada integrar positivamente fe y homosexualidad.

En su boda, Smid expresó su agradecimiento por su actual pareja. “Mi relación con Larry es un espejo en el que me veo cada día (…) Durante la mayor parte de mi vida, el espejo que veía reflejaba mis errores, limitaciones y fracasos. El reflejo que hoy veo con Larry me muestra las cosas positivas en mi vida: mis fortalezas, dones y talentos. Veo que puedo lograr una relación recíprocamente íntima y amorosa. Por ello, estoy sinceramente agradecido”, expresó el ahora “ex ex-gay”.

Otros se reorganizan

Sin embargo, al mismo tiempo que Smid y otros antiguos líderes “ex-gays” declaran reiteradamente lo inútil y peligroso de las “terapias” reparadoras, otros se reorganizan y buscan ampliar su radio de acción. Es el caso de la NARTH (National Association for Research and Therapy of Homosexuality), que tras afrontar diversos problemas legales y ver muy deteriorada su reputación, se ha refundido en el NARTH Institute y se ha convertido en parte de una nueva “Alianza a favor de la opción terapéutica e integridad científica”.

Entre sus objetivos, se encuentra “responder a las necesidades de una nueva generación” en materia de atención psicológica. Entre los miembros de su junta directiva se encuentra Joseph Nicolosi, antiguo presidente de la NARTH y autor por ejemplo de un libro con el título Quiero dejar de ser homosexual (los libros de Nicolosi han sido promocionados, entre otros, por la cadena COPE). Esta Alianza, al parecer, tiene pretensiones de extenderse fuera de los Estados Unidos, en particular por Europa central y oriental, tal y como han alertado al Forum Europeo de grupos cristianos LGTB desde algunas entidades de esos países. No es por cierto la única asociación de este tipo que busca expandirse, también se encuentra por ejemplo PFOX, “Padres, Madres y Amigos de Ex-gays y Gays”.

En definitiva, si por un lado las infames “terapias para dejar de ser gay” han visto muy mermado su prestigio tras las numerosas retractaciones, es aventurado anunciar su final. Otros se están reorganizando. Es necesario continuar vigilantes.

Desayuno en Urano

Este pasado verano he vuelto a uno de mis escritores favoritos, J.R. Ackerley, autor de Mi padre y yo (no sé cómo puedes vivir sin haberlo leído) y algunas otras novelas más, generalmente relacionadas con su familia, sus perros y sus amantes (hombres jóvenes patibularios en general).

Mi hermana y yo (Sexto piso, 2013) narra las relaciones con su hermana Nancy, su amor/odio (yo casi diría puro odio) por una mujer que se nos vuelve tan irritante como el propio narrador. La misoginia (muchas veces terrible y sorprendente en estos tiempos de corrección política) queda en parte disculpada por la misantropía que destila casi siempre Ackerley (recordemos que estamos leyendo un diario del autor y que, quizá, no hubiera querido que se publicara nunca pero ¿no se escriben, siempre, los diarios para ser leídos?), un odio a la raza humana que se compensa con un absoluto amor hacia la naturaleza y los animales, especialmente a su perra, que en esta novela recibe el nombre de Queenie y que resultará familiar a los lectores que quedaron maravillados con Vales tu peso en oro o Mi perra Tulip (sea en plan novelesco o en plan memorias, que todo se mezcla en la escritura de Ackerley).

Una relación tortuosa y dependiente que roza el masoquismo que nos muestra a un autor desnudo ante su homosexualidad, su misantropía, pero también nos acerca a un grupo fascinante de personas/personajes que forman parte de nuestra historia, como E.M. Forster, Siegfried Sassoon, Demetrios Capetanakis, William Plomer, etc.

________________________________

El lector de estos desayunos recordará la excelente novela de Peter Cameron Algún día este dolor te será útil. Coral Glynn es la nueva novela del autor y ha sido publicada también por Libros del Asteroide.

En este caso, se trata de la historia de una joven, la del título, que empieza a trabajar al cuidado de una anciana en una casa de campo. Clement, el hijo de la anciana, vive también en la casa y encontrará en Coral algo más que una confidente, quizá una esposa. Pero claro, los dos guardan cosas escondidas (cosas que, habiendo leído la anterior novela de Cameron y pensando que está usted leyendo una columna de cultura LGTB, no creo que puedan ser consideradas spoiler a estas alturas). Porque si uno imagina que va a surgir el amor entre Coral y Clement… nada más lejos de la realidad. ¿O no?

Una novela que se desarrolla en la Inglaterra de 1950 y que tiene un regusto a Jane Eyre e incluso a Orgullo y prejuicio, a esas películas de James Ivory que tanto echamos de menos, llenísima de detalles y delicadísima, con giros en la trama (en la que incluso hay un intrigante asesinato) que hacen que nada sea lo que parece en Coral Glynn. Para nuestra suerte como lectores.

Otras películas en Desayuno en Urano
Otros libros en Desayuno en Urano
elputojacktwist@gmail.com
Página de Facebook de Desayuno en Urano

El juez federal Brian Morris ha dictaminado que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo recogida en la legislación de Montana viola la Constitución de los Estados Unidos. El fallo concluye con un mandato cautelar, de efectos inmediatos, en el que ordena a los funcionarios del estado que no apliquen las leyes declaradas inconstitucionales. Al no haberse establecido ninguna suspensión ni demora de la sentencia, las parejas del mismo sexo podrán contraer matrimonio a partir de este 19 de noviembre, aunque el fiscal general del estado ha comunicado que presentará apelación. El mismo juez Morris hace constar en su sentencia que “hoy Montana se convierte en el trigésimo cuarto estado en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo”. El puesto 35º lo ocupa desde el mediodía de este 20 de noviembre Carolina del Sur, al finalizar la suspensión temporal de la sentencia que permite el matrimonio igualitario en el estado y haber sido rechazada por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos la solicitud de suspensión permanente solicitada por la Fiscalía.

Montana era el único estado perteneciente a la jurisdicción de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, la de mayor ámbito, en el que no se había dictaminado aún acerca de este asunto. Dicha Corte de Apelaciones ya había dictaminado a favor del matrimonio igualitario en los casos de Idaho y Nevada, dictamen que no fue recurrido dado que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos no había admitido a trámite apelaciones contra sentencias del mismo tipo en otros estados.

La posibilidad, pues, de que prospere un recurso contra la sentencia del juez Morris es escasa. El gobernador, el demócrata Steve Bullock, ya se ha declarado en el pasado partidario del matrimonio entre personas del mismo sexo y su oficina ni siquiera ha aparecido como parte en el juicio. Sin embargo, el fiscal general del estado, el republicano Tim Fox, ha comunicado que apelará la sentencia al entender que es su deber “respetar y defender la Constitución de Montana” y que su objetivo es llegar hasta el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. En las alegaciones presentadas ante el tribunal del juez Morris, el fiscal Fox llegó a comparar el matrimonio entre personas del mismo sexo con el incesto y la poligamia.

En todo caso, el juez no ha establecido demora ni suspensión algunas de su fallo, por lo que los matrimonios entre personas del mismo sexo se podrán celebrar de manera inmediata. En la sentencia, que se fundamenta en la jurisprudencia establecida por la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, se establece que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo recogida en el artículo XIII, sección 7 de la Constitución de Montana y en las secciones 40-1-103 y 40-1-104 de su Código Civil viola el derecho a la igual protección garantizado por la 14ª Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

En las disposiciones finales, el texto de la sentencia del juez Morris es un claro ejemplo del imparable recorrido judicial que atraviesa el matrimonio igualitario en los Estados Unidos: “las leyes de Montana que prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo imponen una ‘situación jurídica desfavorecida’ a las parejas del mismo sexo. Ha llegado el momento de que Montana siga a los otros estados del Noveno Circuito y reconozca que las leyes que prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo violan el derecho constitucional de las parejas del mismo sexo a la igual protección ante las leyes. Hoy Montana se convierte en el trigésimo cuarto estado en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo”.

Denegada la suspensión en Carolina del Sur (ACTUALIZACIÓN)

En Carolina del Sur, la sentencia favorable estaba suspendida cautelarmente hasta el mediodía de este 20 de noviembre. La Corte de Apelaciones del 4º Circuito, que ya ha sentado jurisprudencia favorable al matrimonio igualitario en el caso de Virginia, rechazó la solicitud de suspensión permanente del fiscal del estado. La administración de Carolina del Sur recurrió entonces al Tribunal Supremo, que este mismo día 20 ha rehusado a su vez su concesión. Como en el caso de Kansas, en la resolución se aclara que los jueces Thomas y Scalia han sido discrepantes con la denegación.

De esta manera, Carolina del Sur se ha convertido en el 35º estado de los Estados Unidos en reconocer el matrimonio igualitario, y ya se han empezado a expedir las primeras licencias matrimoniales. Se trata del primer estado de la región histórica del “Profundo Sur” en el que se alcanza la igualdad para las parejas del mismo sexo. En Luisiana, otro de los estados de esta región, se había fallado también al respecto, pero en este caso la sentencia había sido desfavorable a los derechos LGTB. En Alabama, Georgia y Mississippi, los tres estados restantes, aún no se ha dictaminado al respecto.

Una lista cada vez mayor y una situación cada vez más compleja

Con la incorporación de Montana y Carolina del Sur, el matrimonio igualitario ya es completamente legal en 35 estados de los Estados Unidos, cuya población sobrepasa ya los 200 millones de personas. En el resto de estados existen situaciones peculiares, en un proceso judicial cada vez más rocambolesco.

En Kansas, aunque ya ha habido una sentencia favorable de un tribunal federal, y su suspensión ha sido denegada en la última instancia, la Fiscalía del estado, en una actuación torticera, ha dado instrucciones a las secretarías de los condados de que no faciliten licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo, excepto en aquellos que pertenezcan a la jurisdicción del juez federal. Sin embargo, asociaciones LGTB aducen que los jueces federales tienen jurisdicción en todo el estado, por lo que la medida de la Fiscalía debe tomarse como un acto desesperado de dilación de lo que ya es no solo inevitable sino completamente legal.

En Ohio, Michigan, Kentucky y Tennesse, las sentencias favorables dictadas por los jueces federales han sido revocadas por la Corte de Apelaciones del 6º Circuito, la única en dictaminar en contra de la igualdad de derechos de las personas LGTB. Este dictamen ya ha sido recurrido ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos por los equipos legales de las parejas demandantes en los cuatro estados.

En Misuri, aunque existe una sentencia federal en suspenso hasta que se decida su apelación, sí que es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo en el condado de Saint Louis, el más populoso del estado, según estableció un juez de ámbito local. Como Misuri sí reconoce los matrimonios de parejas del mismo sexo celebrados en otras jurisdicciones donde es legal, los enlaces celebrados en Saint Louis son válidos en todo el estado.

En otros estados existen sentencias favorables de jueces federales que aún están pendientes de ser revisadas por las correspondientes Cortes de Apelación, como es el caso de Florida  (11º Circuito), Texas (5º Circuito) y el del ya citado Misuri (8º Circuito). Por el momento solo ha habido un estado en el que un juez federal ha considerado constitucional prohibir el matrimonio igualitario: Luisiana, sentencia que también debe ser revisada por la Corte de Apelaciones (también, en este caso, la del 5º Circuito). En Arkansas, finalmente, es la Corte Suprema estatal la que debe revisar una decisión favorable al matrimonio igualitario emitida por un juez estatal, no federal.

Los estados donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ya está plenamente vigente son, en este momento, Alaska, Arizona, California, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Montana, Nevada, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Nuevo México, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Utah, Virginia, Virginia Occidental, Vermont, Washington, Wisconsin y Wyoming. A ellos hay que sumar el Distrito de Columbia y 10 jurisdicciones tribales.

El vídeo de la agresión verbal a dos chicos gays en el metro de Madrid, grabado por el fotógrafo Jean Franco Salier y difundido en redes sociales, se ha convertido en todo un fenómeno viral y ha provocado la condena de colectivos LGTB, preocupados por la escalada de agresiones homófobas a la que parecemos asistir en los últimos meses en España.

Ocurrió el pasado domingo en la línea 5 del metro de Madrid. El agresor se enfrentó a dos chicos que viajaban tranquilamente sentados en un vagón a los que llamó “maricones” y a los que siguió insultando. Fue en ese momento cuando Salier, que viajaba en el mismo vagón y que también es gay, decidió empezar a grabar con la cámara de su teléfono móvil lo que estaba sucediendo, según ha contado él mismo en una entrevista concedida a Onda Arcoiris. El agresor continuó durante unos dos minutos increpando a los dos chicos y lamentando que no hubieran hecho “la puta mili”, donde “os hubierais hecho hombres” y no “unos mierdas”. Antes de bajar finalmente del vagón en la estación de Diego de León, el agresor llega a amenazarles con “una hostia”. Los chicos agredidos optaron por ignorar en todo momento al agresor y mantener la mirada sobre sus propios teléfonos móviles.

Según explica Salier en su entrevista, decidió grabar lo sucedido por si la agresión pasaba a mayores y era necesario presentarla como prueba. Sin embargo los chicos agredidos verbalmente no hicieron ademán de querer denunciar lo sucedido, ante lo cual, según admite el propio fotógrafo, él tampoco hizo nada más. Una situación nada sorprendente, por desgracia. En una encuesta europea a personas LGTB cuyos resultados fueron difundidos hace pocas semanas, una cuarta parte de las personas que respondieron habían sido agredidas o amenazadas con violencia en los últimos cinco años, y en la mayoría de los casos el hecho de haber sido percibidas como LGTB era la causa de la agresión o había influido. Pese a eso, solo un 17 % había denunciado a la policía el incidente más reciente de violencia sufrido.

El propio Salier se confiesa sorprendido de la repercusión alcanzada por el vídeo, difundido en YouTube por Shangay Magazines:

COGAM convoca acción protesta el próximo sábado

“Desde COGAM recalcamos una vez más la necesidad de una ley de igualdad de trato que haga que no queden impunes estos delitos. También se pondrá en conocimiento de la fiscalía de delitos de odio este vídeo para que puedan actuar de oficio y aplicar la ley al agresor, al que se le ve perfectamente la cara en dicho vídeo”ha expresado al respecto el colectivo madrileño COGAM en un comunicado. Para el tesorero de COGAM, Santiago Rivero, él mismo víctima de otra agresión verbal el pasado fin de semana en Gandía“estos hechos se están dando cada vez de forma más habitual en espacios públicos. Sin duda, los intolerantes que fomentan su vida en el odio están volviendo a intentar hacernos la vida imposible debido a la impunidad en la que quedan muchos de estos casos”.

“Cada vez es más evidente la necesidad de una ley que prevenga y penalice este tipo de delitos. Queremos pedir a Metro de Madrid y a la Comunidad de Madrid que revise las grabaciones y que se persone contra esta persona que utiliza el transporte de todos los madrileños para agredir a quien considera inferior. Seguimos reafirmándonos en que la lucha sigue siendo muy necesaria”, ha expresado por su parte la presidenta de COGAM, Esperanza Montero.

COGAM ha decidido convocar el próximo sábado, 22 de noviembre, una concentración de protesta por estas últimas agresiones en la Plaza de Callao de Madrid para, además de condenar estos hechos, “pedir una ley que garantice los derechos de las personas LGTB ante estos casos y que dote a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado a saber atender estas denuncias”.

Stephen Patrick White, un veterano del Ejército estadounidense golpeado y quemado por un hombre que conoció en un bar de Greensboro (Carolina del Norte) y con el que se marchó luego a un hotel, murió el pasado sábado, 15 de noviembre. White, de 46 años, falleció tras una semana de hospitalización y después de que las quemaduras tan severas que presentaba obligaran a los médicos a tener que amputarle parte de los dos brazos.

La portavoz de la Policía de Greensboro, Susan Danielsen, confirmó que un hombre de 26 años, de nombre Garry Joseph Gupton, ha sido acusado de asesinato en primer grado en relación con los hechos ocurridos el domingo día 9 de noviembre. Al parecer, Gupton conoció a la víctima en un bar local la noche del sábado 8 de noviembre. Horas más tarde, los dos se marcharon en un taxi al hotel Battleground Inn, en una de cuyas habitaciones White fue luego encontrado desnudo, robado, golpeado y con graves quemaduras como consecuencia de un incendio. Fue un empleado del hotel el que llamó a emergencias tras escuchar a un hombre gritar poco antes de que se disparase la alarma de incendios en torno a las 4:30 horas de la mañana del domingo día 9. Al llegar al lugar, la policía arrestó a Garry y evacuó el hotel. Los bomberos encontraron a White inconsciente y con graves quemaduras en una habitación de la cuarta planta.

El pasado sábado los responsables de dos bares locales decidieron celebrar un evento para recaudar fondos que permitieran costear el tratamiento de White. La campaña, promovida a través de la plataforma GoFundMe, logró recaudar más de diez mil dólares en muy poco tiempo. Sin embargo, tras el trágico desenlace, el dinero recaudado será donado a la familia para cubrir los gastos funerarios así como otras necesidades que pudieran surgir.

Según Susan Danielsen, el encuentro fue consensuado, aunque “en algún momento el señor Gupton comenzó a actuar de una manera absolutamente irracional“. No parece de hecho que ninguno de los informes sobre el ataque sugiera intención alguna de investigar el caso como un crimen de odio. Es más, tal y como señala la National Gay and Lesbian Task Force, la legislación relativa a los crímenes de odio de Carolina del Norte no protege a las personas que sufren ataques por su orientación sexual (si bien desde 2009 existe la posibilidad de perseguir estos delitos abajo la jurisdicción federal).

Según ha revelado Alex Teal, antiguo compañero sentimental de White, este sirvió en el Ejército estadounidense a finales de los ochenta, antes de pasar por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos y trabajar en el Servicio de Policía Aérea Federal. Teal cuenta que ya en 2005 White sufrió graves lesiones debido a una explosión mientras trabajaba como contratista de seguridad privada en Irak. “Si tú le decías a Stephen que no podía hacer algo, él te respondía que sí. Tenía esa mentalidad de los militares. En todos los sentidos de la palabra, él era un luchador”, asegura Teal sobre su amigo.

La amenaza del gobierno de Mariano Rajoy de llevar ante el Tribunal Constitucional la ley integral de transexualidad aprobada con la unanimidad de todos los grupos representados en el Parlamento andaluz continúa despertando asombro e indignación. Asociaciones de transexuales de Andalucía e Izquierda Unida coincidían este martes en defender el anclaje jurídico de una ley “de la que no nos moveremos un ápice”. Y es que, como bien señalaba la presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía, Mar Cambrollé, “lo que es inconstitucional es no equiparar a las personas transexuales con el resto de la ciudadanía”.

En una rueda de prensa que tuvo lugar en el Parlamento andaluz, Alba Doblas (portavoz adjunta del grupo de IULV-CA) aseguraba que ya en su momento los servicios jurídicos del Parlamento dieron su visto bueno al texto tras un trabajo arduo en el que no se dejó ningún fleco suelto. Doblas, eso sí, reprochó a la Junta de Andalucía no haber informado “desde el minuto cero” a los colectivos y a su fuerza política de la amenaza del Gobierno central, de la que al parecer no tuvieron conocimiento hasta que se hizo pública por parte de la Junta la creación de un grupo de trabajo mixto que ponga solución a los puntos de fricción e impida el recurso. No obstante Doblas aseguró que “se tiende la mano a la Junta para que entre todos, desde esa unanimidad de partidos y colectivos que hemos abanderado la defensa de la ley, podamos trabajar unidos para contrarrestar ese chantaje del gobierno del PP y defender la soberanía del Parlamento y del pueblo andaluz”. En este sentido, Doblas se mostró dispuesta a aclarar todas las dudas del gobierno, pero añadiendo que “no hay nada en este texto que pueda ser recurrido”.

Alba Doblas añadió, en referencia al PP (que apoyó la ley en Andalucía) que “una vez más se demuestra el nulo papel del PP andaluz ante el Gobierno de la nación” en tanto “el Gobierno de Rajoy ha demostrado que no le importa ni la unanimidad de la Cámara andaluza ni la opinión del PP andaluz”.

Mar Cambrollé, por su parte, tras agradecer la actitud de IU, aseguro que “nos sentimos molestos, también las familias de menores, por habernos enterado por el BOJA [Boletín Oficial de la Junta de Andalucía] y por la prensa y no por la Junta, de estas intenciones del Gobierno de Rajoy”. Para la presidenta de ATA, en cualquier caso, “lo único que hay inconstitucional es no reconocer el libre desarrollo de la personalidad del menor, el interés superior del menor, el derecho a la propia imagen, al honor y la dignidad de los menores” por lo que “inconstitucional es no querer equiparar a las personas transexuales con el resto de la ciudadanía”. Cambrollé dijo sentirse tranquila ”porque lo único que puede hacer el PP es el mismo ridículo que con el matrimonio igualitario” en tanto “se opone a cualquier avance en derechos civiles”.

María Orellana, vicepresidenta de la asociación de madres y padres de menores transexuales (Chrysallis Andalucía), recordó por su parte que “no pedimos que nuestros niños sean más que el resto de niños, sino que sean iguales” e invitó a los que tengan dudas a “venir a conocer la realidad de esos menores”.

Daniel González, coordinador del Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de IULV-CA (ALEAS Andalucía), destacó finalmente que la fortaleza de la ley radica precisamente en que el texto original surgió del propio colectivo transexual y este estuvo presente en el proceso hasta el final, por lo que considera que la actitud del gobierno de Mariano Rajoy es, en último término, “un chantaje al colectivo de transexuales de Andalucía”.

Fundación Triángulo Andalucía lo considera una “desvergüenza”

También Fundación Triángulo Andalucía se ha pronunciado, denunciando que el PP actúa una vez más contra el colectivo LGTB “apurando los plazos, dilatando los procesos y generando indefensión y malestar en todas las poblaciones trans de Andalucía y del resto del estado español”. “No es nuevo, ya lo hizo en 2005 generando una situación de desamparo legal durante 8 años a todas las parejas del mismo sexo, y, por ende, sus familias a raíz de la ley de matrimonio igualitario; para después demostrarse lo que ya se sabía, que era legal. Pero durante 8 años mantuvo un recurso que para siempre quedará como el de la vergüenza”, expresa en un comunicado.

“Pero la desvergüenza de este partido en esta ocasión es incluso mayor, ya que todo apunta a que volverá a repetir la jugada, pero, ahora con la singularidad de que los diputados y las diputadas populares en el Parlamento andaluz votaron a favor de dicha ley. Cinismo en estado puro”, ha declarado Raúl González, presidente de Fundación Triángulo Andalucía, que considera que “la utilización torticera de la Constitución del 78 y del Tribunal Constitucional ha sido sin duda lo que más ha debilitado a este país, y eso se lo tendremos que agradecer al Partido Popular”.

Triángulo Andalucía pide al PP explicaciones sobre “como puede ser que un día voten a favor y al día siguiente piensen que 6 artículos que apoyaron son anticonstitucionales”. “O hacen muy mal su labor parlamentaria o simplemente no piensan en Andalucía y sus ciudadanos, sino en los intereses de los lobbies ultraconservadores que, una vez más, demuestran el poder que tienen en el PP”, concluye la nota.

El activista colombiano Guillermo Garzón Andrade, fundador del colectivo Somos Opción LGBT, fue asesinado el pasado sábado, 15 de noviembre, en Bogotá. Su cuerpo fue encontrado en su domicilio amordazado, con signos de violencia y heridas por arma blanca. Los colectivos LGTB reclaman una exhaustiva investigación que aclare lo sucedido y determine si puede tratarse de un delito de odio, máxime si se tiene en cuenta que la violencia contra las personas LGTB en Colombia está a la orden del día.

“Guillermo era defensor de derechos humanos y por tanto, el Estado debe brindar las garantías suficientes para conocer la verdad y acceder a la justicia de forma veraz e imparcial. Desde el año 2009, hemos denunciado los homicidios de Fredys Darío Pineda, Álvaro Miguel Rivera y Wanda Fox, quienes siendo defensores de derechos humanos, fueron asesinados y todavía los crímenes permanecen en la impunidad”, ha expresado la organización Colombia Diversa en un comunicado. “La Fiscalía General de la Nación debe priorizar esta clase de delitos en la Unidad Nacional de Análisis y Contexto y crear fiscales especializados para que estos crímenes sean debidamente investigados”, añade.

Solo durante el año 2013 la organización Colombia Diversa reportó 66 homicidios por razones de orientación sexual, identidad y expresiones de género en Colombia, en especial en Antioquia, Bogotá y Valle del Cauca. Sin embargo, la mayoría de estos crímenes se queda en la impunidad.

En dosmanzanas, de hecho, hemos recogido algunos episodios recientes de violencia homófoba y tránsfoba ocurridos allí, como las amenazas de muerte a un grupo de mujeres trans y hombres gays en la región de Sucre o el asesinato de una mujer transexual en Medellín. También nos hemos referido, en otro orden de cosas, al suicidio del adolescente Sergio Urrego tras el acoso homofóbico sufrido por parte de la dirección del centro educativo donde estudiaba tras descubrirse que era gay y que mantenía un noviazgo con un compañero.

La vigésimo sexta edición de los Encuentros Estatales LGTB, que este año se ha celebrado en el municipio valenciano de Gandía, concluye con importantes conclusiones y líneas de actuación consensuadas por las distintas entidades participantes. Los próximos meses, esta serie de puntos centrarán el trabajo asociativo, político y sindical, en relación con la diversidad sexual, familiar y de género, la violencia homófoba y tránsfoba, la prostitución o el modelo de Orgullo, entre otros. El éxito de participación y la importancia de los temas tratados en estas jornadas para el colectivo LGTB, sin embargo, se contraponen a la agresión sufrida por dos activistas.

Cada año, estos encuentros de trabajo se celebran en un municipio distinto, bajo los auspicios de las entidades de la localidad correspondiente o de la comunidad autónoma. Por ejemplo, como recogió dosmanzanas, el año pasado tuvieron lugar en Alcalá de Henares (Madrid), organizados por Arcópoli y la Fundación de personas mayores LGTB 26 de Diciembre. Las organizaciones anfitrionas de la presente edición han sido Independence Gay Asociación (Gandía) y la rama valenciana del sindicato Comisiones Obreras (CC OO).

Estas reuniones anuales se vienen realizando desde 1992 “con el firme propósito de recoger todas las demandas en materia LGTB que las entidades que luchamos por la igualdad plena trabajamos y vamos detectando en la sociedad española”. En este sentido, más de 150 personas se han dado cita los días 14, 15 y 16 de noviembre en la capital de la comarca valenciana de la Safor para tratar aspectos relevantes para la comunidad LGTB. El Campus de Gandía de la Universidad Politécnica de Valencia ha sido la sede los Encuentros Estatales LGTB de 2014, bajo el lema “diversamente unidxs”.

Asociaciones LGTB, activistas, políticos, sindicatos y profesionales de distintas temáticas han participado en estas jornadas. Un total de 5 áreas centran las conclusiones: violencia en el ámbito LGTB, transexualidad, trabajo sexual y prostitución, familias LGTB y modelo de Orgullo. Uno de los primeros puntos acordados es que “las asociaciones sindicales y entidades LGTB deben estar más unidas para evitar la discriminación en el entorno laboral”.

La despatologización de la transexualidad, la necesidad de una ley integral nacional o la exigencia de poner en marcha “políticas públicas activas, efectivas de empleo” son algunas de las reivindicaciones relativas a las personas trans por las que se trabajará en el próximo año. Por otra parte, en lo tocante a la prostitución se ha reclamado que “cualquier política que se tome tenga en cuenta la voz de lxs trabajadores sexuales”. Asimismo, se solicita la “regulación del trabajo sexual” y la “protección institucional” de estas personas, con el fin de “evitar la trata, la prostitución forzada y la feminización de la pobreza”.

La diversidad familiar también ha acaparado la atención de los ponentes y participantes de Gandía. Para evitar casos como la imposibilidad de inscribir a hijos de parejas LGTB nacidos por gestación subrogada, el foro de los Encuentros Estatales solicita la aprobación de “una regulación para que se modifique la legislación en los registros administrativos que contemplen todas las realidades actuales”. Finalmente, en el área del Orgullo, el debate ha concluido la importancia de “favorecer espacios de confluencia social y plural donde converjan los colectivos”, así como la necesidad de extenderlo a todos los espacios y territorios, especialmente a los rurales, para “mejorar la vida” de la comunidad LGTB alejada de los grandes núcleos urbanos.

Agresión homófoba a dos activistas

El contrapunto de estas jornadas de reflexión y trabajo ha sido el incidente homófobo sufrido por dos activistas que se encontraban en Gandía, en calidad de participantes. El pasado viernes 14 de noviembre, cuando se dirigían de vuelta al hotel, Miguel Tabuenca (coordinador de ALEAS EUPV) y Santiago Rivero (tesorero de COGAM) sufrieron un intento de agresión, increpados al grito de “maricones”. Tal y como ha narrado Rivero, un hombre se bajó de la parte de atrás del coche e intentó robarles y agredirles, espetándoles: “maricones de mierda, dadme todo lo que tengáis que os pincho con la navaja”. Afortunadamente, lograron huir corriendo y no hubo que lamentar males mayores.

Por si no fuera suficiente, al día siguiente de este lamentable suceso Tabuenca y Rivero tuvieron que enfrentarse  al “trato reprobable” de uno de los agentes que les atendió, ya que “en cuanto entramos nos miró mal, cuando le contamos lo sucedido e intentó disuadirnos de que denunciáramos, en todo momento nos habló en tono despectivo y prepotencia”. El agente que registró la denuncia, sin embargo, sí les ofreció un trato correcto, según ellos mismos aseguran. La Policía Local de Gandía, por su parte, ha publicado un tuit manifestando su “rechazo hacia la homofobia”. Un gesto que ha sido recibido positivamente por Independence Gay Asociación: “tras el twitter publicado por la Policía Local de Gandia, no podemos mas que aplaudir esta manifestación. Y solicitamos la sensibilidad y la empatía con las víctimas”.

La presidenta de COGAM, Esperanza Montero, ha referido a raíz de este último episodio de violéncia LGTBfóbica que “solo se denuncia un 11 % de las agresiones, por eso necesitamos una ley de igualdad de trato que no deje impunes estos delitos”.