Logo de dosmanzanas

Ofensiva homófoba de Rusia contra la ONU. La delegación rusa en las Naciones Unidas manifestó este lunes su oposición a la resolución adoptada por su secretario general Ban Ki-moon en julio del año pasado, por la cual la organización internacional se comprometió a reconocer, a todas parejas del mismo sexo que hayan contraído matrimonio en países donde es legal, las prestaciones y beneficios establecidos para sus empleados casados.

Como informábamos entonces, antes de la aprobación de esta iniciativa de Ban Naciones Unidas tan solo reconocía los matrimonios del mismo sexo de sus empleados que provinieran de países donde el matrimonio igualitario es legal. Esto era así desde 2004, cuando el entonces secretario general Kofi Annan emitió una orden administrativa para ampliar los beneficios matrimoniales a las parejas en una unión civil que tuviera validez en el país de origen de los contrayentes. Una decisión que ya entonces recibió contestación por parte de la Santa Sede y de países de mayoría musulmana, a pesar de ser claramente discriminatoria para los empleados de la ONU procedentes de estados que no permiten las uniones entre personas del mismo sexo.

La nueva medida establece que se reconocerán todos los matrimonios entre personas del mismo sexo legalmente contraídos, sea cual sea el país de origen de los contrayentes. De esta manera, los cónyuges del mismo sexo de un empleado de Naciones Unidas pueden beneficiarse, entre otras prestaciones, de su seguro de salud o el acceso a visados de residencia extraordinarios.

Pero en su cruzada contra los derechos de los ciudadanos LGTB, Rusia ha decidido también abrir un frente en Naciones Unidas sobre este asunto. El representante Sergey Khazilov pidió el lunes la retirada de la medida, porque en su opinión, violaría la resolución de la organización que deja en manos de los Gobiernos de los países de origen de los empleados la decisión sobre a qué parejas les corresponden beneficios matrimoniales. Rusia baraja la posibilidad de forzar una votación sobre el asunto en el Comité de Presupuestos o Quinto Comité de la Asamblea Nacional, donde no existe derecho de veto (al contrario que en el Consejo de Seguridad) y podría convencer a una mayoría de países hostiles a los derechos LGTB para derogar la orden administrativa emitida por Ban.

Según Foreign Policy, muchos ven en las protestas rusas una maniobra política para tantear el grado de autoridad del secretario general de la ONU, con quien Rusia ha mantenido una serie de desencuentros en asuntos como la situación en Siria y en Ucrania. En opinión del representante ante las Naciones Unidas de Human Rights Watch, Philippe Bolopion, el resto de estados miembros deben contrarrestar “los esfuerzos de Rusia para imponer en la ONU el mismo tipo de actitudes homófobas que Moscú promueve en su país”. Los delegados de Estados Unidos y la Unión Europea, por su parte, defienden la legitimidad de Ban para emitir regulaciones sobre el personal a su cargo sin necesidad de contar con la aprobación de los estados miembros.

El espanto no cesa. Poco más podemos añadir a lo que ya dijimos en nuestra anterior entrada sobre la materia, pero no podemos cerrar los ojos ante el hecho de que los militantes del autoproclamado Estado Islámico continúan asesinando a hombres, acusados -supuestamente- de ser homosexuales, y difundiendo las imágenes de sus muertes para contribuir a extender el terror. El último de los asesinatos que ha sido publicitado ha sido el de un muchacho arrojado al vacio desde lo más alto de un edificio en Raqqa (Siria), cuyas imágenes nosotros no reproduciremos (numerosos medios las recogen para quien desee verlas).

Desde que el Estado Islámico comenzara su expansión, en todas aquellas zonas que han caído bajo su control ha pasado a estar vigente la interpretación más extremista de la sharía o ley islámica, que castiga con la muerte las relaciones homosexuales. Ya son múltiples los reportes de ejecuciones por esta causa. En noviembre, por ejemplo, nos hacíamos eco de la muerte por lapidación de dos hombres en la provincia siria de Deir ez-Zor. En diciembre se difundían fotografías que mostraban el asesinato de otro hombre en un lugar indeterminado, arrojado también desde lo alto de un edificio y luego lapidado.  En enero, otros dos hombres acusados de ser homosexuales eran asesinados por el mismo método en Mosul (Irak). Pocos días después otro hombre, de alrededor de unos cincuenta años, era arrojado también al vacío en Tal Abyad (Siria), siendo después lapidado al sobrevivir a la caída.

Resulta prácticamente imposible acceder a información contrastada sobre estos asesinatos. En realidad es difícil saber si se trata verdaderamente de homosexuales o de opositores al Estado Islámico a los que se acusa de serlo como pretexto para asesinarlos y cuyas muertes son utilizadas como propaganda. En este sentido, organizaciones en favor de los derechos LGTB hacían en enero un llamamiento a la prudencia, con objeto de no exacerbar el miedo de las personas LGTB que viven en la zona y causar daños mayores. Lo que resulta indiscutible es que el odio homófobo está en cualquier caso presente y es utilizado como herramienta aleccionadora.

Un infierno para la comunidad LGTB

Ante todo, la extensión y consolidación del Estado Islámico supone la imposición de un régimen de terror a una parte muy importante de la propia población árabe que vive bajo su dominio. La comunidad LGTB, en este sentido, es una de las grandes perdedoras. No está de más repetir lo que ya hemos publicado en ocasiones anteriores: dos países como Siria e Irak, que al margen de otras consideraciones fueron en el pasado estados de tradición laica (vinculada al baazismo gobernante) en los que las personas LGTB podían encontrar pequeños espacios de libertad, han acabado por convertirse para ellas en un auténtico infierno del que no parece existir salida.

El caso de Irak es paradigmático. La homosexualidad fue allí legal hasta 2001, cuando Sadam Hussein, para contentar a los sectores religiosos, decidió castigar las relaciones homosexuales con cárcel y, en caso de reincidencia, con pena de muerte. No obstante, no se recuerda que dicha legislación llegara a ser aplicada. “Entonces teníamos clubes nocturnos, bares, áreas de encuentro y una red de asambleas sociales”, explicaban en su momento desde la organización Iraqi LGBT. De hecho, durante los años 80 y primeros 90, la vida nocturna de los homosexuales en Bagdad atraía a visitantes de países vecinos, como Kuwait o Arabia Saudí.

Tras la invasión, la situación legal de la homosexualidad se sumió en un estado de confusión. La entonces autoridad administrativa estadounidense ordenó en 2003 retrotraer los códigos penal y civil a la situación vigente en los 70, pero la diversidad de autoridades existentes según la zona del país, así como el papel preponderante que los líderes religiosos alcanzaron (especialmente en el área de mayoría chií) facilitó que la persecución de las personas LGTB fuera en aumento. En los años sucesivos la situación no hizo más que empeorar, y las denuncias sobre el secuestro, la tortura y el asesinato de homosexuales, involucrando además a las fuerzas de seguridad, no hacían sino aumentar en todas las zonas del país.

En el caso del área suní, la situación de profundo descontento con el régimen surgido de la invasión, unida a la difusión de las ideas religiosas más radicales, ha acabado además por cristalizar en un fenómeno como el del Estado Islámico, que también controla ya una parte importante del territorio sirio. Y es que en Siria la revuelta contra el régimen baazista de Bashar al-Asad, alentada en sus inicios desde los países occidentales, y de la cual ya en 2013 conocíamos sus terribles consecuencias para los homosexuales sirios, ha confluido finalmente en ese mismo fenómeno.

Después de que Metro de Madrid se comprometiera con los colectivos LGTB a impulsar acciones contra la LGTBfobia y de que representantes de la compañía se reunieran incluso con el colectivo Arcópoli para consensuar una campaña, el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid (PP) considera ahora que esta no es necesaria. Sobran las valoraciones.

Representantes de Arcópoli y de Metro de Madrid (en concreto, de sus divisiones de marketing y responsabilidad social corporativa) se reunían el pasado viernes 27 de febrero para avanzar en la preparación de una campaña contra la LGTBfobia que tenía previsto llevarse a cabo en las estaciones de la red de transporte del metro de Madrid. La iniciativa, que Arcópoli llevaba meses socilitando, había cristalizado rápidamente tras el escándalo desencadenado por un documento interno de la compañía que contenía indicaciones discriminatorias hacia los gais, entre otros colectivos sociales, y que fue denunciado por el sindicato UGT. La dirección de Metro de Madrid ya ha pedido disculpas y destituido a los responsables de que este documento viera la luz, pero lo sucedido actuaba como catalizador de una posible campaña contra la LGTBfobia al estilo de la que ya se han llevado a cabo en redes de trasporte de otros países.

En la reunión del viernes pasado, de hecho, Arcópoli entregó a Metro de Madrid varios bocetos propios, así como una comparativa con otras campañas similares que se han realizado en Chile, Francia o Reino Unido. “La sintonía ha sido total y se ha acordado que la semana del 2 al 9 se realizarán las fotos para el cartel elegido, un modelo del vocal de Diseño de Arcópoli, Ángel Cívico, que trata de representar a todas las realidades de nuestro colectivo”, hacía público Arcópoli tras la reunión. “Es imprescindible el compromiso de Metro con la igualdad LGTB y estamos muy satisfechos de la gran aceptación que han tenido de nuestras propuestas así como la rapidez con la que lo están tratando”, afirmaba de hecho su coordinadora, Amanda Rodríguez. “No es ningún lavado de imagen, hacemos campañas sociales muy a menudo. Estamos encantados de unirnos a esta iniciativa. La idea es desplegar carteles que luchen contra la homofobia en las marquesinas de nuestras instalaciones”, declaraban por su parte representantes del Metro.

Pues bien, el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, que hace solo unos días consideraba lo sucedido “lamentable” y aseguraba que la Comunidad de Madrid tiene “tolerancia cero” frente a la homofobia, ahora rechaza que esta campaña se lleve a cabo porque no la ve necesaria. ¿Sus argumentos? que lo sucedido en Metro de Madrid es un hecho “aislado” y que no hay mejores campañas que “el día a día” y “la concienciación” [sic].

La LGTBfobia contra la que el consejero no ve necesaria campaña

Agresiones como las ocurridas a lo largo de los últimos meses en los alrededores del Templo de Debod, en el entorno de la Gran Vïa, cerca de la Plaza de España o en el propio metro de Madrid (y estas son solo algunas de las que han trascendido) parecen no existir para el consejero. Un escenario de violencia física y verbal preocupante, al que se suman episodios de discriminación como el ocurrido en un Burger King de Madrid.

Tampoco debe parecer importante para el consejero que  el 90% de los estudiantes de secundaria de Madrid perciba homofobia y bifobia en las aulas, que de todos aquellos alumnos de entre 12 y 17 años que se definen como no heterosexuales, el 80 % oculte su orientación por miedo al rechazo o de que 1 de cada 10 de los que la han revelado sufra agresiones físicas, según una investigación llevada a cabo por el colectivo madrileño COGAM durante el curso 2012/2013 en 37 centros educativos de la comunidad.

A la vista de estos datos, no podemos sino darle la razón al señor consejero: está claro que este tipo de campañas no son necesarias…

El Parlamento de Eslovenia ha aprobado este 3 de marzo la reforma de la Ley de Matrimonio y Relaciones Familiares, que permitirá el matrimonio entre personas del mismo sexo. La votación se ha saldado con una gruesa mayoría de 51 votos favorables frente a 28 en contra. Tan solo falta la promulgación por parte del presidente Borut Pahor para que Eslovenia se convierta en el 13º país europeo en permitir el matrimonio igualitario. También será el primer país perteneciente a la antigua Europa del Este, y el primero de mayoría eslava, en hacerlo.

La reforma de la Ley de Matrimonio ha sido una iniciativa del grupo parlamentario de Izquierda Unida, que presentó su propuesta ante el Parlamento el pasado mes de diciembre. El 10 de febrero de este 2015, el comité parlamentario correspondiente aprobó dicha propuesta por una mayoría de 11 votos a 2, con lo que podía proseguir su tramitación.

Según el ponente de Izquierda Unida, Matej T. Vatovec, “esta enmienda define el matrimonio como la unión de por vida de dos personas, independientemente de su sexo, lo que elimina la situación discriminatoria en vigor hasta ahora”. El proyecto de ley, asimismo, reforma los capítulos pertinentes para que las parejas del mismo sexo gocen de los mismos derechos que las heterosexuales, incluida la adopción.

Todas estas medidas han conseguido el respaldo del Parlamento, por una abrumadora mayoría de 51 votos contra 28. A favor han votado los diputados de Izquierda Unida, los del centrista Partido de Miro Cerar (el actual primer ministro), los Socialdemócratas y los liberales de la  Alianza de Alenka Bratušek. El Partido Democrático de los Pensionistas ha dejado libertad de voto a sus parlamentarios. En contra han votado los diputados del centroderechista Partido Democrático Esloveno y los del democristiano Nueva Eslovenia.

Estos dos últimos partidos ya han comunicado que se enfrentarán a este resultado por todos los medios a su alcance. Plantearán un recurso ante el Tribunal Constitucional e intentarán que se convoque un referéndum para derogar la reforma. Ambas acciones no parecen, sin embargo, que tengan visos de prosperar. El Tribunal Constitucional esloveno ya se ha posicionado a favor de los derechos LGTB en varias ocasiones, y la ley establece que un referéndum que intenta derogar una ley aprobada por el Parlamento necesita el respaldo del 20 % de los electores para ser convocado. Eso supone el apoyo de 340.000 eslovenos, muy por encima de los 280.000 que votaron en contra de la adopción homoparental en el referéndum de 2012.

Con esta reforma, Eslovenia marca distancias con otras repúblicas exyugoslavas, como Croacia, Serbia, Montenegro o Macedonia, cuyas constituciones prohíben o están en proceso de prohibir los enlaces entre personas del mismo sexo.  Por el contrario, en cuanto la reforma sea promulgada, Eslovenia se convertirá en el decimotercer estado de Europa en aprobar el matrimonio igualitario tras Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Islandia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Reino Unido (con la excepción de Irlanda del Norte) y Suecia. Según Matej T. Vatovec, “Eslovenia ha entrado hoy en el siglo XXI”, convirtiéndose en “una comunidad verdaderamente tolerante e inclusiva”.

Un largo proceso hasta la igualdad

Para conocer la evolución del matrimonio igualitario en Eslovenia, hay que echar la vista atrás hasta remontarnos al año 2010, cuando el entonces gobierno esloveno, que se había comprometido a reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo en el nuevo código de familia, se vio obligado a recular ante la reacción de los sectores católicos y de la derecha eslovena, que centraron su oposición especialmente en la cuestión de la adopción. En el mes de marzo de 2010 el Parlamento aprobaba la reforma que introducía el matrimonio igualitario en primera lectura, pero las presiones fueron tan fuertes que el Gobierno capituló y anunció en enero de 2011 que retiraba la medida.

Pese a ello, el Parlamento aprobó meses más tarde una versión modificada que al menos reconocía importantes mejoras en derechos a las parejas del mismo sexo (que en Eslovenia son reconocidas como parejas de hecho desde 2006). En lo que a la adopción se refiere, la nueva ley no permitía adoptar conjuntamente, pero sí que uno de los miembros de la pareja adoptara los hijos del otro. Pero ni siquiera estas modificaciones lograron apaciguar a los sectores católicos, que promovieron un referéndum vinculante, celebrado en 2012, en el que el código fue rechazado por un 55% de los votos. La participación ni siquiera llegó al 30%, y en la capital del país, Liubliana, el resultado fue favorable.

Eso no significó un parón en la evolución de los derechos LGTB en la más que sin duda es la más socialmente avanzada de las repúblicas exyugoslavas. En 2013, tras la celebración del referéndum, el Tribunal Constitucional de Eslovenia consideró inconstitucional la legislación eslovena en materia de herencia por discriminar a las parejas del mismo sexo. El fallo completaba una sentencia previa que ya consideraba inconstitucional la legislación eslovena de parejas de hecho por un motivo similar.

Russell Tovey, actor británico de 33 años abiertamente gay, abría la caja de los truenos al afirmar en una entrevista que se sentía agradecido a su padre por no haberle permitido acudir a una escuela de teatro siendo adolescente, algo que según él podría haberle convertido en “afeminado”. Tovey se ha disculpado, pero sus palabras no dejan de ser un síntoma de hasta qué punto la homofobia internalizada es una realidad que condiciona las actitudes de muchos gais, incluso de los más visibles y comprometidos.

Las polémicas declaraciones de Tovey forman parte de una entrevista a The Observer en la que el actor reflexiona sobre cómo la negativa de su padre a que se formara en una escuela de teatro (y eso a pesar que ya desde niño actuaba) endureció su carácter. “Pensaba que me convertiría en una especie de bicho raro que bailaba claqué (…) Y en cierto modo tenía razón. Estoy contento de no haberlo hecho. Las cosas hubieran cambiado… Podría ser muy afeminado si no hubiera ido a la escuela a la que fui, donde tuve que endurecerme. Si hubiera podido relajarme, bailar por ahí, cantar en la calle, posiblemente hoy sería otra persona. Y le doy las gracias a mi padre por no dejarme seguir ese camino. Porque posiblemente eso es lo que me ha dado el carácter único que la gente dice que tengo”, asegura Tovey. ”No hay muchos actores que estén fuera del armario y puedan interpretar papeles de hetero y de gay”, añade después.

Las palabras de Tovey, como era de esperar, desencadenaron fuertes críticas en redes sociales -especialmente en el ámbito LGTB anglosajón-, muchas de las cuales destacaban que no eran sino la expresión de la homofobia que tantos y tantos gais han internalizado como propia. Homofobia que expresan como desprecio al “afeminamiento”, a los gais a los que ”se les nota” y como culto a la imagen tradicional de la masculinidad. Plumofobia en estado puro, en definitiva.

No han faltado tampoco los que, más comprensivos, disculpaban a Tovey e interpretaban sus palabras como un intento torpe de explicar el hecho de que en su caso, pese a ser un actor abiertamente gay, sigue recibiendo ofertas para interpretar a personajes heterosexuales. Y es que -y eso es por desgracia realidad- los actores abiertamente gais tienen más dificultades a la hora de encontrar trabajos encarnando a personajes heteros. Se nos viene a la cabeza lo sucedido hace cinco años, cuando un artículo publicado en Newsweek y firmado por Ramin Setoodeh criticaba un montaje de Broadway por considerar “poco creíble” que su protagonista fuera heterosexual al estar interpretado por un actor gay, Sean Hayes. Una crítica que hacía extensiva a todos los actores gais.

Pide disculpas en Twitter

Las críticas a Russell Tovey, un prolífico actor que no ha tenido problemas en representar personajes tanto heteros como gais (es uno de los protagonistas de Looking, una serie de la HBO que retrata la vida de un grupo de amigos gais de San Francisco) le han llevado finalmente a pedir disculpas en su perfil de Twitter. En un primer tuit, Tovey se reconoce “entristecido” porque una cita sacada de contexto le haya llevado a ser considerado “el peor gay del mundo”. “Si os he decepcionado, lo siento, nunca fue mi intención”, comenta en un segundo tuit. “Orgulloso de ser quien soy y orgulloso por otros. Estamos juntos en esto. Sea lo que sea lo que creáis que quise decir, no quise hacerlo”, añade finalmente.

Tovey, por cierto, tuvo una salida del armario complicada con su familia. Su padre, con el que ahora tiene una excelente relación, le llegó a insinuar que de haberlo sabido antes (tenía 18 años) hubiera intentado “arreglarlo”. Así lo contaba en una entrevista concedida en 2009, en la que ya se lamentaba de no haber tenido modelos visibles “masculinos” con los que identificarse de adolescente. “Todo el mundo era amanerado, recuerdo que pensaba: ‘aunque creo que soy gay, no encajo en ese mundo’”, añadía.

El juez federal Joseph F. Bataillon ha dictaminado este 2 de marzo que la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo recogida en las leyes de Nebraska viola la Constitución de los Estados Unidos. También ha emitido una orden dirigida a todos los funcionaros del estado implicados para que apliquen su sentencia, estableciendo como efectos de la misma el próximo día 9 de marzo. La Fiscalía de Nebraska ya ha iniciado el proceso de presentación del correspondiente recurso ante la Corte de Apelaciones del 8º Circuito. Es muy posible que esta Corte de Apelaciones, que aún no ha fallado respecto al matrimonio igualitario, dictamine la suspensión cautelar de la sentencia, como ha ocurrido en los casos de Misuri, Arkansas y Dakota del Sur.

Joseph F. Bataillon ya había dictaminado en 2005 a favor del matrimonio igualitario en Nebraska. En aquella ocasión se dilucidaba la constitucionalidad del proceso legal por el que se había enmendado la Constitución del estado para definir el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, e impedir así el reconocimiento de los enlaces de las parejas del mismo sexo. El juez Bataillon estimó que esa enmienda violaba la 14ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, sin embargo, en 2006 la Corte de Apelaciones del 8º Circuito revocó su sentencia, permitiendo que la legislación discriminatoria siguiera en vigor.

En esta ocasión, el juez Bataillon ha tenido que decidir sobre las demandas interpuestas por ocho parejas. Unas denunciaban el no reconocimiento por parte de la administración de Nebraska de sus matrimonios celebrados legalmente en otros estados, otras que Nebraska les impidiera contraer matrimonio, en aplicación de la sección 29ª de su Constitución, que establece que “solo el matrimonio entre un hombre y una mujer será válido o reconocido en Nebraska. La unión de dos personas del mismo sexo en una unión civil, compromiso doméstico u otro tipo de relación similar entre personas del mismo sexo no serán válidos o reconocidos en Nebraska”.

Mientras que las parejas demandantes argüían que esta prohibición vulnera su derecho a la igual protección y al debido proceso amparados por la 14ª Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, la Fiscalía de Nebraska se remitía a la decisión antes citada de la Corte de Apelaciones del 8º Circuito y al derecho de los estados a “convertir las relaciones naturalmente procreativas en uniones duraderas y unir a los hijos con sus padres biológicos”.

El juez Bataillon ha citado la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Windsor, en la que se establece que “las leyes estatales que definen y regulan el matrimonio deben respetar los derechos constitucionales de las personas”. También se ha apoyado en los dictámenes favorables al matrimonio igualitario de las Cortes de Apelaciones del 9º y 4º Circuitos, y ha querido desligar completamente el matrimonio de la procreación, resolviendo que “para la mayoría de las parejas casadas, las que no tienen hijos en el hogar, el matrimonio es un compromiso legal y emocional para el bienestar de su pareja. El Estado tiene claramente el derecho a animar a las parejas a casarse y proporcionarse apoyo mutuo. Sin embargo, esas leyes deben aplicarse por igual y sin atender al género. Es hora de poner fin a esta disposición desigual”. Con esta sentencia el juez hace honor al lema que figura en el escudo de Nebraska: “Igualdad ante la Ley”.

El fallo, por lo tanto, ha sido a favor de las parejas demandantes, aunque se ha establecido que su entrada en vigor se posponga hasta el próximo día 9 de marzo. El juez también ha emitido una orden en la que clarifica que todos los funcionarios y personal administrativo relacionado con el matrimonio deben tratar de igual modo a las parejas del mismo o distinto sexo. Es evidente que esta precaución ha sido tomada para evitar la lamentable situación que tuvo lugar en Alabama, donde la juez federal tuvo que reiterar en dos ocasiones el ámbito de su sentencia, ante la rebelión de los jueces de familia de los condados, incitados por el propio presidente de la Corte Suprema del estado.

Sin embargo, esta precaución puede ser en balde, pues mientras transcurre la semana establecida para la entrada en vigor de la sentencia, podría prosperar la más que previsible petición de la Fiscalía de su suspensión cautelar ante la Corte de Apelaciones del 8º Circuito. Esta Corte de Apelaciones ya ha suspendido, o confirmado la suspensión, las sentencias favorables de Misuri, Arkansas y Dakota del Sur hasta que concluya el proceso de apelación. Lo que ya ha hecho la Fiscalía de Nebraska es iniciar el proceso de recurso, comunicando oficialmente al tribunal su intención de apelar.

Uno a uno, los estados se van sumando

Mientras se decide si Nebraska engrosa la lista, el matrimonio igualitario es ya completamente legal en 37 de los 50 estados de los Estados Unidos, cuya población sobrepasa ya los 220 millones de personas. Se trata de Alabama, Alaska, Arizona, California, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Colorado, Connecticut, Delaware, Florida, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Montana, Nevada, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Nuevo México, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Utah, Virginia, Virginia Occidental, Vermont, Washington, Wisconsin y Wyoming. A ellos hay que sumar el Distrito de Columbia y 22 jurisdicciones tribales (se van sumando aquellas que ligan sus leyes sobre el matrimonio a las del estado donde están ubicadas).

En el resto de estados existen situaciones diversas, que configuran un escenario judicial complejo que, a la espera del pronunciamiento definitivo por parte del Tribunal Supremo, va decantando la situación hacia una extensión generalizada del matrimonio igualitario.

Hacemos a continuación un balance de la situación. En Kansas, aunque ya ha habido una sentencia favorable de un tribunal federal, y su suspensión ha sido denegada en la última instancia, la Fiscalía del estado, en una actuación torticera, ha dado instrucciones a las secretarías de los condados de que no faciliten licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo, excepto en aquellos que pertenezcan a la jurisdicción del juez federal. Sin embargo, asociaciones LGTB aducen que los jueces federales tienen jurisdicción en todo el estado, por lo que la medida de la Fiscalía debe tomarse como un acto desesperado de dilación de lo que ya es no solo inevitable sino completamente legal.

En Ohio, Michigan, Kentucky y Tennessee, las sentencias favorables dictadas por los jueces federales han sido revocadas por la Corte de Apelaciones del 6º Circuito, la única en dictaminar en contra de la igualdad de derechos de las personas LGTB. Tras el recurso presentado por los equipos legales de las parejas demandantes de los cuatro estados ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, este ha decidido que en el próximo período de sesiones considerará estas sentencias contrarias a los derechos LGTB. Por el contrario, su criterio respecto a las apelaciones de sentencias que han sido favorables a esos derechos ha sido el de no admitirlas a trámite. La decisión del Tribunal Supremo, que se espera para el mes de junio de este mismo año, podría suponer el final de largo viaje del matrimonio igualitario en los Estados Unidos. Los equipos defensores de las parejas demandantes de Ohio, Michigan, Kentucky y Tennessee presentaron el 27 de febrero sus primeras alegaciones a las preguntas planteadas por el alto tribunal.

En Misuri, aunque existe una sentencia federal en suspenso hasta que se decida su apelación, sí que es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo en los condados de Saint Louis, el más populoso del estado, y Jackson, según han establecido jueces de ámbito local. Como Misuri sí reconoce los matrimonios de parejas del mismo sexo celebrados en otras jurisdicciones donde es legal, los enlaces celebrados en estos dos condados son válidos en todo el estado.

En otros estados existen sentencias favorables de jueces federales que aún están pendientes de ser revisadas por las correspondientes Cortes de Apelación, como es el caso de Mississippi y Texas (ambos del 5º Circuito) y Arkansas, Dakota del Sur y el ya citado Misuri (los tres del 8º Circuito). En Arkansas, además, la Corte Suprema estatal deberá revisar una decisión favorable al matrimonio igualitario emitida por un juez estatal, no federal. Por el momento solo hay un estado en el que un juez federal ha considerado constitucional prohibir el matrimonio igualitario: Luisiana, sentencia que debe ser revisada por la Corte de Apelaciones (también, en este caso, la del 5º Circuito). En este estado, sin embargo, otro juez federal falló pocas semanas después en sentido contrario, declarando inconstitucional la prohibición. Habrá que esperar a ver cómo resuelve el 5º Circuito esta contradicción.

Finalmente, en uno de los estados donde aún no hay sentencia, Dakota del Norte, el juez federal que debe dictaminar al respecto ha decidido aplazar la continuidad del juicio hasta conocer la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos. Tan solo resta un estado más con proceso abierto pendiente de sentencia: Georgia.

Podéis comprobar el avance del matrimonio igualitario en los Estados Unidos en este mapa (pinchad en él para verlo en mayor resolución):

El caso de Lorena González, la azafata transexual en prácticas rechazada por Turkish Airlines debido a su identidad de género, fue destapado públicamente por dosmanzanas a principios de octubre de 2014. A raíz de la publicación de la primera noticia, numerosos medios de comunicación nacionales e internacionales se hicieron eco de su situación, consiguiendo una importantísima difusión y notoriedad. Después de los diferentes escollos a los que González tuvo que enfrentarse para conseguir unas nuevas prácticas profesionales fue admitida en Aerolíneas Argentinas; una empresa a la que se incorporó el pasado mes de enero. Tres meses después, cuando termina sus prácticas, Lorena González agradece el trato profesional y humano recibido por la compañía argentina: “han valorado mi trabajo y me han hecho sentir muy especial. Nada que ver con Turkish Airlines”.

“Es de justicia que, además de denunciar los actos de discriminación cuando los he sufrido, ahora pueda agradecer también el trato igualitario recibido por Aerolíneas Argentinas”. En este sentido, Lorena González valora positivamente su paso por la aerolínea latinoamericana, “para la que solo tengo palabras de agradecimiento”. Especialmente, tras su amarga experiencia en Turkish Airlines, una compañía en la que apenas duró 24 horas en su puesto asignado de prácticas porque su responsable en España, Ginés Alarcón, “no deseaba en sus filas a personas que sean o pareciesen transexuales. Y porque, además, pensaba que yo era un hombre”.

Tampoco contó en un primer momento con el apoyo explícito de la Escuela Superior de Aeronáutica de Madrid (ESA). Al denunciar públicamente la discriminación sufrida por Turkisk Airlines, González recibió un correo electrónico del coordinador de prácticas de ESA, Miguel Tenorio, en el que le comunicaba que se le negaban nuevas prácticas en otra compañía, debido a las “acciones de difamación llevadas a cabo contra el centro de estudios y publicadas sin fundamento alguno”. Sin embargo, la afectada se reunió posteriormente con la directora de la escuela, Rosa López, que desautorizó a Tenorio por haber actuado en su propio nombre y no en el de la escuela y garantizó por escrito a González que sí tendría sus prácticas, como finalmente sucedió.

Lorena González dice no saber si en Aerolíneas Argentinas conocían su caso y los precedentes vividos de discriminación pero “lo cierto es que me he sentido súper integrada por la dirección y por todo el personal y en este tiempo no he observado un solo gesto de rechazo o de desaprobación”. Así pues, el objetivo de González (como el de cualquier persona que se enfrenta a unas prácticas laborales) era aprender en un entorno real de trabajo, por lo que se siente “muy satisfecha”. Incluso ha revelado alguna anécdota vivida en estos meses a dosmanzanas. Por ejemplo, la llegada de una fallecida al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid-Barajas. Al parecer, una señora que vivió muchos años en Buenos Aires pero deseaba ser enterrada en España, llegó en su ataúd mientras Lorena formaba parte de la coordinación del desembarque y tuvo que verificar que recibiera el trato adecuado y que llegara en perfectas condiciones a la funeraria.

Aunque González califica el trato profesional y humano recibido por Aerolíneas Argentinas como “exquisito”, tuvo que luchar mucho para conseguir nuevas prácticas después del rechazo de Turkisk Airlines. Una compañía de la que nunca obtuvo la más mínima disculpa y de la que dosmanzanas únicamente logró la siguiente declaración generalista: “como Turkish Airlines, rechazamos cualquier tipo de discriminación, incluyendo las sexuales”. Y eso tras llamar a la central de Turquía, ya que ningún responsable de España dio la cara ni ningún tipo de explicación por “la política de la compañía”. Sea como fuere, la campaña de firmas en apoyo a González abierta en Change.org obtuvo más de 75.000 firmas.

Carla Antonelli: “No hay que bajar la guardia”

Y hablando de apoyos, la diputada socialista en el parlamento regional madrileño Carla Antonelli, que respaldó a Lorena González desde el primer momento, asegura que “no hay que bajar la guardia”. Desde el punto de vista de Antonelli, en todo caso, “tener que dar las gracias por lo que es cotidiano para el resto de la población nos da una idea de la situación social a la que se enfrentan muchas personas transexuales”. Antonelli define a Lorena González como una mujer “valiente” y se lamenta de que “tengamos que ir caso por caso denunciando las distintas discriminaciones laborales”. No obstante, continúa diciendo que “todavía es más terrible saber que muchísimas personas transexuales han tenido y tienen que tragar con discriminaciones por la necesidad de conservar su puesto de trabajo”.

Por lo que respecta al futuro de Lorena González, su próximo reto es ampliar su formación con un curso de tres meses (impartido en el aeropuerto) de “flight dispatcher” (en castellano, coordinación y despacho de vuelos). Con este conocimiento extra, sumado a su preparación teórica y a lo aprendido en sus prácticas, la propia compañía le ha abierto las puertas a un posible próximo contrato. Desde dosmanzanas felicitamos a Lorena González por su esfuerzo y por la lucha de sus derechos y animamos a las empresas a que establezcan políticas de integración e igualdad LGTB en la contratación de personal.

Un tribunal sudafricano ha encontrado culpable de asesinato al responsable de un campo de entrenamiento paramilitar destinado a “masculinizar” a jóvenes afeminados o considerados de carácter débil, ingresados allí por sus propias familias, en el cual fallecieron varios jóvenes víctimas de los malos tratos sufridos. El escándalo trascendió a raíz de la trágica muerte en 2011 de Raymond Buys, un muchacho de 15 años. También ha merecido veredicto de culpabilidad un ayudante.

Como contamos en su momento, Buys había sido ingresado en el campo de entrenamiento diez semanas antes de su muerte. El chico presentaba al parecer problemas de aprendizaje debido a un déficit de atención y sus padres deseaban “endurecer” su carácter. Cuando abandonó el campo, se encontraba malnutrido y deshidratado (al parecer negarles la comida a los “reclutas” era uno de los castigos habituales del campamento) y presentaba lesiones traumáticas, hematomas múltiples y daño cerebral, consecuencia de las palizas recibidas. Raymond Buys ingresó directamente en la unidad de cuidados intensivos de un hospital, pero finalmente murió.

Casi cuatro años después de su muerte el proceso judicial ha llegado a su fin. Alex de Koker (vinculado al movimiento supremacista afrikáner) y el que entonces era su joven ayudante, Michael Erasmus, han sido encontrados culpables de asesinato, abuso infantil y lesiones corporales graves por la muerte de Raymond Buys. Hasta dentro de varias semanas no se conocerá la sentencia.

Una variante de las “terapias reparadoras”

Según denunció en su momento la activista sudafricana Melanie Nathan, la actividad del campamento no dejaba de ser una siniestra variante de las terribles “terapias reparadoras”, cuyo objetivo no era otro que “masculinizar” a adolescentes supuestamente afeminados o de carácter “blando”.

El suplicio al que fue sometido Raymond Buys, en cualquier caso, es digno de una película de terror. Según el testimonio de Gerhard Oosthuizen, otro joven otro joven que coincidió con él, en una ocasión en la que intentó escapar fue encadenado a la cama, golpeado y obligado a hacerse sus necesidades encima. En otras ocasiones le hicieron comer sus propias heces y su propio vómito.

La muerte de Buys rescató además del olvido otras dos muertes ocurridas cuatro años antes, en 2007: la de Erich Calitz, de 18 años, y la de Nicholas van der Walt, de 19. Calitz sufrió también palizas que le provocaron lesiones cerebrales, pese a lo cual Alex de Koker evitó entonces una sentencia de cárcel. La muerte de Nicholas van der Walt, en cambio, fue considerada una “muerte natural” y atribuida a un ataque cardíaco.

Doctora Viviane Morales, quiero llamar su atención para hablarle sobre su propuesta de referendo para limitar a las personas homosexuales y solteras la posibilidad de adoptar. Para ello me referiré primero a Viviane la política, y luego a Viviane, la creyente de la Iglesia Cristiana Carismática Tabernáculo de la Fe.

A la Viviane política quisiera recordarle que la democracia no solo es la voluntad de las mayorías, sino también implica el respeto por los derechos de las minorías. Justamente los gobiernos que han reprimido los derechos de las minorías, sean estas políticas, religiosas, sexuales o étnicas han tenido como característica el de ser dictaduras. De hecho, la convivencia en democracia debe incluir la imposibilidad que un grupo, así sea mayoritario, oprimiese a otros grupos. Dentro de estas reglas, los derechos de las minorías juegan un papel importante en una sociedad plural, como es el caso de la sociedad colombiana.

Su propuesta de referendo tendrá que pasar por el visto bueno del Congreso y luego de la Corte Constitucional, razón por lo que aún no se puede decir que se va a realizar, pero si se puede decir que usted está olvidando la mencionada condición de no aplastar a las minorías bajo el argumento de ser mayoría.

En 1991 escuchaba a un sacerdote católico en la televisión que se mostraba en desacuerdo con que la Iglesia católica perdiera el carácter de religión oficial en la Constitución que estaba en construcción por aquel entonces. Él argumentaba que el catolicismo era la religión de la mayoría de los colombianos y que al ser la democracia el gobierno de las mayorías debería seguirse consagrando la confesionalidad del Estado. ¿Qué tal que en aquel entonces se hubiera decidido la libertad de cultos por un referendo? De seguro no habría pasado y todavía los evangélicos, como usted, serán ciudadanos de segunda clase a causa de sus creencias.

Dice usted que “la adopción no es un derecho de las minorías”. ¿Le gustaría que ese criterio se aplicara también a las minorías religiosas? ¿Sería justo?

Cuenta su correligionario y copartidario, el pastor Gonzalo Guzmán Naranjo, que cuando él era niño en el municipio de Apulo, Cundinamarca, “los chinos de la escuela me tiraban piedra por ser evangélico. Antes de la Constitución de 1991, ustedes los evangélicos eran una minoría perseguida y lo eran mucho más mientras más atrás en el tiempo nos remontásemos. Pero ahora usted y sus correligionarios han pasado de ser perseguidos a ser perseguidores. Bajo criterios teológicos los católicos se oponían a perder el monopolio de decir que se debía creer, y ahora ustedes bajo criterios sacados de su Biblia desean imponer como deben ser las familias en Colombia. ¡Qué tristeza!

Y es más triste aún que estas voces que piden cortar libertades, vengan precisamente del Partido Liberal Colombiano. Partido que precisamente sostiene como principio básico la no discriminación: Artículo 4. Numeral 2. “Igualdad. En el Partido Liberal no habrá discriminación o privilegio por razones ideológicas, económicas, sociales, de sexo o religión…”

Manifiesta usted que su deseo es proteger a la familia, proteger a los menores. ¡Menuda protección dejando a tanto niño desamparado creciendo sin lazos familiares en un orfanato! Dice la revista Semana que “En los últimos cinco años el número de niños adoptados en Colombia pasó de 3.058 en 2010 a 1.148 en 2014, una reducción del 62%”. Según La República son 164 parejas del mismo sexo las que están dando la pelea por adoptar. Se trata de al menos de 164 niños en los que su sueño de ser parte de una familia se ven amenazados por quienes no los adoptarían pero si se rasgan las vestiduras, como los fariseos de tiempos de Jesús, gritando proteger a la familia.

“Proteger a la familia” es el mantra conservador que ahora usted repite mientras recibe gritos de amén. Pues bien doctora, le recuerdo que el “proteger a la mujer” fue el argumento que usaron los conservadores para oponerse a los derechos de las mujeres. Derechos que si hubieran sido llevados a consulta popular no habrían sido aprobados.

Decía en la década de los años treinta el representante conservador Muñoz Obando respecto al derecho de la mujer de poder administrar sus bienes que “las mujeres colombianas están empeñadas en quebrar el cristal que las ampara y las defiende” y Enrique Santos Montejo escribía años después sobre el voto femenino: “Salvémosla y no la sometamos al voto femenino, que será el paso inicial en la transformación funesta de nuestras costumbres y en la pugna entre los sexos”. ¡Suenan tan parecidas estas palabras a las que usan hoy los enemigos de los derechos de las minorías sexuales! Por eso creo que usted está en el lugar equivocado, no solo de partido, sino también de la historia. Usted caería mejor en el Centro Democrático o en el Partido Conservador. Sí, doctora Morales, creo que su lugar es junto a Muñoz Obando, Laureano Gómez, al procurador Ordoñez, los perfectos de la Inquisición de Cartagena, a los anti-abolicionistas y en general, junto a la godarria que tradicionalmente ha puesto trabas a la igualdad en este país.

Dijo también usted a la revista Semana que “Estos [temas] son aquellos que tocan la fibra ética de la sociedad” razón por la que debe llevar a consulta el hecho de si pueden ser familia en igual de condiciones un par de lesbianas o de gays. Añadió usted queNo desdeño el hecho religioso, como no se puede desdeñar la religión en ninguna sociedad porque es el sustrato cultural e histórico de las sociedades”.  Y es aquí cuando deseo dirigirme a la Viviane religiosa.

Hablaré directamente y sin tapujos. Usted no lo dirá en el Congreso ni en una entrevista a Semana, pero usted cree que los homosexuales somos inmundos y abominables. No nos digamos mentiras, eso es lo que en su iglesia creen. Los he escuchado mientras predican y citan Levítico 18:22, esa es la postura de sus pastores, y es lo que expresan sus correligionarios en la Internet. Ese es “el sustrato cultural e histórico” con el que el cristianismo nos ha llevado desde las galeras a la hoguera.

Habla usted de ética y para ello se vale en la Biblia. ¡Qué mal está doctora Morales! Pues si por la Biblia fuera no se había abolido la esclavitud. El capítulo 21 del Éxodo da normas sobre la esclavitud y el apóstol Pablo escribe a Filemón para que no tome represalias contra el esclavo Onésimo que huyó de él sin reprochar jamás esta acción. No hay una sola palabra en la Biblia en contra de la esclavitud, tampoco una sola en contra del maltrato hacia los animales. Al contrario, hay versículos que piden no levantarse contra la autoridad, y un enorme listado de textos que piden sacrificar animales inocentes dizque para expiar los pecados humanos. ¡Verdaderamente inhumano! ¿Y ese es el libro con el que usted quiere indirectamente legislar?

En el mismo libro que saca sus objeciones hacía la homosexualidad se lee: “Si llegas a tener esclavos y esclavas, cómpralos de los pueblos a tu alrededor (Levítico 25:44)”. Dígame doctora Morales, ¿Piensa que se puede comprar esclavos de Perú o de Venezuela? En Deuteronomio 13: 10 se da la orden de apedrear  a quien intente apartar a alguien al culto a Jehová ¿Le gustaría mandar apedrear a los ateos y agnósticos? ¿O también a las mujeres que cometan adulterio? (Deuteronomio 22:22). En Oriente Medio el Estado Islámico y la teocracia de Irán ya lo hacen. ¿Hacía ya nos quiere llevar doctora Viviane?

De seguirse al pie de la letra ese libro que promulga su iglesia, sus pastores y usted, también tendría que entrar a prohibir los tatuajes (Levítico 19:28), pero más aún usted no podría ejercer poder alguno, por estar subordinada al varón. “Yo no permito que la mujer enseñe ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que permanezca callada”. (1 de Timoteo 2:12).

Su homofobia nace de la Biblia, esa es la razón por la que la mayor parte de evangélicos, bautistas, mormones, adventistas y católicos practicante se oponen a los derechos de la población LGBTI. Y es la misma razón por la que la mayor parte de los ateos y agnósticos vemos como segregación y prejuicio el seguir manteniendo la inequidad en derechos sociales y en la posibilidad de formar familia a las personas gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Pero los tiempos han cambiado, en 2012 solo el 17% de los jóvenes se mostraban a favor de la adopción homoparental, hoy en el 2015 en la capital el 20% se encuentra a favor, y la aceptación va creciendo a medida que se visibilizan casos de hogares homoparentales como el del bloguero bumangués Sebastián Villalobos con su video en YouTube “Tengo dos mamás”, cuyo testimonio invito a conocer.

Reitero mi llamado a que se pase al lado correcto de la historia. No queremos que usted se convierta en la Sarah Palin de Colombia. Al mundo le sobran intolerantes y le falta amor y bondad. Bondad que cientos de familias homoparentales de Colombia y el extranjero podrían (¡y podrán en un futuro!) darle a niños que fueron abandonados por sus heterosexuales padres. No impida la adopción que usted o sus pastores no van a realizar, a menos que, iglesias como a la que usted pertenece destinaran los 9,7 billones de pesos de patrimonio libre de impuestos que tienen, para ubicar y mantener en hogares heterosexuales los más de diez mil niños que el ICBF tiene bajo su custodia. Esto último para cumplir eso de “vende todo lo que tiene y dalo a los pobres (Marcos 10:21)”. Pero dudo que usted o su iglesia lo hagan.

El futuro de una Colombia más justa e igualitaria está pendiente de las decisiones que se tomen sobre los derechos de las minorías y de los niños en condición de abandono. Ojalá la razón y las evidencias la guíen y no lo siga siendo un libro esclavista, machista y homofóbico de la edad de bronce.

Muchas gracias.

Atentamente,

Ferney Yesyd Rodríguez Vargas
Licenciado en Biología, activista ateo y por el estado laico.

—————————————————

Nota de dosmanzanas: Viviane Morales, senadora colombiana por el Partido Liberal, promueve una recogida de firmas para convocar un referendo que prohíba a las parejas del mismo sexo poder adoptar. La senadora Morales ha anunciado que proseguirá con la recogida pese al reciente fallo de la Corte Constitucional de Colombia que solo autoriza la adopción por parte de uno de los miembros de la pareja de los hijos biológicos del otro miembro.

Aunque en los últimos meses los avances al norte del Río Grande han despertado mayor atención, lo cierto es que los Estados Unidos Mexicanos caminan a velocidad de crucero hacia el reconocimiento pleno del matrimonio igualitario. Este ya es realidad en el Distrito Federal (desde 2009) y en el estado de Coahuila (desde septiembre de 2014), aprobada por sus respectivos órganos legislativos. Es más, en 2010 la Suprema Corte de Justicia de México determinó que la validez de los matrimonios celebrados en el distrito federal es extensiva a todo el país. El matrimonio igualitario también es posible en Quintana Roo, cuyo Código Civil no especifica que el matrimonio solo pueda ser contraído entre un hombre y una mujer. Pero es que además la inmensa mayoría de estados mexicanos cuenta ya con sentencias favorables al matrimonio igualitario, la más reciente de ellas -esta pasada semana- referida al estado de México, y que además insta al Congreso de dicho estado a reformar su legislación matrimonial para acabar con la discriminación.

Sentencia tras sentencia y de forma sistemática los jueces mexicanos se han pronunciado a favor del matrimonio igualitario en la inmensa mayoría de los estados, en los que varias decenas de parejas del mismo sexo han conseguido ya ver reconocido su derecho a casarse. De gran importancia fue, en este sentido, la histórica sentencia que en 2012 emitió por unanimidad la Suprema Corte de Justicia de México y que amparó a tres parejas del estado de Oaxaca a las que no se les permitía contraer matrimonio por considerar que se violaba el principio de igualdad. Argumentación similar a las que luego se han reproducido en amparos a parejas del mismo sexo residentes en los estados de Aguascalientes, Baja California, Baja California del Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, DurangoGuanajuato, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz o Yucatán.

Un proceso que se ha producido no sin resistencia: en el caso de Baja California, por ejemplo, una pareja que vio reconocido su derecho a contraer matrimonio tuvo que seguir litigando ante la negativa del Registro Civil de Mexicali de obedecer el mandato de la Suprema Corte hasta en cuatro ocasiones. No fue hasta mitad de enero que la pareja pudo por fin casarse.

En todos estos estados las sentencias favorables al matrimonio igualitario han sido emitidas por jueces federales como respuesta a amparos solicitados por parejas del mismo sexo a las que las leyes locales no les permitían contraer matrimonio, en la mayoría de los casos confirmadas además por la Suprema Corte de Justicia. Es el caso de la sentencia conocida esta semana pasada, en la que el más alto tribunal mexicano concedía amparo definitivo a cuatro parejas del Estado de México que llevan litigando desde febrero de 2013, y que además insta al Congreso del estado a reformar su legislación matrimonial para acabar con la discriminación.

Una situación cada vez más favorable al matrimonio igualitario

Lo cierto es que la acumulación de sentencias está generando una situación cada vez más favorable al matrimonio igualitario. A diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, por el momento estas son solo son de obligada ejecución para las parejas recurrentes, pero ya son varios los estados en los que el número de sentencias está a punto de alcanzar el volumen suficiente para sentar jurisprudencia.

También empiezan a conocerse sentencias de calado más amplio, como la emitida en abril de 2014, cuando la Suprema Corte falló a favor de 39 personas homosexuales residentes en Oaxaca (otra vez este un litigio iniciado por activistas de este estado marcaba la tendencia) que solicitaron amparo al considerar que el artículo de Código Civil de ese estado que define al matrimonio como un contrato entre “un solo hombre y una sola mujer” es inconstitucional. Una sentencia en la que el agravio estudiado no fue ya la negativa de una autoridad civil para acceder a una solicitud de matrimonio, “sino la discriminación en la enunciación de la norma y la afectación por su mera existencia”, según el comunicado de la propia Corte.

Por último, son ya varias las iniciativas de aprobación del matrimonio igualitario en legislaturas estatales desencadenadas por la escalada judicial.

La prohibición de Yucatán, en el alero (ACTUALIZADO)

Este mismo lunes podría conocerse también la decisión del Tribunal Constitucional de Yucatán, estado en el que ya ha habido varias bodas entre personas del mismo sexo  -como consecuencia de los amparos judiciales referidos- pero en el que sigue vigente una reforma homófoba aprobada por el Congreso del estado en 2009 que elevaba a rango constitucional la prohibición del matrimonio igualitario. Dicha prohibición ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional del estado, que bien podría dar un vuelco a la situación legal y ordenar al legislativo terminar con la discriminación.

ACTUALIZACIÓN (03/03/2015): finalmente el Tribunal Constitucional de Yucatán ha desestimado el recurso, por lo que la situación jurídica seguirá siendo la misma en ese estado. Los activistas LGTB ya han anunciado que no pararán hasta que la justicia federal obligue al Congreso del estado a legislar el matrimonio igualitario.

 

Es la presidenta del colectivo LGTB de Madrid COGAM. Feminista y bisexual, presume de ser buena sabiendo lo que sienten las personas —”Se me da bien leer a las personas”—, y reconoce que es “terriblemente cabezota”. Se pirra por la comida tailandesa y asegura que desde hace un año corre: “Mi mayor logro fue correr una media maratón y finalizarla sin morirme, no sé si podré repetirlo”.

La asociación que preside lleva más de 25 años trabajando por la igualdad de los LGTB. ¿En qué seguimos como al principio?

En muchos aspectos seguimos como al inicio. Seguimos sufriendo agresiones; uno de cada diez chavales fuera del armario sufre agresiones en su centro escolar; nos sigue dando miedo salir del armario en la familia y en el trabajo; los menores transexuales no disponen de protocolos para ellos; las mujeres que no formamos familias con hombres no podemos acceder a la reproducción asistida pública; las personas bisexuales somos cuestionadas constantemente y forzadas a elegir; y las personas VIH positivas sufren una gran discriminación. Hay muchos puntos positivos, pero no somos en absoluto iguales.

Un medio religioso acusaba al PP de subvencionar a COGAM. ¿No será que la culpa de la crisis la tienen ustedes? 

La de cosas que podríamos haber cambiado con el dinero del rescate a Bankia… Creo que el PP no está nada contento con nosotros porque hemos criticado cada movimiento de recorte social y de falta de compromiso con la igualdad hacia lesbianas, gais, transexuales y bisexuales. Quiero creer que podríamos vivir en un país en el cual la defensa de los derechos humanos son la premisa social y no valores asociados a una ideología. Espero poder vivir para verlo, porque entonces ya habríamos ganado mucho.

¿La homofobia se contagia? 

La homofobia, bifobia, lesbofobia y transfobia se contagian, pero sólo en población vulnerable a ella. La LGTBfobia se aprende y se desaprende. Se desaprende conociendo y descubriendo que las emociones, el cariño y el amor son iguales.

¿Qué vacuna recomendaría al PP? 

La de los derechos humanos y la igualdad. Si las decisiones que toma un Gobierno las tomara pensando en las personas, otro gallo nos cantaría.

Y nosotros, ¿contra qué peligros debemos inmunizarnos?

La ceguera. La mayor parte de personas que conozco creen que, al poder casarnos, ya somos iguales. Y seguimos recibiendo agresiones en las calles, seguimos ocultando quiénes somos en nuestros trabajos y familias por miedo, seguimos siendo ciudadanos de segunda.

¿Cuál ha sido el mejor y el peor político para la comunidad LGTB? 

El mejor, Pedro Zerolo. Coherente, luchador, humilde, un ejemplo. Para los peores no habría espacio en la entrevista porque son muchas las personas que atentan contra nuestros derechos desde su posición de políticos. Pero ponerles nombre y apellidos es un error. El aborto no era un idea de Gallardón ni los recortes sanitarios de Ana Mato; la estrategia era y sigue siendo la de un partido.

¿Ser elegida presidenta de COGAM ha sido su mayor logro?

La presidencia de COGAM es un cargo de voluntariado y absorbe cada hora de tiempo libre de quien se mete en ese lío. Afortunadamente no es una persona sino que somos nueve las que gestionamos COGAM, y tampoco lo hacemos solas porque existen coordinadores, trabajadores, voluntarios, etc. Quien tome ser presidente de COGAM como un logro vital se olvida de que la asociación funciona y existe gracias a todas esas otras personas. Ser presidenta de COGAM es una responsabilidad más que un logro. Y se aprende muchísimo.

El asociacionismo LGTB no deja de crecer. ¿Con qué primo se entienden menos?

El asociacionismo crece y se disgrega pero luego para lo importante no hay fisuras. Tendemos a no ponernos de acuerdo de partida, a perder mucho tiempo enfadándonos por cuestiones menores pero lo importante no son las siglas sino las personas que nos necesitan y los derechos por los que luchamos.

¿Usted es más de Jordi Évole o de Ana Pastor? 

Hace tres o cuatro años le dimos un premio a Ana Pastor. Pero yo soy más de la provocación de Jordi Évole.

Dice Mariló Montero que quienes más sufren la homofobia son los gais, lesbianas, bisexuales y transexuales. ¿Lo comparte? 

Es una mujer sabia. Añadiría que los bisexuales también sufrimos bifobia y que los transexuales más bien sufren transfobia. Pero líbrenme de corregir a esa señora.

Como consecuencia de la venta de la obra homófoba Comprender y Sanar la homosexualidad, de Richard Cohen, en los establecimientos de la Casa del Libro, el Front d’Alliberament Gai de Catalunya (FAGC) y el Observatorio contra la homofobia han asegurado que “si no quieren acatar la Ley, las autoridades deben sancionar”. Diversos activistas de las citadas entidades, junto con representantes de ERC, PSC, CUP e ICV-EUiA, se presentaron el jueves por la mañana en una de las librerías de la Casa del Libro de Barcelona, donde exigieron la retirada del libro de Cohen por vulnerar la legislación catalana contra la homofobia. Mientras esta petición no sea escuchada, el activismo LGTB catalán llama al boicot contra la Casa del Libro.

No es la primera vez que colectivos LGTB solicitan la retirada de publicaciones homófobas que atentan contra la integridad sexual o de género. Y a pesar de tratarse de una ley reciente, tampoco es la primera ocasión en que las entidades igualitarias de Cataluña se apoyan en la ley catalana contra la LGTBfobia para solicitar la descatalogación de libros discriminatorios. Sin ir más lejos, dosmanzanas se hizo eco el pasado mes de noviembre de la denuncia presentada contra El Corte Inglés por vender la obra homófoba de Joseph Nicolosi. Ahora se señala la venta en la Casa del Libro de Comprender y sanar la homosexualidad, una publicación que define la homosexualidad como una “conducta” modificable, como si se tratara de la alimentación o el sueño.

Activistas del FAGC y del Observatorio contra la Homofobia de Cataluña, así como representantes de distintas formaciones políticas y personas a título individual se citaron el pasado jueves por la mañana en una de las librerías de la Casa del Libro de Barcelona, para trasladar su malestar por la venta del libo de Cohen y exigir su retirada, aludiendo a la legislación catalana contra la homofobia. Según recoge la Directa, la responsable del establecimiento aseguró desconocer la ley y se negó a retirar el libro “hasta que no me lo ordenen mis superiores”.

Por su parte, Eugeni Rodríguez, presidente del Observatorio contra la homofobia, ha recordado que es responsabilidad de la administración pública difundir la ley entre la ciudadanía. Rodríguez también ha anunciado que han remitido el caso al Síndic de Greuges (defensor del pueblo catalán), ante la carencia de un organismo específico para tramitar las denuncias de homofobia, bifobia o transfobia. De momento, el Sindic lo ha derivado a la Fiscalía, pero las entidades solicitan la intervención de la Generalitat, amparada en la ley contra la LGTBfobia.

El fracaso de las “terapias reparadoras”

Aunque las mal llamadas “terapias reparadoras” (que carecen de cualquier aval científico) están en franca decadencia y muchos de sus históricos protagonistas e impulsores se han desvinculado públicamente de las mismas, todavía persisten sus ecos y las acciones de los que se resisten a abandonar su homófobo y poco ético medio de vida. Cabe recordar que, en 2013, la organización Exodus International, originaria de los Estados Unidos, cesó sus actividades y el que hasta ese momento fuera su vicepresidente, Randy Thomas, se disculpaba “por mi participación inexperta en cuestiones de políticas públicas, poniendo mi ambición personal por encima de servir a la comunidad homosexual de forma auténtica, como un amigo cristiano”. Un año después, nueve líderes de distintas organizaciones internacionales optaban por una disculpa de similar calado que la de Thomas, entre ellos varios responsables de Exodus International.

Los firmantes aseguraban en su carta que “la terapia de conversión refuerza la homofobia internalizada, la ansiedad, la culpa y la depresión. Esto conduce al odio hacia uno mismo y al daño emocional y psicológico pues el cambio no sucede”. En este sentido, continuaban, muchas de sus víctimas optarán por el suicidio “como resultado de su sentimiento de fracaso” razón por la que, ahora, “unidos en nuestra convicción de que la ‘terapia’ de conversión no es ‘terapia’” reconocían que “es ineficaz y perjudicial”.

No obstante, otros personajes como Richard Cohen siguen manteniendo sus particulares teorías sobre la “curación” de la homosexualidad. Pero los intentos de “curar” la homosexualidad no son solo algo que ocurra o que haya ocurrido en Estados Unidos o en otros países de África, Asia o América Latina. En España, algunos pseudo profesionales y centros, sobre todo vinculados directa o indirectamente a la Iglesia católica, dicen aplicar los métodos “reparadores” de Richard Cohen, un supuesto “psicoterapeuta” que carece de licencia para ejercer como tal en Estados Unidos y que fue expulsado de la Asociación Americana de Counseling por múltiples violaciones éticas. Sin ir más lejos, el obispado de Alcalá de Henares (encabezado por el homófobo Reig Pla) ofrece “terapias para revertir la orientación sexual”, a partir de las teorías de Cohen, que fueron denunciadas en 2012 en un reportaje televisivo.

Recordemos, además, que en junio de 2014 el hotel Tryp Chamartín de Madrid canceló en su sede un seminario sobre la “cura de la homosexualidad” del polémico Cohen. Asimismo, unas semanas después, se inició una recogida de firmas en Change.org para que las librerías retirasen su último libro Hijos gay, padres heterosexuales. ¿Qué hacer? Un plan familiar, que pretende ser una guía para padres que prefieren para sus hijos gais una orientación heterosexual.

Una pareja de lesbianas ha sido víctima de un violento ataque homófobo en la ciudad irlandesa de Limerick. Lo que comenzó siendo una arremetida verbal, terminó convirtiéndose en una salvaje agresión física, que acabó con una de las víctimas inconsciente y la otra en estado de shock. La Policía ha iniciado una investigación, aunque se enfrenta a la dificultad de identificar a los agresores.

Los hechos tuvieron lugar en Limerick, la tercera ciudad en población de Irlanda, en la madrugada del pasado 9 de febrero. Roisin Prendergast, de 20 años de edad, y Ciara Murphy, de 17, acababan de salir de su apartamento y se dirigían a una tienda de alimentación, cuando dos hombres empezaron a dirigirles insultos homófobos.

“Al principio respondimos a sus gritos, porque estamos acostumbradas a este tipo de ataques, pero entonces se volvieron hacia nosotras y empezaron a empujarnos”, contaba Roisin. A partir de ese momento, la violencia de la agresión se incrementó terriblemente. “Nos empujaron hasta hacernos caer, y entonces nos pusieron el pie en el pecho y empezaron a darnos rodillazos y patadas”, proseguía narrando Ciara.

El salvaje ataque se prolongó durante unos interminables diez minutos, tras lo cual los dos hombres inicialmente se alejaron, tras robarles a ambas sus gorros. Pero, de repente, uno de ellos regresó y empujó a Ciara contra el cristal de un escaparate, y destrozó su gorro delante de ella. Debido al golpe sufrido en la cabeza, la joven quedó inconsciente, mientras Roisin permanecía a su lado en estado de shock.

Una pareja de viandantes acudió en su auxilio y avisó a una ambulancia y a la Policía. Se ha iniciado inmediatamente una investigación sobre los hechos, pero la dificultad en la identificación de los agresores es muy alta. Las víctimas los describen como dos jóvenes de unos veinte años que iban bien vestidos, como si acabaran de venir de una noche de fiesta, sin poder dar muchos más detalles. Lamentablemente, la calidad de las imágenes de las cámaras de seguridad de los alrededores es muy deficiente.

Ambas han pedido la colaboración ciudadana a través de las redes sociales, por si alguien puede haber sido testigo de la agresión. “Hasta ahora no tenemos información de quiénes pueden ser los dos hombres”, declara Roisin, “pero nos han inundado de mensajes de apoyo”. Las dos jóvenes afirman sentirse muy conmovidas por todos los ánimos que están recibiendo. Sin embargo, el dolor y el trauma por la salvaje agresión sufrida permanecen.

Rosin escribía en su cuenta de Facebook al día siguiente a la agresión: “Sé que nuestros moretones se curarán, sé que vamos a estar bien, pero no lo voy a dejar pasar. Ver que hacen daño a alguien que amas mientras que te hacen daño a ti es algo que nunca nadie tendría que soportar, ya sea heterosexual u homosexual. Esto para mí ha sido un crimen de odio. Ya he acabado de llorar, hoy va a empezar la primera de las muchas acciones que se van a tomar para conseguir que se haga justicia”.

Estados Unidos ha nombrado al que será su rimer enviado especial en defensa de los derechos humanos de las personas LGTB en el mundo. Se trata de Randy Berry, un diplomático de carrera (desde 2012 es cónsul general en Ámsterdam) adscrito al Departamento de Estado de los Estados Unidos. Su nombramiento ha sido recibido con satisfacción por las organizaciones en defensa de los derechos LGTB.

Según la biografía que aún puede leerse en la web del consulado de los Estados Unidos en Ámsterdam, Randy Berry ha estado destinado con anterioridad en países tan dispares como Nueva Zelanda, Nepal, Bangladesh, Egipto, Uganda o Sudáfrica. Habla castellano y árabe, es abiertamente gay, y desde su nueva posición como enviado especial por los derechos LGTB tendrá como misión potenciar los esfuerzos de su país para “avanzar hacia un mundo libre de violencia y discriminación contra las personas LGTB”, según expresaba el secretario de Estado John Kerry en el comunicado en el que hizo público el nombramiento.

“La defensa y la promoción de los derechos humanos de las personas LGTB forma parte del núcleo de nuestro compromiso con el avance de los derechos humanos a nivel global, el corazón y la conciencia de nuestra diplomacia. Es por eso que vamos a trabajar para revocar las leyes que penalizan la conducta consensual del mismo sexo en países de todo el mundo. Es por eso que vamos desarrollar nuestra capacidad de responder rápidamente a la violencia contra las personas LGTB, y es por eso que estamos trabajando con los gobiernos, con la sociedad civil y con el sector privado a través del Fondo Global para la Igualdad para apoyar los programas de avance de los derechos humanos de las personas LGTB en todo el mundo”, añade el texto. El Fondo Global para la Igualdad (Global Equality Fund) es un programa del Departamento de Estado creado en 2011 -cuando Hillary Clinton estaba a su frente- cuyo objetivo es precisamente potenciar los derechos LGTB mediante ayudas a organizaciones de todo el mundo que les permitan desarrollar iniciativas en ese sentido.

El nombramiento de Berry ha sido muy bien acogido por organizaciones de defensa de los derechos LGTB, como Human Rights Campaign, que ha alabado la buena disposición de John Kerry y del propio Obama en este campo. Para Chad Griffin, su presidente, supone una excelente oportunidad de reforzar desde los Estados Unidos a todas las personas y organizaciones que luchan a favor de los derechos LGTB en el mundo.