Logo de dosmanzanas

Desayuno en Urano

Eduardo García (prolífico autor, suficientemente conocido ya por estos lares) nos vuelve a trasladar al mundo estremecedoramente turbio y salvaje de la Hacienda de los Sandoval en Santa María de Clemente, en una precuela de Las fieras que trascurre entre 1908 y 1945, Las almas perdidas, un territorio salvaje y lúbrico en el que las pasiones desatadas culminan en violaciones, asesinatos, traiciones, pero también en apasionados amores en el mejor estilo de las telenovelas, sin que eso sea un descrédito (¿hay algo más entretenido que una telenovela?).

Un mundo mágico también, con ríos y selvas y fantasmas y viejas, con sexo de todos los colores en escenarios que se nos han hecho ya familiares. Un mundo duro, en el que el cura, el rico hacendado, el capataz, el pobre trabajador, la mujer indefensa, la mujer atractiva, la maga, la matriarca, el joven guapete no son solo arquetipos reconocibles sino que vienen cargados con el especial toque de García para convertirlos en personas vivas.

Divertido y estremecedor a partes iguales, Eduardo García confirma con Las almas perdidas que es un escritor con una imaginación desbordante.

—¡Coja maldita, perra asquerosa!—Le gritaba Flor.
—¡Peste, puta, pecadora, demonia! ¡Vas a morir y lo sabes! Te irás al infierno, donde perteneces.
—¡Loca, loca, loca! ¡Maldita loca!
—Voy a acabar contigo de una vez por todas. ¡Te odio tanto!

____________________________________

La fotografía velada (Edítalo contigo) es la primera novela que llega a nuestras manos de Euge Murillo, escritora argentina que supongo nos va a dar muchas cosas para leer en el futuro. La novela cuenta desde muy cerca la vida de Julia, su infancia en Buenos Aires, su amiga Leticia, cuya amistad/amor marcará su itinerario sentimental desde entonces, el traslado a un Madrid arisco y atemorizador pero en el que se desenvolverá conociendo a una serie de mujeres (y hombres) que irán convirtiéndola en la Julia adulta. Además, desarrollará su pasión por la fotografía. La vuelta a Buenos Aires, cargada ya con la experiencia del viaje, sabiendo ya qué significan las Ítacas, la enfrentará con su pasado aún sin asumir. Euge Murillo escribe muy claramente y de una forma correctísima, un gusto para el lector.

Como las gotas de lluvia, cuando empiezan a completar la superficie de un suelo seco, así se fue rellanando mi mente de respuestas que se disputaban para conformar un círculo perfecto, dejando que esa lluvia cayera sobre mi pasado, conformándolo limpio y visible.

Como nos ha parecido precioso el currículum de la autora, os lo dejamos tal cual: “Nací en la ciudad de La plata. Como mucha papa. La ropa que uso siempre está rota. Una vez una polilla se me metió en el oído y desde ese momento les tengo pánico. Tengo un perro y un gato y los dos son grises. Por lo menos 20 personas me aman y una me lo dice todos los días. Juego. Hablo. Y escribo, sí, escribo.

Os dejamos enlace a su blog, donde podréis leer el primer capítulo.

Otros libros en Desayuno en Urano
elputojacktwist@gmail.com

El Parlamento de Canarias ha aprobado este miércoles, por unanimidad de todos los grupos políticos representados en el pleno, la ley de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, un éxito de los colectivos LGTB y trans canarios que coloca por fin a Canarias en el grupo de comunidades que ya han aprobado leyes específicas de protección del colectivo transexual en los diversos ámbitos sociales. 

El objeto de la ley es “garantizar el derecho de las personas que adoptan socialmente el sexo contrario al de su nacimiento, de recibir de las administraciones públicas canarias una atención integral y adecuada a sus necesidades médicas, psicológicas, jurídicas y de otra índole, en igualdad de condiciones con el resto de la ciudadanía y con independencia de la isla o municipio en que tengan su residencia”. Dividida en una exposición de motivos, cinco títulos, una disposición adicional y dos finales, la iniciativa recoge, entre otros, los derechos de las personas transexuales en los ámbitos sanitario, laboral y educativo. El texto hace también referencia a los derechos de los menores transexuales, un grupo especialmente vulnerable.

La ley, que entrará en vigor a los seis meses de su publicación en el Boletín Oficial de Canarias, obliga además a establecer reglamentariamente la posibilidad de que las personas transexuales cuenten durante el proceso de reasignación de sexo con una documentación adecuada que les facilite “una mejor integración tanto en su entorno social como ante las diferentes administraciones”.

Representantes de los colectivos LGTB canarios se han mostrado muy satisfechos por la aprobación de un texto que en palabras de María José Rodríguez San Fiel, presidenta de Altihay (Fuerteventura), “va a cambiar la vida de muchas personas”. Clarlie A. Marrero, presidente de Algarabía (Tenerife), ha destacado el hecho de que la ley se haya aprobado por unanimidad. “Es hora de que se entienda que los derechos de las personas LGTB son derechos humanos y por tanto están por encima de las ideologías políticas. Todos los partidos democráticos deben asumir estos derechos como parte esencial de sus  políticas”, ha declarado. Víctor M. Ramírez, presidente de Gamá (Gran Canaria) ha resaltado por su parte que “la ley va a evitar situaciones sangrantes de discriminación real”.

Canarias se suma así a Navarra, Euskadi y Andalucía, las tres comunidades que ya han aprobado leyes integrales de transexualidad.

Un largo camino

Ya en marzo nos hacíamos eco de las buenas perspectivas que se abrían tras una importante reunión que diversos colectivos LGTB y trans canarios (en concreto, Algarabía, Gamá, Génesis y Chrisálida) mantuvieron entonces con representantes de Coalición Canaria y el PSOE, las dos formaciones que gobiernan Canarias. En dicha reunión se desgranó el texto que desde hace ya varios años defienden los colectivos y se obtuvo el compromiso de ambas fuerzas de apoyar la propuesta.

El proyecto sumó luego el apoyo de Nueva Canarias, que cuenta con tres diputados en el Parlamento regional y que de hecho fue la que registró el proyecto en el Parlamento canario. Incluso el PP, que pese a estar en la oposición cuenta con 21 diputados en la cámara (los mismos que Coalición Canaria, mientras que el PSOE tiene 15), decidía finalmente apoyarlo, al igual que hizo en Andalucía (donde también es oposición) pero a diferencia de lo que hizo en su momento en la Comunidad de Madrid, donde dispone de mayoría absoluta.

Necesidad de un desarrollo reglamentario

La aprobación de la ley canaria es una excelente noticia, pero debemos recordar que este tipo de leyes pueden quedar muy  fácilmente en papel mojado si no se acompañan del correspondiente desarrollo reglamentario que las propias leyes prevén.

La Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), volvía por ejemplo a reclamar hace pocos días al Gobierno andaluz “el pronto desarrollo de reglamentos, procedimientos y protocolos que hagan efectiva la ley para que no quede simplemente en una declaración de buenas intenciones o una operación de marketing, consistente en ‘vender’ avances que en realidad no se ponen en práctica”.

La legalización del matrimonio igualitario en Nevada, estado donde su ubica la ciudad turística de Las Vegas, ha permitido que se abra una nueva línea de negocio para los empresarios del ocio de la ciudad del juego: las bodas de parejas del mismo sexo. Pero algunos de los centros dedicados a celebrar ceremonias de matrimonio han declarado que rechazarán a este tipo de parejas, alegando un conflicto con sus creencias religiosas. Por otra parte, en el estado de Wyoming se han celebrado las primeras bodas de parejas del mismo sexo tras la comunicación oficial por parte de la Fiscalía General de que no presentarán apelación contra la sentencia que permite el matrimonio igualitario.

Después de que, a principios de ese mes de octubre, la Corte de Apelaciones del 9º Circuito declarara inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en Nevada, las asociaciones de empresarios de la ciudad de Las Vegas procedieron a publicitar esta novedad legal con el fin de atraer un nuevo tipo de turista a la ciudad: la pareja del mismo sexo que quiere casarse de manera rápida y disfrutar de las peculiaridades que ofrecen sus capillas de boda y las demás instalaciones de ocio. Para ello lanzaron una campaña en prensa dirigida específicamente a este sector de la población, con inserción de anuncios a toda página. Las autoridades de la ciudad, por su parte, han abierto incluso una página web dedicada exclusivamente a informar a la población LGTB local y visitante de las nuevas oportunidades que se abren con la reciente situación legal.

Sin embargo, algunas de las afamadas capillas de boda de la ciudad han declarado que rehusarán formalizar los matrimonios de parejas del mismo sexo debido a las creencias religiosas de sus propietarios. Así lo afirmaba la dueña de Vegas Wed Chapel, local abierto las 24 horas donde se puede contraer matrimonio con distintas modalidades de ceremonia, desde el ambiente hawaiano a la boda oficiada por un imitador de Elvis Presley. Su propietaria, que se declara perteneciente a la confesión de cristianos renacidos, considera que “sería una hipócrita si dijera que soy una persona creyente en la Biblia y sin embargo quisiera formalizar un matrimonio que para los creyentes va contra la ley de Dios”. Los propietarios de una de las capillas de boda más célebres, The Elvis Wedding Chapel, comunicaron también su oposición a celebrar matrimonios de parejas del mismo sexo, aunque rehusaron hacer más declaraciones.

Pero esta decisión, en opinión de la asociación de defensa de los derechos civiles American Civil Liberties Union (ACLU), contravendría la legislación del estado de Nevada, pues desde 2011 se incluyó la prohibición de la discriminación por razón de orientación sexual en la Ley para Establecimientos Públicos del estado, que incluye a los proveedores de servicios. Tan solo las instituciones religiosas están exentas de cumplir esa normativa.

Las capillas de boda no son centros religiosos, sino establecimientos comerciales con ánimo de lucro, y deben atenerse a lo establecido por la ley, como ocurre con las pastelerías que sirven tartas de boda o los fotógrafos que realizan reportajes de las ceremonias. Los propietarios de las capillas obtienen una licencia que les permite celebrar matrimonios civiles tras comprobar que las parejas contrayentes cumplen los requisitos establecidos por las leyes de Nevada, pero no pueden discriminar a esas parejas en base a su orientación sexual. Si lo hacen, según ACLU, se enfrentarían a sanciones económicas e incluso a la pérdida de la licencia.

Primeras bodas en Wyoming, con el recuerdo de Matthew Shepard

El juez federal Scott W. Skavdahl dictó el pasado 17 de octubre una medida cautelar contra la normativa que prohibía el matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado de Wyoming, a la que declaró inconstitucional, aunque suspendiendo su aplicación hasta el próximo jueves 23 de octubre o hasta que la administración del estado comunicara su intención de no apelar su fallo. El gobernador Matthew H. Mead informaba poco después de que la Fiscalía General de Wyoming no presentaría apelación contra el mandato del juez Skavdahl y que lo comunicaría oficialmente antes del plazo establecido.

Y efectivamente, este 21 de octubre la Fiscalía General comunicaba al tribunal del juez Skavdahl que no recurriría ante la Corte de Apelaciones su medida cautelar, y el tribunal inmediatamente emitía una orden que levantaba su suspensión temporal. Desde ese momento, ya se podían celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo en Wyoming, lo cual ocurrió esa misma tarde. Travis Gray y Dirk Andrews eran los primeros en casarse en el condado de Casper, mientras que AJ & Jennifer hacían lo propio en el condado de Laramie.

Nadie ha olvidado en esta fecha tan relevante para los derechos LGTB en Wyoming que fue precisamente en este estado, concretamente en el citado condado de Laramie, donde en octubre de 1998 fue torturado y asesinado por ser homosexual el joven de 21 años Matthew Shepard. Lo espantoso de este terrible crimen tuvo como consecuencia que se aprobara la Matthew Sephard Act, una legislación federal que considera los crímenes cometidos por razón de orientación sexual e identidad de género crímenes de odio también a nivel penal.

Un profesor de fotografía de una escuela de la localidad sueca de Helsingborg ha sido despedido tras llamar “maricón” a uno de los alumnos. Tanto la dirección del colegio como la empresa a la que pertenece el profesor reaccionaron de manera inmediata y procedieron a comunicar su despido en el mismo día en que transcurrieron los hechos.

El profesor, cuyo nombre no se ha dado a conocer, trabajaba para una empresa de fotografía, que prestaba sus servicios a la escuela ofreciendo enseñanza sobre esta materia a los alumnos. También se encargaba de realizar las fotografías de los nuevos alumnos al comienzo de cada curso.

Esa fue la labor que se le había encargado a principios de este mes. Según las fuentes presenciales, durante la sesión fotográfica el profesor gritó a uno de los alumnos: “maricón número uno, te puedes poner aquí”. La sesión fue suspendida en el acto y se procedió a avisar al director del centro. El alumno salió para ponerse en contacto telefónico con sus padres.

Según declaró posteriormente el director, “cuando me enteré de lo que el profesor de fotografía había dicho, creí que se requería una acción inmediata”, pues estimaba que “no ha respetado nuestros valores y ha ofendido a un estudiante. Como adulto que es, debería pensar en cómo se dirige a los alumnos”. Se invitó al profesor y fotógrafo a que abandonase el centro escolar, aunque se le indicó que se requeriría su presencia posteriormente.

Así, esa misma tarde, una vez que los alumnos habían concluido sus clases, se convocó una reunión con el profesor implicado, el director del colegio y el gerente de la empresa de fotografía. Este último procedió al despido de su empleado de manera fulminante. “Pidió disculpas, pero no le sirvió de nada”, declaraba el gerente, “decidí que debía marcharse de inmediato, lo que pareció comprender. Rompió las reglas de la empresa al hablar de manera inapropiada. Tan solo nos queda pedir disculpas al estudiante involucrado. El asunto ha quedado zanjado”, concluía expeditivo.

Terminó el Sínodo extraordinario de la Familia, convocado por el papa Francisco y que tantas esperanzas había despertado en el sector más progresista de la Iglesia católica, también por lo que al tratamiento de la realidad LGTB se refiere. Una primera lectura obliga a considerar su resultado decepcionante, sobre todo teniendo en cuenta las expectativas generadas tras los primeros días de discusión. No faltan sin embargo los que ven la botella “medio llena”. Y es que, tras décadas de ser considerado un tema tabú, por primera vez las altas esferas de la Iglesia han hablado de la realidad homosexual en el contexto de una discusión sobre la familia, y no para limitarse a condenarla sin más. Si son los primeros indicios de un futuro proceso inclusivo o una simple operación de imagen solo el tiempo lo dirá. A día de hoy, lo que impera es un sentimiento de decepción.

Lo que no puede negarse es que respecto a otros eventos de la Iglesia este Sínodo se ha caracterizado por su relativa transparencia. Por voluntad expresa del papa, el resultado de las votaciones sobre cada uno de los puntos del documento final, la denominada “Relatio Synodi“, ha sido hecho público. Ello ha permitido hacerse una idea de cual es el equilibrio de fuerzas en el seno de la jerarquía católica y visualizar los temas más divisivos. Y es que, si en el pasado solo formaban parte del documento final aquellos puntos que obtenían mayoría de dos tercios de los participantes en el Sínodo, en esta ocasión se han incluido también en el texto aquellos puntos aprobados por mayoría inferior a los dos tercios.

Ello ha permitido que forme parte del documento final, por ejemplo, el punto 52, que propone estudiar un “camino penitencial” para que los divorciados casados en segundas nupcias por lo civil puedan recibir los sacramentos, y que ha sido el que más resistencia ha encontrado: 104 votos a favor frente a 74 en contra. Por lo que se refiere a los dos puntos referidos a la homosexualidad, el número 55 ha quedado perfectamente encuadrado en la doctrina oficial de la Iglesia, al afirmar que “los hombres y las mujeres con tendencias homosexuales deben ser acogidos con respeto y delicadeza” y que se “evitará cualquier marca de discriminación injusta”. Ese mismo punto insiste también en que “no existe fundamento alguno para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el diseño de Dios sobre el matrimonio y la familia”. Pese a la ortodoxo del texto, 62 obispos votaron en contra, frente a los 112 que votaron a favor: de haber requerido dos tercios, ni siquiera un texto tan ajustado hubiera sido aprobado.

Mucho más acuerdo (159 votos a favor y solo 21 en contra) generó el otro punto referido a la homosexualidad, el 56, según el cual resultan “del todo inaceptables” las “presiones” a la Iglesia en favor del matrimonio igualitario, o que “los organismos internacionales condicionen las ayudas a los países pobres a la introducción de leyes que instituyan el ‘matrimonio’ entre personas del mismo sexo”. Deleznable muestra de hipocresía por parte de los participantes en el Sínodo, en tanto hasta la fecha ningún organismo internacional ha condicionado la ayuda a los países pobres a que estos legislen el matrimonio igualitario (en todo caso, y de forma más bien tímida, se ha hecho como medida de presión contra legislaciones que endurecen el castigo penal a la homosexualidad, sobre las que el Sínodo se ha abstenido por cierto de hacer reproches explícitos).

Marcha atrás respecto a las propias discusiones del Sínodo

El resultado final del Sínodo, al menos en lo que a su concreción documental se refiere, queda finalmente muy lejos de lo que hace solo unos días conocíamos a través de la “Relatio post disceptationem”, el documento que hacía una síntesis de las discusiones que estaban teniendo lugar, en la que se llegaba a afirmar (punto 50) que las personas homosexuales “tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana” e incluso se atisbaba un posible camino hacia el reconocimiento de las parejas del mismo sexo al afirmar (punto 52) que “hay casos en que el apoyo mutuo, hasta el sacrificio, constituye un valioso soporte para la vida de las parejas” y que el asunto requería “una reflexión seria sobre cómo elaborar caminos realistas de crecimiento afectivo y de madurez humana y evangélica integrando la dimensión sexual”. Ese mismo punto también afirmaba que “la Iglesia tiene atención especial hacia los niños que viven con parejas del mismo sexo, reiterando que en primer lugar se deben poner siempre las exigencias y derechos de los pequeños”.

Por lo que se refiere al matrimonio igualitario, aquel documento se limitaba a afirmar (punto 51) que “las uniones entre personas del mismo sexo no pueden ser equiparadas al matrimonio entre un hombre y una mujer” pero se abstenía de contraponerlas al “diseño de Dios”.

En definitiva, grandes expectativas que al final han dado paso a más de lo mismo. Buena muestra de ello es la satisfacción que mostraba el presidente de la Conferencia Episcopal Polaca, Stanisław Gądecki, encuadrado en el bloque más conservador, tras el giro radical de los textos referidos a la homosexualidad, frente a por ejemplo la decepción que abiertamente reconocía sentir el obispo de Amberes, Johan Bonny, que hace poco más de un mes reclamaba en una carta abierta una mayor apertura a las personas homosexuales, o el arzobispo católico de Westminster y presidente de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, Vincent Nichols, según el cual el documento aprobado no ha llegado todo lo lejos que hubiera sido deseable.

Los diputados Ricardo Sixto y Ascensión de las Heras, respectivos portavoces de IU en las comisiones parlamentarias de Interior e Igualdad de la cámara baja, han registrado una proposición no de ley en la que solicitan al Gobierno la elaboración de una ley integral de igualdad de trato “que luche contra las agresiones y la discriminación que sufre el colectivo LGTBI en todas sus expresiones”. La iniciativa está respaldada por el Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual (ALEAS) de IU. En estos momentos, España no cuenta con ninguna ley de ámbito nacional que persiga la LGTBfobia ni los llamados delitos por odio. Algunas comunidades como Galicia han aprobado tímidas leyes de carácter autonómico, aunque la más avanzada es la de Cataluña, puesto que incorpora un capítulo sancionador específico y contó con un amplio respaldo político.

Dosmanzanas se hacía eco este verano de los datos revelados por la Cadena SER de los informes policiales sobre los delitos de odio en España, en los primeros seis meses de 2014: el 42,7 % del total (235 de 550 delitos) están motivados por la orientación sexual o la identidad de genero. Estos datos, en todo caso, coinciden con las cifras oficiales relativas a 2013, año en que por primera vez el Ministerio del Interior hizo recuento de las denuncias por delitos de odio. De los 1.172 delitos denunciados el año pasado, 452 se debieron también a LGTBfobia (38,6 %) por delante del origen étnico o racial (el 32,5 %) y la discapacidad (el 24,7 %). En 2013 fueron las tres comunidades más pobladas (Andalucía, Cataluña y Madrid) las que acumularon un mayor número de casos.

En este sentido, los diputados de IU Sixto y de las Heras justifican el proyecto de ley como una respuesta a estos datos, que han calificado de “escalofriantes”. Asimismo, han denunciado “la violencia constante que sufren las personas que viven con libertad una orientación sexual o identidad de género no normativa”, lo cual denota una discriminación que se agudiza en los entornos laborales, escolares, de ocio y en las calles. Los parlamentarios también han expresado que “los ambientes en los que crece y se desarrolla la persona todavía están repletos de prejuicios hacia las personas LGTB”.

Desarrollo de un protocolo de actuación

La iniciativa contempla también el desarrollo de un protocolo de actuación integral para tratar adecuadamente a las personas que son víctimas de delitos originados por su orientación sexual, identidad o expresión de género, así como para perseguir contundentemente estas agresiones de odio. Para ello, consideran que, al igual que la ley catalana, debe establecerse un régimen sancionador que permita hacer frente a estas situaciones de violencia y discriminación.

Por otra parte, la proposición no de ley recoge la necesidad de “promover la denuncia por parte de las víctimas por orientación sexual, identidad de género o expresión de género”, así como de “elaborar y poner en marcha planes de formación y sensibilización en materia de diversidad afectivo sexual a los agentes de Policía y Guardia Civil, que den herramientas para prevenir, detectar y atender casos de delitos por LGTBIfobia”.

La formación que encabeza Cayo Lara considera “preocupante que el Partido Popular haga oídos sordos ante una realidad social que no se presenta amable con la diversidad sexual”, sobre todo cuando los delitos de odio se han disparado, tal y como recogen algunos estudios que “el propio Ministerio del Interior debería conocer”.

Sensibilización en los centros educativos

Otro de los aspectos en los que se centra el proyecto contempla elaborar y poner en marcha planes de formación y sensibilización para el profesorado de colegios e institutos en diversidad afectivo sexual, “puesto que los menores se encuentran más desamparados al no poder denunciar”. Se trata de impulsar “programas que den herramientas al personal docente para atender y prevenir los casos de LGTBIfobia”.

Los representantes de la coalición de izquierdas han concluido que “sólo a través de la protesta, del conflicto, de la organización y de la solidaridad entre las personas LGTB se podrá lograr que nuestras instituciones impulsen políticas que hagan posible nuestra libertad e igualdad”.

A última hora de este lunes (el activista Fran Pardo era el primero en dar la voz de alarma en su cuenta de Twitter) nos llegaba la noticia de una nueva agresión homófoba, en esta ocasión a una pareja de adolescentes, ella lesbiana y él gay, ocurrida en Caravaca de la Cruz (Murcia). Rubén López, el actual vocal de comunicación de la FELGTB, ha podido hablar con el chico agredido y ha dado a conocer el relato que este le ha hecho de lo sucedido.

Según cuenta Rubén López en Twitter -y amablemente ha transmitido también a dosmanzanas-, el chico, de 17 años, y su amiga, de la misma edad, salían de su instituto cuando se dieron cuenta de que otros tres chicos, alumnos del mismo centro, comenzaban a seguirlos. Al cabo de un rato, empezaron a insultarles con gritos de “maricón”, “bollera” y “anormales” y ellos les piden que les dejen en paz.

La reacción de los agresores fue apedrearlos. Una de las piedras acertó en la cabeza a la chica, que cayó al suelo y llegó a perder la conciencia, pese a lo cual los agresores no pararon, hasta que por fin se acercaron unos transeúntes y les ahuyentaron.

Los padres de la chica la llevaron a urgencias (afortunadamente no parece sufrir lesiones físicas graves, más allá de la contusión) y al parecer están valorando denunciar. El muchacho, sin embargo, todavía no se ha atrevido a contar en su casa lo sucedido: su familia todavía no sabe que es gay y además tiene miedo (al parecer ya ha sufrido acoso, conoce a los agresores y los agresores obviamente le conocen a él). Según le ha comunicado el muchacho a Rubén López, por el momento prefiere mantener el anonimato, aunque sí quiere que se conozca lo sucedido.

En definitiva, de acuerdo a la información disponible, una grave agresión homófoba a la que como por desgracia suele ser habitual se une el miedo al acoso y la invisibilidad que supone el armario. Según cuenta Rubén López en uno de sus tuits, el chico agredido le ha llegado a decir que él mismo se consideraba culpable de los sucedido.

En el momento de escribir esta entrada no disponemos de más datos que los ya difundidos a través de las redes sociales. Si -como por otra parte es probable- la información se amplía en próximos días, los difundiremos en la medida de nuestras posibilidades.

Tiene 39 años y hace dos que logró convertirse en el primer gitano en formar parte de la junta directiva de la FELGTB. Ejerce de secretario general del colectivo alicantino Diversitat y confiesa que su mayor vicio es el de “limpiar la cucharilla del café dentro del sobre de azúcar”. Asegura que como amo de casa se defiende, aunque “todo lo mejorable puede y debe mejorarse”.

Se define como activista gitano, activista LGTB y simpatizante de algunas izquierdas y padre. ¿Cuál de estas facetas suyas considera la más peligrosa?

El activismo, sea cual sea éste, sólo es peligroso para aquellos a los que les cuesta un mundo cambiar de actitud, talante.. Por ejemplo, el activismo es visto como peligro por los racistas y por los LGTBfóbos.

¿Por qué se siente entonces tan al límite de la exclusión?

En este país tan de pandereta estar al límite de la exclusión es muy fácil. Sin políticas claras de modelos de inclusión y reconocimiento de la diversidad en general, cultural, sexual, etc. El hecho de que España la conformen 17 comunidades autónomas con sus culturas, lenguas y hasta gastronomías diferentes, y un Pueblo gitano con sus especificidades culturales, no convierten a este país en un lugar intercultural. Hacen falta más cosas y menos recortes, racistas y corruptos.

Entonces, ¿va de lastimero por la vida?

No, en absoluto. El activismo y el victimismo son cuestiones antagónicas. No casan.

En su barrio le conocían como ‘el de los papeles’. ¿No será pariente de Bárcenas?

¡Oye! ¡Yo no me he metido con tu familia! Además, Bárcenas es el de los sobres, un personaje podrido y egoísta que sólo piensa en sí mismo y en lo material. Yo soy ‘el de los papeles’ de la denuncia de la familia a la que quieren desahuciar, el de las inscripciones de niños y niñas en los centros educativos, el que echa una mano rellenando una exposición de motivos para que el ayuntamiento tenga en cuenta las necesidades básicas de algunos barrios y sus gentes. Nada que ver con Bárcenas, y mucho menos éste señor con mi familia.

“En mi familia soy Alien, el octavo pasajero”. ¿Lo de tener amplia descendencia es una regla sine qua non de la raza calé?

Conozco a muchas familias gitanas que sólo tienen uno odos hijos. En mi caso, tengo nueve hermanos, más de una treintena de sobrinos y casi van ganando ya los sobrinos-nietos. Menos mal que no somos del Opus Dei, si no seríamos familia honorífica [risas].

¿A qué edad descubrió su pluma?

Existen fotos que muestran que con cinco o seis años yo ya apuntaba maneras. Con más claridad y certeza a los doce años, en pleno inicio de la pubertad. Lo bueno fue que no sólo la descubrí yo, también me la descubrieron al mismo tiempo todos los que me rodeaban. Por eso fue más natural y cotidiano que otros casos que conozco.

¿Cuántas vueltas de llave tiene echadas el armario de un caló?

Sin lugar a dudas tiene alguna más que la sociedad en general, y eso lo convierte en un armario agonioso porque no sólo es un poco más oscuro, es que es demasiado agobiante. Sabiendo donde está la salida hay un montón de cosas que te impiden hacerlo. Tema complicado éste, pero no imposible. Yo soy de los que piensan que entre rendirse en el fondo del armario y darle una patada a la puerta para salir existe una tercera opción que es mirar por la cerradura, ya que siempre habrá alguien que podrá ayudar.

¿Dónde hay más cachondeo: en una boda romaní o en una sesión de control en el Congreso?

En una boda romaní, sin lugar a dudas. En una sesión de control en el Congreso lo que hay es mucho recochineo, que es distinto.

Se casó con un estudiante de traducción e interpretación. ¿Qué tal se le dan los idiomas a usted?

Regular, por eso me ‘arrejunté’, como dicen nuestros amigos y familiares, con Raúl, que habla 4 idiomas. Yo sólo sé hablar claro… ¿en qué idioma? La verdad es que nunca lo he pensado.

Imagino que el idioma romaní lo hablará…

Hablar romaní es díficil. Los gitanos rumanos y los de Europa del Este sí lo hablan. En España algunos también,aunque aquí lo que se chapurrea es el Caló, que sería algo del romaní españolizado.

¿Cómo se dice ‘¡Chorizos!’ en la lengua caló?

Me hace gracia esta pregunta porque yo sostengo que la etimología de ‘chorizo’ como ‘ladrón’ es un préstamo léxico del caló . ‘Ladrón’ en caló se dice ‘chorí’ y robar, ‘chorar’. En algún momento alguien asoció chorizar para referirse a robar y chorizo para referirse al ladrón, y de ahí hasta la frase de ‘No hay pan para tanto chorizo’, con la que estoy totalmente de acuerdo.

¿Qué tal va usted de eso que los gitanos llaman duende?

Con bastante duende. Lo dejo ahí. ¡Je, je, je!

¿Tiene en un altar en casa su portada en la revista Zero?

¿Cómo lo sabes? Fue un paso importante aparecer en Zero en el año 2004. Estábamos viviendo un momento histórico como era la elaboración del matrimonio igualitario como ampliación de la ley de matrimonio. Y no quise perder la oportunidad de visibilizar la realidad LGTB gitana para añadir un color más al arcoiris.

No acabó muy contento con su intervención en el programa Palabra de Gitano. ¿Ya ajustó cuentas con Mediaset?

Al menos son conocedores de mi descontento. ¡Ojo! No con mi intervención, sino por el tratamiento una vez más prejuicioso y cargado de estereotipos sobre la Comunidad Gitana. La realidad gitana, pese a quien pese, es mucho más heterogénea, diversa y positiva.

¿La palabra de un gitano es como la palabra de Dios?

Si Dios es gitano quizás las palabras de ambos se parezcan mucho. No, ahora en serio, la palabra de un gitano o de una gitana es un compromiso importante, pero estoy seguro de que es menos divina que la palabra de Dios.

¿Qué le da más miedo: las maldiciones gitanas o la idea de que Esperanza Aguirre se presente como candidata a la alcaldía de Madrid?

Ah, ¿pero esto último no es una maldición gitana?

Dice que muchos gitanos consideran que la homosexualidad es una contaminación paya. ¿Estamos ante el Apocalipsis?

Constantemente.

Lorena González, la azafata en prácticas que denunció discriminación tránsfoba por parte de Turkish Airlines, recibió hace unos días un correo electrónico del coordinador de prácticas de la Escuela Superior Aeronáutica (ESA) de Madrid, Miguel Tenorio, en el que le comunicaba que se le negaban nuevas prácticas en otra compañía, debido a las “acciones de difamación llevadas a cabo contra el centro de estudios y publicadas sin fundamento alguno”. Sin embargo, la afectada se reunió el viernes al mediodía con la directora de ESA, Rosa López, que desautorizó a Tenorio por haber actuado en su propio nombre y no en el de la escuela y garantizó por escrito a González que sí tendrá sus prácticas.

Dosmanzanas, que destapó el caso hace un par de semanas, asistió al encuentro entre Lorena González y la directora de ESA, Rosa López. Fuimos, por lo tanto, testigos del compromiso escrito de la escuela con Lorena sobre la realización de nuevas prácticas próximamente. La reunión fue cordial y Rosa López se disculpó con Lorena por todo lo sucedido, expresándole que “si hubiéramos hablado antes todo esto no hubiera llegado tan lejos”.

Asimismo, la directora hizo constar en varias ocasiones que Tenorio “está desautorizado en tu caso y yo personalmente me voy a encargar de tu seguimiento y de que hagas las prácticas lo antes posible”. Rosa López también insistió en que establecieran en adelante una vía de contacto directa entre ella y Lorena González para cualquier problema o cuestión que pueda surgir. La responsable de ESA quiso dejar claro que “la escuela te apoya” y “te pido nuevamente disculpas si no te lo hemos sabido transmitir”.

Al término de la reunión, Lorena González transmitía una satisfacción moderada. Por una parte, salía con un documento en la mano en el que ESA garantiza que tendrá prácticas pero después de todo lo sucedido asegura que solo estará tranquila cuando se incorpore a una nueva compañía. Para la futura azafata, “mi única meta es hacer mis prácticas, conseguir mi título y conseguir un puesto de trabajo en el que no se me juzgue por mi aspecto o por mi género”.

Más de 40.000 firmas de apoyo

ESA ha modulado su discurso con Lorena González para encontrar una solución satisfactoria a la reivindicación de esta de hacer las prácticas que le corresponden por contrato para poder obtener su título. No obstante, aún con la garantía por escrito de que esto ocurrirá así, dosmanzanas se mantendrá vigilante hasta que se cumpla la promesa e informará de las novedades que se vayan sucediendo.

Los que no se apean de su moto son los portavoces de Turkish Airlines que, lejos de rectificar, siguen transmitiendo públicamente que “en el caso de Lorena no ha existido ningún tipo de discriminación”. Así se recoge por ejemplo en el artículo que publica El País tras la repercusión pública que la denuncia de González está teniendo desde que dosmanzanas se hiciera eco. También cabe destacar que más de 40.000 personas han firmado la petición en Change.org para que la azafata no fuera discriminada y pueda realizar sus anheladas prácticas.

Arizona y Wyoming se han unido a la lista de estados de los Estados Unidos donde es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo. El juez federal John W. Sedwick ha sentenciado que la prohibición del matrimonio igualitario vigente en las leyes del estado de Arizona viola la Constitución de los Estados Unidos. El fiscal general de Arizona ha comunicado ya que no apelará la decisión y ha dado instrucciones a los secretarios de los condados para que faciliten licencias de matrimonio a las parejas que las soliciten. Por su parte, el juez federal Scott W. Skavdahl ha dictado una medida cautelar contra la normativa que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo en Wyoming, a la que declara inconstitucional, aunque ha suspendido la aplicación de su medida hasta el próximo jueves 23 de octubre. El gobernador del estado ha comunicado a su vez que tampoco apelará esta decisión. Con Arizona y Wyoming, el matrimonio igualitario ya es legal en 32 estados.

La legalización del matrimonio igualitario en los estados adscritos a los circuitos de apelación que han fallado favorablemente al respecto se está convirtiendo en mero trámite. Es el caso de Arizona, que depende de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, que ya ha dictaminado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en Idaho y Nevada. Que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rehúse repetidamente admitir a trámite las apelaciones  contra estas decisiones favorables hace que las sentencias de los jueces federales adquieran firmeza de manera casi inmediata.

Así ha ocurrido en Arizona, donde el juez federal John W. Sedwick ha sentenciado en dos casos distintos, en la misma fecha y con el mismo resultado: la prohibición del matrimonio igualitario en Arizona viola el derecho a la igual protección recogido en la Decimocuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. El fundamento es la decisión del órgano superior a la autoridad del juez, la Corte de Apelaciones. Ya no son necesarias largas argumentaciones en que basar el fallo, porque ya existe jurisprudencia que acatar. El juez negaba la posibilidad de cualquier suspensión de su dictamen y ordenaba a la administración de Arizona que dejase sin efectos de manera inmediata cualquier disposición legal contraria al mismo.

Poco después de conocerse la sentencia del juez Sedwick, el fiscal general de Arizona, Tom Horne, comunicaba que no la apelaría. Su decisión se basaba en criterios fundamentalmente prácticos, pues, a su juicio, la apelación “sería un ejercicio inútil que solo serviría para gastar el dinero de los contribuyentes”. Según el fiscal Horne, “la probabilidad de que el Noveno Circuito revierta la decisión del tribunal de distrito es nula. La probabilidad de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos revise la decisión del Noveno Circuito es también cero. Por lo tanto, para lo que único que serviría la presentación de una apelación sería para malgastar el dinero de los contribuyentes”.

El fiscal Horne ordenaba a las Secretarías de los condados que facilitasen las licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo que las deseasen, y así, este mismo 17 de octubre, tenían lugar las primeras bodas, entre ellas la de Nelda Majors y Karen Bailey, dos de las demandantes en el caso cuya sentencia ha traído la igualdad de derechos para las parejas LGTB de Arizona.

La gobernadora del estado, la republicana Jam Brewer, expresaba sin embargo su malestar con la decisión judicial, a pesar de tener que acatarla. Según Brewer, “no solo es decepcionante, sino también muy preocupante, que los jueces federales no electos pueden dictar las leyes de los estados, crear derechos basados ​​en sus preferencias políticas personales y suplantar la voluntad del pueblo en un área tradicionalmente en manos de los estados desde hace más de doscientos años. Como opinó el juez Scalia, dicha acción es equivalente a ‘una afirmación de la supremacía judicial sobre el pueblo’ y es una imagen del poder judicial que habría sido ‘irreconocible para aquellos que escribieron y ratificaron nuestra carta nacional’. En pocas palabras, los tribunales no deberían dedicarse a cambiar las leyes en función de sus agendas personales. No es el papel del poder judicial determinar que los matrimonios del mismo sexo deben ser permitidos. Histórica y tradicionalmente, ese poder pertenece a los estados y al pueblo. Si la sociedad quiere reconocer el matrimonio homosexual o las uniones civiles, dicha decisión debe ser tomada a través de nuestros representantes elegidos o en las urnas, no en los tribunales”.

A pesar de la opinión de la gobernadora Brewer, Arizona se ha convertido en el 31º estado de los Estados Unidos en reconocer el matrimonio igualitario.

Wyoming, hogar de Brokeback Mountain, se une a lista de la igualdad

Pocas horas después de conocerse la sentencia de Arizona, el juez federal Scott W. Skavdahl emitía una medida cautelar de obligado cumplimiento que declaraba inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario en el estado de Wyoming. Su decisión se fundamentaba en el dictamen de la Corte de Apelaciones del 10º Circuito, al que pertenece Wyoming, que estimó que las leyes que impedían el matrimonio entre personas del mismo sexo en Utah y Oklahoma violaban la facultad de una parte de la ciudadanía de ejercer un derecho fundamental en base a su orientación sexual, y por lo tanto eran contrarias a la Constitución de los Estados Unidos. La apelación contra esa decisión no fue admitida a trámite por el Tribunal Supremo de los Estados Unidos. A pesar de ello, el juez Skavdahl ha estimado conveniente garantizar el derecho de la administración estatal a recurrir su mandato cautelar y ha establecido una demora en su aplicación para que puedan preparar el recurso, que finalizará a las cinco de la tarde del próximo jueves 23 de octubre, o hasta que la Fiscalía del estado le comunique que no presentará recurso alguno.

Desde la oficina del gobernador de Wyoming, el también republicano Matthew H. Mead, se informaba poco después de que la Fiscalía General de Wyoming no presentaría apelación contra el mandato del juez Skavdahl, al considerar altamente improbable que tuviese éxito ante la Corte de Apelaciones del 10º Circuito. También se reproducían las declaraciones del gobernador Mead al respecto, más conciliadoras que las de su homóloga de Arizona. Mead estima que “este resultado es contrario a mis creencias personales y las de muchos otros. Como en todos los asuntos, respeto el papel de los tribunales y el fallo del tribunal. Hay cuestiones jurídicas complicadas entre el sistema judicial estatal y federal. Los demandantes también han presentado un caso ante la corte estatal, que sigue activo, aunque cualquier decisión de ese tribunal no cambiaría el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio. Si bien este no es el resultado que yo y otros habríamos esperado, reconozco que las personas tienen diferentes puntos de vista y, espero que todos los ciudadanos estén de acuerdo, estamos obligados por la ley”.

En el mismo comunicado se indicaba que el fiscal general presentará un informe ante el tribunal del juez Skavdahl antes de que concluya el plazo fijado en el mandato, en el que constará la decisión de no apelar su dictamen. Desde ese momento, el matrimonio entre personas del mismo sexo será posible en Wyoming, el estado al que pertenecen los paisajes de Brokeback Mountain donde se desarrolló la historia de amor de Jack Twist y Ennis del Mar.

El Tribunal Supremo rechaza suspender el matrimonio en Alaska

Como ya había anunciado el gobernador de Alaska, Sean Parnell, su Fiscalía General presentó el pasado 12 de octubre ante el juez del Tribunal Supremo Anthony M. Kennedy, supervisor de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito, una solicitud de suspensión de la sentencia que permite el matrimonio igualitario en su estado mientras se decida su apelación. La Corte de Apelaciones suspendía la sentencia el 15 de octubre, en espera de la decisión del Tribunal Supremo, en un acto garantista cuyo objetivo era no incurrir en el mismo error que trajo consigo la suspensión durante unos días del matrimonio igualitario en Idaho.

A las tres de la tarde de este viernes 17 de octubre, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos rechazaba la solicitud de la Fiscalía. El matrimonio igualitario en Alaska había sido suspendido durante apenas tres días.

Una lista cada vez mayor

Con estas nuevas incorporaciones, la lista de estados donde se permite el matrimonio entre personas del mismo sexo asciende ya a 32: Alaska, Arizona, California, Carolina del Norte, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nevada, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Nuevo México, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Utah, Virginia, Virginia Occidental, Vermont, Washington, Wisconsin y Wyoming. A ellos hay que sumar el Distrito de Columbia y a 10 jurisdicciones tribales.

Además, están pendientes de ser revisadas por las correspondientes Cortes de Apelación sentencias favorables al matrimonio igualitario en Florida, KentuckyMichigan, OhioTennessee y Texas. Por el momento solo ha habido un estado en el que un juez federal ha considerado constitucional prohibir el matrimonio igualitario: Luisiana. En Arkansas, es la Corte Suprema del estado la que debe revisar una decisión favorable al matrimonio igualitario emitida por un juez estatal, no federal. En Misuri, por su parte, un juez estatal ha ordenado el reconocimiento de los matrimonios celebrados en otros estados. Y ya hay demandas contra la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo en todos los demás estados.

El siguiente mapa, que hemos tomado de Freedom To Marry, muestra cual es la situación en el momento actual:

Este sábado celebramos de nuevo el Día Mundial por la Despatologización de la Transexualidad. Una reivindicación nacida desde los sectores más a la vanguardia del activismo LGTB, y que con el paso del tiempo ha sido asumida por todo el movimiento y comienza a abrirse paso a nivel institucional. Pero aún queda mucho por conseguir.

Lejos quedan ya los tiempos en los que la despatologización de las identidades trans era una demanda marginal de los colectivos. Ya han pasado tres años desde se unía al llamamiento el entonces comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg. También el pleno del Parlamento Europeo se pronunciaba en 2011 al respecto. Y las legislaciones más recientes sobre identidad de género, como la argentina, la danesa, o en el caso español la ley integral de transexualidad de Andalucía o la más reciente ley contra la homofobia, la bifobia y la transfobia aprobada en Cataluña están imbuidas de ese principio.

Uno de los objetivos principales de la jornada sigue siendo conseguir la retirada definitiva de las etiquetas referidas a la transexualidad de los catálogos diagnósticos (los dos más importantes, el DSM de la American Psychiatric Association y CIE de la Organización Mundial de la Salud). En el caso de la última versión del DSM, por ejemplo, ya se consiguió que el anterior diagnóstico de “trastorno de la identidad sexual” fuera sustituido por el de “disforia de género”, con una menor carga patologizante, pero no deja de ser un avance menor que los colectivos LGTB en modo alguno aceptan como definitivo.

Hay actos convocados para ello en todo el mundo. En la web de la Campaña Stop Trans Pathologization podrás encontrar información sobre diversas convocatorias en España, América Latina, Europa y Asia. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, se ha sumado por su parte a la protesta con un comunicado en el que afirma que “considerar enfermas mentales a las personas trans, como antes pasara con las personas homosexuales y bisexuales hasta que la OMS las despatologizó en 1989, supone una merma a su dignidad y un hándicap para su plena igualdad que además sirve de justificación para el estigma que sufren”“Esta situación no se apiada de los menores transexuales a las que también se les somete a un  maltrato emocional cuando no se les quiere tratar según su sexo sentido, situación especialmente delicada en los centros escolares. Por eso la FELGTB considera necesarios protocolos educativos que permitan a las y los menores su libre desarrollo y la plenitud de sus derechos”, añade.

La necesidad de visibilizar la realidad trans como una forma de luchar contra el estigma ha llevado al Área de Transexualidad de la FELGTB a realizar un tríptico que muestra la cotidianidad de siete personas transexuales y que se puede visualizar aquí. “La infancia y la adolescencia de los menores trans hoy en día no es la que pasamos nosotras y nosotros, así que el que el trabajo de los colectivos ha tenido su fruto, pero para seguir dando pasos es necesario que la comunidad científica reflexione y deje de estigmatizarnos”, asegura Mané Fernández, coordinador del Área.

También Fundación Triángulo Extremadura nos ha hecho llegar una nota en la que por un lado se felicita de lo ya conseguido y al mismo tiempo reclama nuevos avances. “No queremos decir que todo esté logrado en este sentido, pero si es cierto que los y las personas trans en nuestra región se van empoderando como colectivo, y empiezan a demandar las necesidades que tienen a nivel socio-sanitario Sin embargo, este día 18 de octubre ha de estar, necesariamente, cargado de reivindicación, y es que las personas transexuales continúan necesitando de unos protocolos en el sistema sanitario, que hagan más cómodas sus gestiones y visitas a los diferentes especialistas que están implicados en su proceso”, afirma Triángulo, que en estos momentos lucha por conseguir en Extremadura una pequeña unidad que aglutine la atención sanitaria a las personas trans de la región. Triángulo reclama también una ley integral de transexualidad a nivel nacional.

El PP de Madrid impide la lectura de una declaración institucional

La diputada socialista en la Asamblea de Madrid y activista transexual Carla Antonelli ha denunciado por su parte la negativa del PP madrileño a que se leyera una declaración institucional a favor de la despatologización de la transexualidad en la cámara regional. “No han aceptado que se leyera esta declaración institucional porque no querían reconocer, entre otras cosas, que existía bullying lgtbfóbico en el sistema educativo madrileño… Porque uno de los puntos era garantizar todas las medidas de educación, respeto y diversidad en las escuelas”, ha recriminado Antonelli.

Petición en change.org

Carla Antonelli continúa promoviendo mientras tanto una petición en change.org a favor de la despatologización de la transexualidad activa desde hace dos años, con versiones en varios países más, y que lleva reunidos ya 90.000 apoyos.

Si aún no lo has hecho, puedes sumarte aquí. ¡Anímate!

El director y la responsable de admisión del colegio Yago School de Sevilla irán finalmente a juicio, al apreciar la Audiencia Provincial indicios fundados de que efectivamente se negaron a admitir al hijo de una pareja gay. Ya en enero estas dos personas fueron imputadas  por un posible delito contra por un posible delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas garantizadas por la Constitución, y semanas después se conocía que la Fiscalía pedía para ellos un año de inhabilitación.

Se trata de un caso que conocíamos en febrero de 2012, cuando la entrada que dedicamos en dosmanzanas a la denuncia de Ricardo Lucas e Iván Vallejo en actuable (antecesora de change.org en España) alcanzaba la portada de menéame y lograba una gran repercusión medíatica. Como en entradas anteriores, reproducimos parte del texto que la pareja escribió entonces, en la que detallaban en primera persona lo sucedido:

“Creíamos que en el año 2012 nuestro hijo no tendría que sufrir la discriminación, la homofobia y el escarnio que durante años tuvimos que sufrir sus padres. Pero nos equivocamos. Sólo uniendo nuestras voces podremos conseguir que se acabe de una vez por todas con la discriminación contra las familias homoparentales. La sociedad no avanza sola, tenemos que empujarla entre todos.

Cuando nos tocó buscar colegio para nuestro hijo de 3 años, en Sevilla, uno de los que más nos gustó fue el Yago School. Un colegio bilingüe, privado, laico y mixto, que destaca en su página web valores con los que nos identificamos y nos gustaría inculcar a nuestro hijo: ‘el respeto a los Derechos Humanos y el diálogo’, ‘animar a los alumnos a cooperar con los otros, ser sensibles a las necesidades de los demás y respetar otras culturas, religiones y modos de vida’.

Así que les escribimos, dejando claro desde el principio que nuestro hijo tiene dos papás. En ese momento los valores de su web se transformaron en excusas para no admitirlo.

Nos contestaron al correo diciendo que no había plazas. Pero llamamos sin decir quienes éramos y de repente sí las había, incluso nos dieron una cita para visitar el colegio. Cuando nos identificamos, se les cambió la cara. Nos dijeron que había sido un error administrativo y que por supuesto no les importaba que fuésemos una familia homoparental. Sin embargo a los dos días nos llamaron para decirnos de nuevo que no había plazas porque el director había decidido adjudicárselas ‘a sus contactos y compromisos’.

El Yago School pregona la igualdad y la tolerancia. Su reglamento, disponible en su web, reconoce el derecho de sus alumnos ‘a la igualdad de oportunidades y a la no discriminación por razones de raza, religión, sexo, características físicas, extracción social o cualesquiera otras’. Pero en nuestro caso esto no ha sido cierto.

Es obvio que no vamos a enviar a nuestro hijo a esa escuela, pero nos parece inaceptable que un colegio utilice la igualdad y tolerancia como herramienta de marketing pero discrimine después a un niño que tiene un padre o dos, o una madre o dos.

(…)”.

En mayo de 2012, el servicio de Inspección Educativa de la Junta de Andalucía concluía que en efecto el colegio había vulnerado la ley y proponía la apertura de un procedimiento sancionador. El expediente quedó en suspenso en diciembre de 2012 al iniciarse la investigación judicial, que después de un año cristalizaba al entender el juez Carlos Mahón que existían motivos suficientes para deducir que se cometió un delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas. Y es que además de los testimonios de la pareja, de los correos electrónicos intercambiados con el colegio y del propio expediente de la Junta, hay evidencia de que el centro sí disponía de plazas cuando se comunicó a la pareja que no tenía vacantes.

Ahora por fin la Audiencia Provincial de Sevilla, de la mano de los magistrados de su Sección Tercera Ángel Márquez, Luis Gonzaga de Oro-Pulido y Pilar Llorente, confirma la necesidad de que el director del centro y la responsable de admisión sean juzgados al estimar que indiciariamente se deduce que “la negativa a la escolarización del menor fue debida a la condición sexual de los padres”. Las defensas habían recurrido a la Audiencia la decisión del juez de instrucción de abrir juicio oral contra ellos, al entender entre otras cosas que ello suponía someterles a una “pena de banquillo”. La Audiencia considera en cambio que los indicios de delito son suficientemente sólidos como para celebrar el juicio.

La Fiscalía pide para cada uno de los dos imputados un año de inhabilitación para el ejercicio de la enseñanza y de la administración o dirección de centros de enseñanza por un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas del artículo 512 del Código Penal, mientras que la acusación particular solicita para cada uno de los imputados tres años de inhabilitación y que el colegio pague una multa de 30.000 euros.

Desayuno en Urano

Primero fue la obra de teatro, luego vino la película, de la que ya les hablamos hace tiempo, y ahora llega la novela: Madre amadísima, de Santiago Escalante. Y si el lector cree que habiendo visto la obra de teatro o la película queda ya exento de acercarse a este libro, se engaña. No puede uno nada más que emocionarse al ver la dedicatoria que pese a todo, resulta siendo valiente y casi extraña todavía: “A Ramón Rivero, hermano, amigo y marido desde que la ley nos dejó”. Ramón Rivero, al que mandamos un cariñoso saludo, fue el protagonista (en el cine y el teatro), de la historia: Alfredito, el mariquita del pueblo. Y es el marido de Santiago Escalante y un actor excepcional. Solo a él se puede echar en falta en la novela, pero ni siquiera, porque aparece como personaje.

El mariquita oficial del pueblo narra a la virgen su vida como tal. Los malos tratos que su madre y él recibieron del padre (una mala bestia muy reconocible, demasiado reconocible), los primeros insultos, el amor, ese amor con el chico guapo y machote, de esos que nunca se atreverán a manifestar públicamente que les gustan los hombres y acabarán casados con una mujer y cargaditos de hijos vagando de sauna en sauna y de polígono en polígono. Luego el servicio militar (de nuevo tan reconocible todo: muchos maricas que hicimos la mili fuimos los que nos comportamos como verdaderos hombres en aquel lodazal en el que los más machotes se derrumbaban: el sentido del humor nos salvó). Finalmente, la muerte de Franco, los amigos, las salidas nocturnas, las drogas… Una historia que nos suena, un personaje entrañable que hacemos nuestro enseguida. El mariquita de pueblo insultado y oprimido por tres instituciones: la familia, el ejército y la iglesia que él sustituye (para no terminar colgado de un olivo) por la madre, “la girasol” y la virgen. Además de “la titanlux”, que lo mismo vale para un roto que para un descosido.

Quizá un corrector de estilo podría haber mejorado algo la prosa de Escalante, pero lo que habría ganado en corrección lo habría perdido en frescura: no olvidemos que el libro está contado en primera persona y refleja el habla popular gaditana. Si uno se descubre riendo a carcajadas con el peculiar gracejo andaluz (“las lunas pasaban de largo y la miel solo la probó mi padre”, “más vago el hombre que el ángel de la guarda de los Kennedy”, “todo el día en el ambulatorio pordioseando recetas de tranquimazines”) de repente se adentra en brevísimos pasajes de un lirismo arrebatador y desarmante: (“La buscaron por los campos, por los barrancos, por las cunetas (…). La Girasol se perdió como se pierde el tiempo”, “dándose paseos por los órganos de mi madre y yo lo seguía, maldiciéndolo”). Y por si a alguien le quedaba alguna duda sobre la relación con la Iglesia Católica del marica vestidor de la virgen:“Yo… apostasía he hecho ¡que me borren de la lista de los bautizados! Y en la declaración de la renta una cruz como la de tu hijo de grande puesta en el sitio correspondiente (…) que ni muerta le doy yo un duro a la iglesia de lo que me roba a mí el gobierno”.

¿Qué más les puedo decir?: que hay dos guiños cinéfilos a Bienvenido Mr. Lawrence y Brokeback Mountain, que uno tiene la sensación de que hay mucho de autobiográfico en el libro y que los personajes reales (hasta Spielberg o Fidel Castro) que aparecen lo hacen, casi siempre, “para bien” (y uno imagina todo lo que ha callado sobre otros personajes que podrían haber aparecido “para mal”, y no lo hacen) y que, además de su coherencia política (esa huida del partido comunista), pragmatismo vital y sentido común (que uno no puedo evitar relacionar con la Carmina de Paco León), el mensaje de compromiso con las siguientes generaciones resulta claro y aleccionador: son otros tiempos, ya no hay leyes que nos persigan, pero el autor no duda de que hay niños, hoy mismo, en su propio pueblo, que quizá están pasando por la misma situación que Alfredo, y escribir este libro es, desde luego, una advertencia y un testigo que se nos va pasando de unos a otros.

Otras películas en Desayuno en Urano
Otros libros en Desayuno en Urano
elputojacktwist@gmail.com