"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas, porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio, y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta" - Ana Botella

El Supremo de Estados Unidos falla a favor del matrimonio igualitario: la DOMA es declarada inconstitucional y las bodas vuelven a California

Importantísima noticia. El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha hecho público su fallo en dos casos relacionados con el matrimonio igualitario que ha examinado a lo largo de las últimas semanas: el referido a la Proposición 8 de California y el referido a la sección 3 de la DOMA (Defense of Marriage Act), la norma que prohíbe a la administración federal reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo. A la espera de conocer el detalle de la sentencia, el balance es muy positivo: la DOMA ha sido declarada inconstitucional y el matrimonio igualitario vuelve a California.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos, por 5 votos contra 4, ha considerado que la sección 3 de la DOMA viola las garantías de igualdad contenidas en la 5ª Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos. Han fallado a favor los cuatro jueces considerados de perfil liberal (Stephen Breyer, Elena Kagan, Ruth Ginsburg y Sonia Sotomayor) y Anthony Kennedy, cuyo voto habría resultado decisivo y que ha sido, precisamente, el ponente de la sentencia. En contra, los cuatro jueces de perfil más conservador (Samuel Alito, Antonin Scalia, Clarence Thomas y el actual presidente del Supremo, John Roberts).

Por lo que se refiere a la Proposición 8, el Tribunal Supremo ha considerado que los contrarios a la misma carecían de derecho a recurrir la sentencia previa de la Corte de Apelaciones que la consideró inconstitucional. Los jueces no entran por tanto a considerar el fondo del asunto, lo que hubiera conducido a una sentencia cuyas consecuencias tendrían alcance nacional, y no solo limitadas al estado de California. También en este caso la decisión se ha tomado por 5 a 4, pero en este caso hay jueces liberales y conservadores apoyando cada una de las dos posturas (evidentemente, sin que ello suponga que sus opiniones de fondo sobre el matrimonio igualitario sean las mismas). Han votado en contra Alito, Kennedy, Sotomayor y Thomas. Sea como sea el resultado debe suponer la vuelta del matrimonio igualitario al estado de California.

Se impone una primera reflexión: el retorno del matrimonio igualitario a California es de gran importancia -supondrá, de hecho, que más de un tercio de la población estadounidense viva ya en estados que lo permiten- pero sin duda es la sentencia de inconstitucionalidad contra la DOMA la que tiene un mayor calado. Obliga a que los matrimonios entre personas del mismo sexo pasen a ser inmediatamente reconocidos por la administración federal, independientemente del lugar en el que se hayan celebrado, en ámbitos como el fiscal, el migratorio o las pensiones. También supondrá el acceso a los beneficios sociales para los empleados federales. Las consecuencias políticas y jurídicas de tal decisión en los estados que no permiten aún el matrimonio igualitario están por ver…

Edie Windsor, un nombre para la historia

En el caso de la DOMA, el Tribunal Supremo ha dado la razón a los abogados de Edith (familiarmente “Edie”) Windsor, de 83 años, que a la muerte de su esposa Thea Spyer en 2009 no pudo acogerse a una serie de beneficios para los matrimonios en materia de herencia, lo que la obligó a desembolsar 360.000 dólares en impuestos. Y ello pese a que Windsor y Spyer, pareja durante 44 años, se casaron en Canadá en 2007 y el estado de Nueva York reconoció su matrimonio (aunque Nueva York solo celebra matrimonios entre personas del mismo sexo desde 2011, antes ya reconocía los celebrados fuera).

Windsor reclamó que el no reconocimiento de su matrimonio por la administración federal violó las garantías de igualdad de protección contenidas en la Constitución de los Estados Unidos. Un tribunal federal le dio la razón en primera instancia, fallo que confirmó en octubre de 2012 una Corte Federal de Apelaciones de Nueva York, estableciendo que no existe argumento constitucional que justifique tratarla diferentemente. Se trataba de la segunda sentencia en el mismo sentido dictada a este nivel jurídico, ya que antes había sido una Corte Federal de Apelaciones de Boston la que reafirmaba otra sentencia de inconstitucionalidad contra la DOMA, dictada en este caso en Massachusetts. Eran las dos sentencias más importantes, pero no las únicas. El Supremo coincide ahora con ellas.

Ya el Gobierno de Estados Unidos, de hecho, era un convencido de la inconstitucionalidad de la DOMA. A principios de 2011 decidía dejar de defenderla en los tribunales civiles (posteriormente tomó la misma decisión en el ámbito militar). La propia administración Obama, en un informe jurídico presentado ante el Supremo en febrero, pedía su declaración de inconstitucionalidad, en concreto de su sección 3, la que impide a la administración federal el reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Insertamos a continuación la declaración formal de Edie Windsor una vez conocida la noticia. Nosotros nos quedamos con la última frase: “Si tenía que sobrevivir a Thea… ¡Qué forma tan gloriosa de hacerlo! ¡Ella estaría tan contenta!”.

 California: el Supremo considera que no había caso…

Por lo que se refiere a California, la prohibición a las parejas del mismo sexo de contraer matrimonio (Proposición 8, aprobada en referéndum en 2008) fue declarada inconstitucional en agosto de 2010 por el juez federal Vaughn Walker. La sentencia fue cautelarmente suspendida por la Corte de Apelaciones de San Francisco, ante la cual los grupos defensores de la Proposición 8 apelaron. Tras una disputa jurídica sobre si tenían derecho a hacerlo (el estado de California, que era en realidad la parte demandada, había decidido no apelar y dar por buena la sentencia de Walker) la Corte Suprema de California se lo permitió. Finalmente, el panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones al que correspondía examinar el recurso se pronunció y ratificó la inconstitucionalidad de la Proposición 8, si bien con una argumentación “más tibia”: consideraba simplemente que es inconstitucional que un estado retire a una minoría un derecho fundamental que ese mismo estado le había reconocido previamente sin que medie una razón legítima para ello (durante varios meses gays y lesbianas sí pudieron casarse en California).

Los contrarios al matrimonio igualitario intentaron que la Corte reexaminara el caso con una composición más amplia (once jueces), pero la solicitud fue rechazada el pasaso junio. A los contrarios al matrimonio igualitario ya solo les quedaba una salida: recurrir al Tribunal Supremo de Estados Unidos, tal y como finalmente hicieron. Finalmente el Supremo ha preferido no entrar en el fondo del asunto y simplemente ha considerado que, en efecto, los defensores de la Proposición 8 carecían del derecho a apelar. No había caso.

El gobernador de California prepara las bodas

Poco ha tardado el gobernador de California, Jerry Brown, en ordenar que se emita una circular recordando a los funcionarios que en cuanto la Corte de Apelaciones haga oficial que la suspensión cautelar de la sentencia de inconstitucionalidad deja de estar en vigor emitan los correspondientes licencias de matrimonio. Todo apunta a que la reanudación de las bodas entre personas del mismo sexo en California es cuestión de días.

Algunas reacciones

Es materialmente imposible recoger todas las reacciones que se han ido sucediendo a lo largo del día, pero nos quedamos con algunas de las más significativas. Entre las positivas hay que destacar la del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que además de mostrar su alegría en Twitter emitía un comunicado oficial anunciando además que ha ordenado al fiscal general la revisión inmediata de todos aquellos estatutos federales que puedan verse afectados por la histórica sentencia.

Obama ha llamado por teléfono, para felicitarles personalmente, tanto a Edie Windsor como al presidente de la organización Human Rights Campaign, Chad Griffin, que en ese momento se encontraba acompañando a Kris Perry y Sandy Stier, la pareja californiana que ha encarnado la lucha legal contra la Proposición 8:

También mostraban su alegría, a través de un comunicado, Bill y Hillary Clinton, así como la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, o el presidente del comité judicial del Senado, el también demócrata Patrick Leahy.

Entre las reacciones negativas, las de numerosos políticos republicanos, sobre todo del sector más conservador de ese partido. Entre ellos, el senador Marco Rubio, que ha calificado la decisión del Supremo como “un error”, o la representante Michele Bachmann, que ha llegado a expresar que “el matrimonio fue creado por la mano de Dios. Ningún hombre, ni siquiera el Tribunal Supremo, pueden deshacer lo que el sagrado Dios ha instituido”. El exgobernador de Arkansas y excandidato presidencial Mike Huckabee, por su parte, afirmaba en Twitter que “Jesús ha llorado”.

Más comedido se mostraba en su comunicado el speaker de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, que se limitaba a expresar su deseo de que muchos estados del país sigan prohibiendo la celebración de los matrimonios entre personas del mismo sexo. “Estoy obviamente decepcionado con el fallo, pero es necesario proteger nuestro sistema de garantías y equilibrios. El debate sobre el matrimonio continuará sobre la mesa con fuerza, y es mi esperanza que los estados sigan definiendo el matrimonio como entre un hombre y una mujer”, afirmaba. Boehner, no conviene olvidarlo, lideró a la mayoría republicana de la Cámara de Representantes a la hora de ejercer el papel de defensor de la DOMA ante los tribunales en lugar de la administración Obama. De hecho la Cámara habría gastado al menos casi millón y medio de dólares en ello, un gasto denunciado por los demócratas, y que ahora se ha revelado además inútil…

—————————————————

Fallo United States v. Windsor (DOMA): descarga aquí.
Fallo Hollingsworth v. Perry (Proposición 8): descarga aquí.

Veces compartido
Comentarios
  1. Santi
  2. Nazareno
  3. Nazareno
  4. Nazareno
  5. Nazareno
  6. paucazorla
  7. Oscar
  8. Ryszard
  9. Jónsson
  10. elio cesar
  11. YoClaudio
  12. DexterMorgan
  13. Xavi2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas para enfatizar texto o enlazar páginas: <em>Para texto en cursiva</em>, <strong>para texto en negrita </strong>, <a href="http://www.google.es" title="Un buscador"> Google<a> para enlazar páginas web, <del>para mostrar texto tachado</del>, <blockquote> para citar textos largos de varios párrafos</blockquote> y <q>para citar textos cortos de un solo párrafo</q>

Dosmanzanas quiere darte las gracias por dejar tu comentario en esta entrada, pero debe recordarte que la educación es la base fundamental para poder participar. No admitiremos los comentarios fuera de tono, con insultos o incitación a la violencia, o cuya finalidad sea provocar y distorsionar intencionadamente los debates. Dosmanzanas se reserva el derecho de borrar inmediatamente el comentario sin necesidad de notificarlo a su autor.

Veces compartido

Al navegar por nuestra web, aceptas el uso de las cookies. Más información

POLITICA DE COOKIES

Utilizamos cookies para facilitar el uso de nuestra página web. Las cookies son pequeños ficheros de texto que su navegador almacena en el disco duro de su ordenador y que son necesarias para utilizar nuestra página web. Las utilizamos para entender mejor la manera en la que se usa nuestra página web y de esta manera poder mejorar consecuentemente el proceso de navegación. Las cookies son el referente que nos indica, por ejemplo, si una página de nuestra web ha sido vista con anterioridad, o si su visita es nueva o recurrente. Las cookies que utilizamos no almacenan datos personal alguno, ni ningún tipo de información que pueda identificarle. En caso de no querer recibir cookies, por favor configure su navegador de Internet para que las borre del disco duro de su ordenador, las bloquee o le avise en caso de instalación de las mismas.

Cerrar